Limitless

Recap

Undercover!

Hace 6 años
Por

Brian se encuentra con Sands para sacarle información sobre el encargado de pruebas, inculpándolo de su asesinato, a lo que él se desliga, como que todo puede suceder.

Son las 3 A.M. y Naz solicita una reunión urgente a su grupo. Se han robado un disco duro, en la cual figuran 22 agentes encubiertos, corriendo el riesgo que se filtre información. Adrián Vescovi será quien supervisará el trabajo y, para mayores complicaciones, hay 5 agentes de los que se desconoce su paradero.

Brian deberá ir descubriendo uno por uno su localización. El caso particular fue Lucy Church. Por medio de la cantidad de multas recibidas en su Ford Mustang 1968 llevó a Brian a esperarla en Bulevar Ditmars y ¡caray que dio resultado!

Lucy invita a Finch a subir a su carro y luego llama a su jefe Adrian para comunicarle que aún queda pendiente un trabajo para realizar y que hasta que no lo finalice no se presentará. De paso usará a Brian: posee 2 días para conseguirlo.

Comenzamos con una tarjeta que reza El Límite Azul, un servicio de acompañantes (un lavadero de dinero), que no sólo trafica mujeres, sino también que algunas terminan asesinadas. Y esa noche habrá un banquete para empresarios, en el cual podrán investigar mejor si concurren los 2 de encubiertos: Lucy como escort y Brian como empresario.

Mientras tanto Sands y Rebecca poseen una reunión en la que él le ofrece un puesto en su grupo de seguridad privada del senador Morra con una suma muy importante de dinero. Ella queda en pensarlo.

Volviendo a la fiesta, haciendo un trabajo de campo, Brian identifica que Karl Boorman, el jefe de seguridad del evento, es quien posee los pasaportes de las chicas. Pero no estaba ahí. Fue por ello que debió pasar desapercibido como trabajador temporal en un oficina vinculada al caso y ¡¡¡Jackpot!!!, encuentra los pasaportes. Además da con el sitio encubierto, Edelweiss, donde se supone que asesinan a algunas de esas mujeres ilegales.

Para ello se hace pasar por un técnico de internet: detecta que el que está detrás de todo es un tal Gudmund Friedich.

Para mala suerte de Lucy, ya se dio a conocer en la TV la lista de agentes encubiertos, por ende peligra su labor detrás de su ansiada misión.

Rebecca le da su respuesta a Sands, pero previamente le pregunta a él cuál es su precio, ya que lo investigó y es un notable agente del MI-6: sabe que es muy raro el interés de Morra por contratarla. Por eso declina su oferta. Además sospecha que el senador está detrás del NZT.

Me gusta controlar al malo de la película.

— Rebecca Harris

Lucy y Brian encaran a Gudman solicitando que entregue a Karl Booman y a Sergei, los dueños del circo, pero él se niega. Lucy con su arma le apunta y lo intimida. Brian trata de calmarla. Ella le dispara a la pierna y con eso gana tiempo para descubrir más sobre el caso, lo cual sucedió.

Te espero luego… (un post it le deja ella a Brian). Al final ella queda enganchada con Brian y conocía su don. Ella le comenta que no le importa: con o sin NZT le gusta.

Sands ya puso en marcha el plan B para deshacerse de Rebecca.

Más sobre
esta serie

Hoy