Killing Eve

Artículo

Una segunda temporada que mantuvo su nivel de excelencia

Hace 2 años
Por

Es verdad que todos los seriéfilos sufrimos mucho cuando se avecina la segunda temporada de una serie que nos ha encantado por el miedo a que no esté a la altura. Con Killing Eve el riesgo era doble, porque se trata de una de las series de 2018 más aclamadas por la crítica. Para satisfacción de todos, los nuevos ocho episodios aumentaron la calidad, entregándonos una temporada emocionante, y vibrante, con actuaciones inolvidables.

En la primera temporada mucho se habló de la actriz Sandra Oh en el papel de Eve y se olvidó de hablar de su contraparte, Jodie Comer: porque sí, absolutamente el personaje Villanelle se roba todo el show y, por ende, nuestras palmas.

Fuente: BBC America

Esta segunda temporada explora a fondo la relación entre Eve y Villanelle, una relación obsesiva y nociva, pero que es imposible no dejar atraparse por ella. Ambos personajes, estando juntos, derrochan una sensualidad increíble y se complementan perfectamente, lo que los convierte en la mancuerna perfecta a la hora de atrapar a otros psicópatas.

En esta ocasión, el M16 y Eve se ponen a trabajar con Villanelle mientras ella rechaza que algo ha cambiado en su interior a partir de ser apuñalada en el final de la temporada pasada. Por más que intenta mantenerse del lado de los buenos, algo la arrastra al lado oscuro; por supuesto, esto la lleva directamente hacia Villanelle.

No podemos negar que toda esta dinámica nos recuerda a la relación que Will y Hannibal tenían en Hannibal, la espectacular serie creada por Bryan Fuller y que tristemente NBC canceló tras tres temporadas. Eve y Villanelle son iguales y su relación les hace daño.

Fuente: BBC America

Por otro lado, la serie nos muestra cómo el mundo no se divide precisamente en buenos y malos pues Eve, quien cree trabajar para los primeros, se da cuenta que había sido manipulada y usada debido a su relación con Villanelle, algo que ella no está dispuesta a tolerar. Por ese motivo, Eve se va del lado de Villanelle hasta que aprende por las malas que esta asesina tampoco es honesta y también la había manejado para sacar lo peor de ella, y aunque la orilla a hacer algo que deseaba, matar a alguien, no le gustó que fuera obligada.

Esta temporada termina de nuevo con un gran cliffhanger: Villanelle no está dispuesta a perder a Eve, piensa que ella es su propiedad, y le dispara dejándola en el suelo.

:O

Fuente: BBC America

En resumen, la segunda temporada de Killing Eve ha mantenido el nivel de la primera, incluso superándola, y nos deja con ganas de ver más la dinámica de esta pareja y de conocer a los 12, los verdaderos jefes que mueven los hilos, los mismos que de seguro, a partir de ahora, comenzarán a perseguir a Eve, si es que sobrevive…

Fuente: BBC America

Más sobre
esta serie

Hoy