fbpx

Santa Clarita Diet

4.1Artículo

Volvió la comedia de Drew Barrymore ¡y mejor que nunca!

Hace 1 año
Por

Las primeras dos temporadas de Santa Clarita Diet sorprendieron a propios y extraños. Por esa razón Netflix confió en ellos para sacar una tercera parte, y la serie volvió a cumplir con la que puede ser su mejor temporada hasta ahora.

A la historia base del show se le fueron agregando de a poco algunos condimentos para hacerla cada vez más bizarra. En esta entrega el programa aceleró hacia ese camino y no pudo haber sido una mejor decisión.

Desde una religión nueva, hasta una secta de asesinos, pasando por historias de amor y una nueva oleada zombie, la tercera temporada de Santa Clarita Diet lo tiene todo.

1 Lo ridículo de la historia

En esta época ya no se va a inventar nada nuevo en cuanto al relato o concepto de una serie, pero sí se pueden combinar ciertas narrativas o temas para generar algo diferente, y de eso se trata Santa Clarita Diet.

Fuente: Netflix

En la ultima década los shows basados en apocalipsis zombies se repitieron una y otra vez, en diferentes países, con distintos virus y resultados varios. La serie toma esto y lo transforma, brillantemente, en una comedia, dándonos una perspectiva nueva de los “zombies”, y en la temporada 3 se llega a tonos muy bizarros

¿Qué pasaría si quienes se transforman siguen viviendo como si nada, solo que ahora les apetece comerse un ser humano? ¿Y si eso se usara para hacer justicia? ¿Y si se formara una religión en torno a ello? ¿Y si los virus cobraran vida? Los puntos ridículos que toca la serie en cuanto a este tema la hacen genial.

2 Los personajes secundarios

En muchos programas los llamados “personajes secundarios”no suelen brillar, por así decirlo. Están allí solo para ocupar un lugar, rellenar un espacio dentro de la narración y poco más.

Los mejores shows son los que hacen de esos personajes algo atractivo, un punto alto dentro la serie como, por ejemplo, Los Simpson o Game of Thrones. No hay necesidad de comparar a Santa Clarita Diet con esos clásicos, pero sus personajes secundarios realmente se destacan en cada una de sus temporadas.

Fuente: Netflix

Lisa (Mary Elizabeth Elis), Rick (Richard T. Jones), Jean (Linda Javin), Gary (Alan Tudyk), Mrs. Bakavic (Grace Zabriskie) son algunas muestras. Jean es el personaje más cómico de la temporada 3, Lisa también se lleva muchos grandes momento y Tommy (Esthan Suplee) es un genial villano transformado en un aún mejor vecino y aliado. 

Todo excelente.

3 Sheila y Joel

Drew Barrimore se destaca por encima de todo el elenco. Es SU show, es la estrella número 1 y demás, pero la química que tiene con Timothy Olyphant le agrega un condimento muy especial al programa.

Joel y Sheila son la pareja perfecta imperfecta (si eso tiene algún sentido); se complementan de forma excelente, pero sus formas de actuar y de pensar ante cada obstáculo que se les pone en el camino es muy diferente y desde allí parte la comedia.

Fuente: Netflix

La primera y segunda temporada fueron geniales desde el punto en que Joel trataba de no morir de nervios y ansiedad mientras trataba de ayudar a Sheila a cazar personas. Pero el enfoque en la tercera entrega cambia, y ese ya no es el trabajo de Joel. Hay cierta tensión entre ambos porque surge la siguiente pregunta: ¿qué pasa si Sheila lo muerde y pueden vivir ambos para siempre? Además él emprende un camino bastante extraño al ser el protector/cazador de Sheila para mantenerla a salvo y eso nos da unas excelentes escenas con Joel y Eric realizando videos para que él parezca un asesino en serie.

4 Eric y Abby

La historia de amor entre ambos siempre estuvo desarrollándose por detrás de la narrativa central del programa, pero todos la anticipábamos. Además, la dinámica entre ellos era estupenda y Eric es uno de los mejores personajes del show.

En esta temporada el rol de los dos dentro del show se eleva y son parte principal de todas las historias, por lo cual tienen más tiempo en pantalla y su historia romántica avanza varios casilleros. Eso es fantástico.

Fuente: Netflix

Como dije antes, Eric es uno de los personajes más graciosos de la serie, tal vez el más cómico, y que se le haya dado más atención hace que la serie mejore. La química entre él y Abby y como ambos la van manejando tiene una gran narración. El final también ayuda mucho y nos deja con una sensación de satisfacción única.

Ojalá Netflix renueve a Santa Clarita Diet para seguir esta historia principalmente.

Más sobre
esta serie

Santa Clarita Diet

4.1
  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Comedia
  • Terror
  • Año de inicio
  • 2017
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Santa Clarita Diet (2017)

Hoy