Jane the Virgin

Recap

Chapter Seventy-Five

Hace 5 años
Por

Pasan los capítulos y siento que podría ver cuarenta años de Jane The Virgin y no me molestaría. La serie siempre evoluciona y al poder explotar al género de las telenovelas, siempre encuentran una nueva vuelta que te engancha y te hacer seguir viendo. Pero no sólo por esto la amamos, ésta es una serie que enseña mucho y no hay nada más lindo que aprender. En este episodio mencionaron entre otras cosas el mal comportamiento de Rafael cuando era jefe y el constante uso del abuso de poder que hacía, usandolo para poder conseguir mujeres. Todos lo recordamos a Raf y entendemos que creció un montón durante estos cuatro años así que siempre vamos a alegrarnos al ver el cómo era y el cómo es hoy.

Entonces, en este capítulo volvieron a un tema del cual se había hablado en su momento con las relaciones entre alumnos y profesores. Es real lo que dice Jane y al ser profesor, uno no debería cruzar la línea con el alumno porque eso cega cualquier tipo de compromiso real que había entre el estudiante y su superior. A esto lo decoramos con algo que gracias a que las mujeres hoy se sienten más seguras, pueden hablar de cosas de su pasado y Jane estuvo ahí. Su dilema era entre dejarla amar o decirle la verdad, que el hombre con el que está teniendo relaciones suele hacer lo mismo con muchas de sus alumnas. Obviamente, Jane hizo lo que debía y habló con esta chica, dándole la posibilidad de elegir qué hacer, ella ahora sabe con qué está tratando y puede mirar para otro lado o hacer como Jane y ayudar a otras mujeres para que no caigan ahí.

Ya que estamos hablando de la protagonista de esta historia, me voy a centrar en la última conversación que tuvo con Rafael en este episodio. Ella confesó que está muy frustrada ya que se imaginó que luego de que su libro saliese, todo sería un éxito pero la realidad es completamente diferente y eso duele. Jane hizo lo imposible para abrir su corazón y terminar su libro, pero las reviews no fueron buenas, esto la puso en pausa con el futuro y la hicieron empezar a trabajar con Petra, que si bien no es lo ideal, es algo. El tema es que con lo del asesinato de Anezka, pausaron su libro, la escuela no funcionó y la realidad es que el mundo es una constante decepción, salvo por Rafael que están haciendo todo muy bien y esperemos que por fin puedan ser felices.

Rafael también está en un momento bastante complejo laboralmente hablando porque si bien tiene trabajo, no es lo que ama. En este capítulo empezó a buscar alguna alternativa y llegó a la conclusión de que lo que mejor sabe hacer es maneja hoteles y si bien es muy complejo el que pueda ponerse otra vez a cargo del suyo, va a tratar de hacer que unos inversores compren uno y le den a él el lugar que se merece. La verdad es que lo escuchamos hablar y si bien nosotros no entendemos nada de hoteles, se lo escucha muy seguro y lo que dice aparenta tener sentido. Entonces, me parece que vamos a ir para ese lado, alguien le dará un hotel y empezará a construir de a poco su imperio. Bah, eso debería pasar, pero seguramente suceden un montón de cosas que lo van a tirar abajo otra vez porque eso es lo que mejor hacen las telenovelas.

Petra está parada sobre un barra de hielo y el agua hace que cada vez sea más finita, por suerte, J.R le contó la verdad sobre el asunto y ahora pueden trabajar juntas para descubrir quién la quiere ver presa, por qué y para enamorarse más en el camino. Obviamente, Petra está muy enojada ya que por su culpa, sus hijas vieron como se la llevaban presa pero la realidad es que le da mucha tristeza no poder confiar en nadie. Ella es una mujer muy fuerte, pero le cuesta mucho ceder y si cuando lo hace pasan estas cosas, va a llegar el momento en el que no quiera exponerse más por miedo a que todo se le caiga. Lo que sabemos por ahora es que la persona que está detrás de todo esto no es su madre, así que debemos descubrir quién es su nuevo enemigo.

Lo último que hay que comentar es que la relación entre Rogelio y Xiomara no parece estar yendo por un buen rumbo. Parecía que todo estaba bien, pero la verdad es que cada vez que ella trata de decir algo, él la interrumpe con algunos de sus dramas. Nunca habíamos visto una versión tan egoísta de Rogelio y si bien eso no significa que está bien que lo engañe con otra persona, también puede que ese hombre que abrió la puerta sea sólo un amigo con el que habla y nos cortan con suspenso para que pensemos mal sobre ella. Pero si Rogelio no la quiere perder, tiene que entender que su esposa también tiene problemas y si no sabes cuáles son, por lo menos puedes simular que te importan.

Más sobre
esta serie

Hoy

Suscribirse