#Insecure Recap

High-Like

Beyonce or bust
No se discute…
Las chicas planean hacer una última salida loca entre todas, antes de que Tiffany dé a luz ¿Y qué mejor que Beyonce en Coachella? ¿Eh?
Bueno, quizá evitarse el problema de ir para no verla finalmente, ¿Cierto?
Es un episodio un tanto disperso, sin demasiada línea argumental y con algún momento lamentable… pero, superémoslo!

Día 1:

Finaliza la primera jornada... no fueron a Coachella - Fuente: HBO

Issa no tiene empleo, le pegó la tan esperada patada a We got y’all y ahora es Lyft a tiempo completo. Aquí nos bombardean con la publicidad encubierta de esta app, pontificándonos su utilidad.
Le realiza mandados a Molly también, pero sabe que su meta es trabajar con la inserción social de jóvenes a través de la música.
Las amigas (Issa, Molly, Tiffany y Kelly) alquilaron una casa (sí, también mediante una app que paga la mención) cerca de donde será el Coachella, la idea es ir a ver a Beyonce. Hasta ahí el plan.
Molly, para que no le quiten importancia en el trabajo termina comprometiéndose para laborar e intenta cancelar la salida. Lo que es abortado por Issa.
Desde su ardiente chapuzón de polizón con Nathan, no se contactaron más, el por qué no queda claro, habiendo tenido tan buena vibra.
Llegan a la casa y -esperando a Molly– se quedan dormidas. Primera noche, sin Coachella.

Día 2:

Llega la troupe a Coachella, ya no hay señal de móvil - Fuente: HBO

Canta Beyonce!
Issa se despierta con toda la energía y obliga al resto del grupo a ir a una pool-party que se desarrolla en el hotel donde paran Nathan y dos amigos.
Al llegar, los no embarazados consumen éxtasis y comienzan a darse diálogos muy divertidos.
En un punto deciden irse a Coachella.

Pasión en el Ferris Wheel - Fuente: HBO

Cuando Issa y Nathan quedan solos ella comienza a recriminarle no haberla contactado desde aquella salida.
Se montan en la vuelta al mundo y quedan trabados estando arriba (como en tantas otras series-películas). Allí, obviamente, deciden pasar a los hechos.

El conflicto, también esperable, se da cuando Molly y Kelly (drogadas) y Tiffany (embarazada) quedan a cargo de cuidar el lugar en el campo, lo cual termina siendo imposible, allí Kelly -de forma completamente injustificada- se pone violenta y acaba consiguiendo que los expulsen a todos.
Por alguna razón Issa se echa la culpa de lo acontecido y no para de repetírselo a todas, una y otra, otra y otra vez hasta el aburrimiento.

Fin de la segunda noche - Fuente: HBO

Al volver, Dee, a la casa rentada nota que todo está mal, Kelly se hizo pis encima (porque le aplicaron un taser), Tiffany comió marihuana y Molly recibió la nota de que en el trabajo su compañero la iba a dejar mal parada. Deciden, dormir y dejar todo para la mañana siguiente. O sea, más que Coachella, fue un couchella (¡Porque se quedaron en los sillones!, no pueden superarnos).

Día 3:

Un viaje a la tienda que puede cambiar todo - Fuente: HBO

Cuando las doncellas se despiertan no recuerdan casi nada de lo ocurrido y se van completando la historia.

Tiffany necesita agua, por lo que la protagonista va con ella a un supermercado a comprar, pero a quien se encuentra le deja la boca llena de sonrisa: Lawrence.

Próximos días:

Sonríe Issa, pues no creo que puedas luego. Fuente: HBO

Molly va a tener que seguir pelándose para ser respetada en el trabajo, porque el tema no es estar en un estudio legal de blancos o de negros, sino el ser mujer.
No escapándose de la rutina aburrida de todos los guiones, comenzará el doble juego de Issa con Lawrence y Nathan, supongo que será el primero el ganador por esa idea del “amor verdadero”, pero el tiempo me desmentirá.
Para todas, quién sabe… Beyonce, no… bust (paliza), sí y con todo.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.