fbpx

Game of Thrones

4.6Recap

The Long Night

Hace 7 meses
Por

¿Tienen sombreros en sus casas? Bueno, vayan a buscarlo, sigan con la TV o dispositivo en HBO, pónganse el sombrero y sáquenselo en demostración de respeto: el último episodio de Game Of Thrones es una oda a cómo llevar adelante casi 1 hora y media de batalla, señoras y señores, y no exageramos por fanatismo, es una verdad, y la verdad no se puede ocultar.

Pero momento: vuelvan a tomar el sombrero, sigan con la TV o dispositivo en HBO y sáquenselo en demostración de a los guionistas: ni nosotros como It’s Spoiler Time ni ningún otro medio acertó en casi nada de nada, ni en las muertes ni en el terrible final.

Fuente: HBO

¿Qué decir de la batalla? Nada, solamente que si tuvimos con suerte 20 o 30 líneas de diálogo fue mucho. Y eso es perfecto. ¿O acaso en las guerras se debate todo el tiempo? No. Peleas, peleas y peleas… Buscamos eso, lo encontramos y lo valoramos muchísimo, tal vez menos de lo que se merece.

La tensión fue lo que predominó: los primeros minutos nos dejó helados, como al Ejército de la Noche. Pero esa tensión siguió y siguió y siguió: no hubo un poco de descanso. Pensémoslo: ya ni siquiera estábamos preocupados por la suerte de nuestros personajes favoritos porque TODO se fue a cualquier lado, todo era tener el corazón en la boca, todo era pensar y pensar teorías y soluciones a cada escena que enfrentábamos.

Nota: Antes que nada, perdón por la manera de hilar las escenas, pero hay momentos que remiten a otros constantemente, y por eso armaremos un croquis un tanto extraño, pero que cerrará.

Fuente: HBO

La llegada de Melisandre fue el primer cachetazo, y se empezó a construir, por lo menos en nuestras cabezas, algo raro: ¿cómo llegó desde el lado de los muertos y ayuda a los vivos? A su vez, la charla con Arya fue lo más raro: sentimos que al decirle “¿qué le decimos al Dios de la Muerte?” podría llegar a ser Syrio Forel. Pero no: murió como lo anticipó, al amanecer.

Por otro lado, tenemos la historia del Rey de la Noche. TODOS pero TODOS pensamos que no iba a participar de la batalla, y lo hizo… ¡Y CÓMO! Sobre el lomo de Viserion (¡ÉPICAS LAS BATALLAS EN EL AIRE! ¡POR FAVOR!), a pie, resucitando muertos, obligando a que la batalla sea totalmente descarnizada. Increíble. Y ni hablar cuando Daenerys lo baña en fuego. No paramos de preguntarnos si era finalmente cierta la teoría que decía que el Night King era la tercera cabeza del dragón del escudo de los Targaryen

Fuente: HBO

Tyrion fue otro personaje que nos generó mucha ansiedad (nueva tensión, su relación con Sansa): aún no sabemos qué le está pasando, aún no sabemos cómo seguirá su vida, pero que está comprometido con los vivos, lo está.

Bran también acoto su cuota a la tensión generalizada: diciendo nada, hizo todo. ¿Acaso ninguno de ustedes le gritó a la TV / dispositivo para que el Cuervo de Tres Ojos solucione ALGO de una vez desde que se apoderó de la bandada de cuervos hasta ese final que fue DEMASIADO fuerte? No nos mientan, no les creemos.

Fuente: HBO

Repetimos: la tensión viajó durante los más de 80 minutos de episodio, pero debemos recalcar que desde que el Rey de la Noche llegó cerca de Bran hasta el final, vivimos los minutos más largos que cualquier seriéfilo puede llegar a vivir. No había solución, no había forma de lograr la victoria: Jon no podía pegar un brinco mágico sobre Viserion; Theon no iba a derrotar al Night King; Bran mismo no iba a hacer nada, como viene sucediendo hace episodios. Y entonces, ese momento: Arya, la salvadora, la que en verdad se merece Reina de Westeros y más allá; la que creció sustancialmente a lo largo de las temporadas tanto física como mentalmente; la que se redimió con sus más acérrimos enemigos; merecía este final, merecía salvar a su lugar, al que tanto le costó llegar, por el que tanto luchó y seguirá luchando.

Fuente: HBO

De los muertos no tenemos mucho para decir más allá que la partida de Lyanna Mormont la sentimos muy apresurada, sobre todo porque su primo, Jorah, también falleció: una Casa menos en Game Of Thrones. Beric , Edd y Theon eran obvios.

Lo sabemos porque lo estamos viendo en las redes: muchos están decepcionados porque querían ver una última mega batalla de TODOS los vivos contra TODOS los muertos en la que Cersei y su Compañía Dorada tomen partido. No se dará… ¿pero qué más da? Acabamos de ver la mejor batalla de la historia del arte audiovisual. Disfrutemos y agradezcamos estar vivos y haberla visto.

Más sobre
esta serie

Game of Thrones

4.6
  • Emisión
  • HBO
  • Géneros
  • Aventura
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Drama
  • Año de inicio
  • 2011
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Game of Thrones (2011)

Continuar leyendo

Hoy