#LaPeste Artículo

Un viaje a las raíces de la españolidad y el crisol de razas

En el siglo XVI, la ciudad de Sevilla era considerada la metrópoli más importante del Viejo Mundo. Su riqueza se basaba en el comercio internacional, puesto que el Puerto de Indias le aseguraba el monopolio estatal de la comunicación con las nuevas tierras americanas. Los mercaderes de todas partes de Europa desembarcaban en esta ciudad seducidos por el prolífico tráfico de oro y plata. A su vez, Sevilla también era un epicentro cultural marcado por la llegada de prestigiosos artistas y la corriente renacentista que moldeaba la arquitectura de los palacios y edificios públicos de la ciudad. Sin embargo, a fines de siglo la ciudad empieza a dar sus primeras muestras de decadencia cuando el pueblo se ve asolado por una grave epidemia que pone en peligro la actividad económica y con ella el futuro de la corona.

La serie de Movistar+ creada por el director Alberto Rodríguez (La Isla Mínima) y el guionista Rafael Cobos constituye la ficción más costosa de España. Con rigurosidad histórica y un destacado diseño de producción, La Peste nos brinda una imagen realista de aquella prestigiosa ciudad que alguna vez fue la Sevilla del Siglo de Oro.

En esta nota, te contamos algunos datos a tener en cuenta sobre esta gran apuesta española.

1 Personajes

La historia da inicio con el regreso de Mateo Núñez (Pablo Molinero) un ex protestante perseguido por imprimir libros prohibidos que decide volver a Sevilla para hacerse cargo del hijo bastardo de German, un colega del ejército fallecido. En su intento de huir con el joven a América, Núñez es detenido por la Santa Inquisición al mando de Celso de Guevara (Manuel Solo). El inquisidor le perdona la vida, pero a cambio Núñez deberá encontrar al responsable de unos misteriosos asesinatos con tintes diabólicos.

Por otro lado, la serie nos presenta a Luis de Zúñiga (Paco León), un poderoso artista y comerciante que se codea con la elite y aborrece la burocracia eclesiástica. Zúñiga es también uno de los amigos más antiguos de Mateo y por ello le proporciona protección en su palacio. Tras los primeros brotes de peste entre la población, Zuñiga intenta convencer a los políticos de la ciudad para esconder la situación y así lograr que el puerto permanezca abierto.

Entre los personajes femeninos encontramos a Teresa Pinelo (Patricia López Arnaiz), la viuda de Germán que posee un gran talento para el arte, pero que se ve obligada a firmar sus cuadros con el nombre de su padre ya que nadie los compraría si supieran que fueron hechos por una mujer. Teresa se ve atraída por la belleza y el espíritu emancipador de Eugenia (Cecilia Gómez), una joven prostituta a la que decide comprar como modelo para una serie de cuadros inspirados en las mujeres de la calle.

Por último, es menester nombrar a Valerio Huertas (Sergio Castellanos), el hijo extramatrimonial del difunto German. Este niño salvaje es un sobreviviente de las calles que sueña con viajar al Nuevo Mundo y pasa sus días llevándole comida a los enfermos de la peste. Los pueblerinos lo consideran un bandido enviado por el demonio. Es apodado El Inmortal gracias a su fortaleza para burlar la enfermedad.

2 La ciudad de los contrastes

Para los extranjeros Sevilla era concebida como una nueva Roma, un sitio esperanzador para todo aquel que deseaba ascender en la escala social. Sin embargo, la realidad distaba mucho de ese imaginario colectivo. Además de sus esplendorosos edificios y el constante flujo comercial, la Sevilla de la edad moderna era una ciudad precaria donde las tres cuartas partas de la población la conformaban los trabajadores que vivían hacinados en pequeñas chozas repletas de barro. La presencia de ratas en las calles era parte característica del lugar. La suciedad, los olores nauseabundos y la contaminación de las aguas promovían la aparición y rápida propagación de enfermedades de todo tipo.

3 Una carrera contra la muerte

La peste de finales del siglo XVI en Sevilla fue solo una de las tantas epidemias que atacaron la ciudad desde el año 1350. Esta enfermedad no hacía distinción entre los pobladores humildes, comerciantes y nobles, todos eran propensos al contagio. Por aquella época, a los infectados se los separaba de sus familias y al morir eran quemados junto a todas sus pertenencias, sin posibilidad de brindarles siquiera un funeral.

La peste bubónica terminó con la vida de 60 mil personas, alrededor del 45% de la población. 

4 Producción

Para los 6 capítulos que componen la primera temporada de La Peste se han invertido un total de 10 millones de euros, consolidándose como la producción televisiva española más cara de la historia.

La meticulosa recreación de Sevilla se llevó a cabo en distintas ciudades de España como Osuna, Carmona, Guadaíra y por supuesto la misma Sevilla, abarcando más de 100 locaciones naturales ricas en contenido histórico. Los vestuarios, los decorados y la adaptación de sus plazas, edificios gubernamentales y calles laberínticas dan cuenta de la calidad artística que ostenta esta mega producción.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.