Arrow

4.1Recap

Brothers & Sisters

Hace 3 meses
Por

Antes de comenzar con este recap debemos hacer un minuto de silencio. Luego del episodio de la semana pasada, Stephen Amell anunció que la serie llegará a su final a fin de año. Dentro de unos meses la séptima temporada se termina y después tendremos diez episodios más para cerrar con la historia de Oliver Queen y su familia. Mucho se especuló desde el croossover de este año cuando Olie hizo un trato que en teoría, salvaría a Barry y Kara en ese momento, pero que en el futuro debía pagarlo para equilibrar la balanza. Probablemente esto signifique que el capítulo nueve de la octava temporada de Arrow será el cierre del crossover y que en el décimo nos despediremos del show para siempre. Lo único que diré ahora es gracias Stephen, sin tu fuerza no tendríamos el Arrowverse, si crees que es tiempo de colgar el arco, vamos a respetar tu decisión y vamos a estar agradecidos para siempre.

Dicho esto, es tiempo de empezar con el recap de esta semana. Antes de la noticia estaba en plan: “Emiko tiene que aprender a ser The Green Arrow, debe destruir a Dante para salvar a su hermano y cuando Oliver muera en Crisis, ella tomará su lugar”. Ahora, luego del anuncio, ya no sé qué puede pasar y aunque eso es bueno, sólo sé que los vamos a extrañar un montón. Durante este capítulo vimos como Emiko y Oliver se acercaban cada vez más. La confianza de ella hacia él era muy importante y aunque costó, la consiguió. Oliver necesita aprender otra vez a ser hermano. Con Thea era todo mucho más sencillo, pero ellos son completos desconocidos y aunque él se siente culpable por un montón de cosas, tiene que estar con la guardia en alto porque se viene una catarata de decepciones.

La aparición de Dante en el búnker de Emiko al final del capítulo nos ayudó a entender un montón de cosas y aunque las puertas siguen abiertas para dejar entrar a las teorias sin sentido, ahora hay un montón de cosas que se pueden explicar. Un ejemplo es la manera que tiene Emiko de pelear. La realidad es que sabemos lo difícil que es dominar la técnica y ella es muy buena. Esto no está mal porque con entrenamiento todos pueden llegar a ser así de geniales. El tema es que no daban los años para que ella se convierta en esta arquera letal, pero ahora, con la presencia de Dante, podemos asegurar que viene entrenando hace mucho para llegar a donde llegó. Las preguntas que tenemos ahora son más que nada por la elección del outfit y la única respuesta que se me ocurre es que Dante la llevó indirectamente a que tome el lugar Oliver para que cuando llegue se acerque a él. Siento que ella no tiene idea de las intenciones de su entrenador, pero me parece que todo indicaría a que esto es un gran plan maquiavélico de Dante para que Oliver no esté al 100%.

En este episodio lo conocimos al villano del resto de la temporada y quizás del resto de la serie. Pero lo que pudimos ver de él es que es una especie de Ra’s Al Ghul pero más rápido, ligero y empresario. Se nota también que tiene la impunidad para matar a una princesa o a un director de ARGUS, pero que también puede causar una revolución moviendo los hilos necesarios. Su aparición también coincidió con la muerte de Ricardo Díaz y aunque me hubiese gustado que muera de otra manera, la realidad es que con este episodio, su historia ya había terminado. A Oliver, The Dragon no le movía un pelo y la única que seguía realmente asustada por la seguridad de su familia era Felicity, así que ella debía tener su cierre. Por suerte, lo tuvo. Estuvo frente a frente con su peor miedo, pero aunque pudo haberlo matado de una vez por toda, lo único que debía hacer era demostrar que ella era la mejor persona de la habitación.

Bueno, hablemos del futuro porque es muy interesante lo que está sucediendo allá. Por un lado quiero que discutamos lo bien escrita que está la temporada de Arrow. En estos momentos tenemos conflictos que van y vienen en el tiempo pero que siempre tienen un hilo conductor entre ellos. En este capítulo fueron los hermanos y las hermanas, así que nos vamos al futuro para hablar de Mía y William. Los dos tiene una muy buena química en pantalla y verlos pasar de miedo y odio, a hermandad, fue muy lindo. Lo que podemos sacar de las conversaciones es que las cosas están muy mal y lo primero que quiero destacar es la falta de comunicación con William. Por lo que vimos en el presente, Oliver está tratando de llamar a su hijo pero él nunca lo antiende. Por lo que vimos en el futuro, William dice que nunca lo llamaron y que lo abandonaron, así que ahí hay algo muy raro.

A esto debemos sumarle todo lo que dice Mía sobre su padre y su madre. Todos la conocemos a Felicity y ella no hubiese abandonado a William, ni siquiera si Oliver está muerto, cosa que creo que sucederá. Mía nos da a entender que nunca conoció a Ollie y que toda su vida creció odiando a los vigilantes. También vimos que Diggle sabe la verdad, pero que el resto del team no. Por ende, qué pasó en el medio es lo que nos debemos preguntar. La realidad es que si Felicity hubiese estado embarazada, todo el mundo tendría que saberlo. Salvo que el show termine en los próximos dos meses (en la diegesis) y nunca llegan a verle crecer la panza. También podría haber una elipsis temporal en la que Felicity desaparece con el bebé antes de que se le note la panza y vuelve sin panza pero como es muy peligroso Star City, decide esconder la verdad….

Más sobre
esta serie

Arrow

4.1
  • Emisión
  • DC
  • Géneros
  • Acción
  • Drama
  • Policial
  • Superhéroes
  • Año de inicio
  • 2012
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Arrow (2012)

Continuar leyendo

Hoy