Limitless

Recap

A Dog’s Breakfast

Hace 6 años
Por

Luego de su excursión por Rusia, Brian un día debió volver a su antiguo trabajo en el FBI. Naz, muy enojada pero a su vez con una voz muy gentil, le dictó 10 reglas de oro de ahora en más.

Luego del sermón es hora de trabajar, para ello Brian vuelve bajo la supervisión de Rebecca pero esta vez las 24 horas.

Hay un nuevo caso que se refiere a la muerte de un multimillonario, el cual fue encontrado en su casa con una herida en la zona del riñón. Es llamativo ya que sólo fue ese hecho sin nada más robado o corrompido.

Lo primero que hacen es interrogar a su esposa y les cuenta que era un alto benefactor de Biosoma, un laboratorio en el cual estaban fabricando órganos y tejidos en una impresora 3-D, llamado bioprinting. Ya con ese dato se dirigen al laboratorio a investigar un poco más y ver cómo funciona y cómo generan los órganos.

Luego de ahí Brian se retira con un nuevo custodio que fue impuesto por Naz, pero resultó ser un agente de Sands, el cual lo lleva a un encuentro con él para decirle que lo estará vigilando. Después de ahí nuevamente en la oficina recibe un mensaje con un tipo de clave: era Piper que quería tener un encuentro con él, ya que ella también se encuentra en Nueva York.

Naz les facilita un dato sobre un posible sospechoso, ya que había resto de sangre en la escena del crimen: un hindú llamado Rohan Kumar. Al encontrarlo descubren que él había sido embaucado por otras personas. Finch detectó que él había sido donante de riñón.

Toda la sangre en la escena del crimen era de Gordon, pero ¿sabían que el ADN de un órgano de un donante puede ser detectada en el torrente sanguíneo del receptor a veces durante años después del trasplante?

— Brian Finch

Al salir de ahí y dirigirse nuevamente al laboratorio, Brian hace una jugada de comprar en el camino un teléfono desechable para poder arreglar con Piper un encuentro. Al llegar al laboratorio inculpan al dueño de mentir sobre lo realizado en el cuerpo del benefactor ya que el órgano no fue confeccionado, sino donado por el joven hindú, igualmente no era el asesino.

Aún sin conocer quién fue, se le ocurre reunir a su viejo equipo y ver la posibilidad de que uno se ofrezca a realizarse una intervención para poder llamar la atención en la red (Internet) y de ese modo encontrar al responsable. Para ello decide ofrecerse el limpiador de pisos cortándose un poco su pierna que estaba un poco mala.

Al volver a su casa, Brian encuentra la pulsera que Piper usaba cotidianamente pero ensangrentada.

Mientras tanto, en las oficinas del FBI, Boyle le confiesa a Reb que él poseía una píldora de NZT luego de que Casey falleciera.

Volviendo al caso, parece ser que dio resultado el plan y por medio de un sospechoso encontraron varios e-mails emitidos y contestados a la misma casilla.

Caso cerrado: ese correo pertenecía a la viuda del millonario, la cual elaboró todo el plan para matarlo y quedarse con su fortuna. Para deshacerse del riñón se lo dio de comer a su perro.

Ya resuelto el caso, Brian se dirige a tener un encuentro con Morra para decirle que no lastime a Piper, creyendo que fue él quien la mando a herirla. Pero el futuro presidente desconocía de todo lo que estaba hablando.

Ahí mismo Morra le dice que fue el propio Sands que está trabajando para otra gente, que tenga cuidado pero que esté tranquilo.

Sands tiene un nuevo plan para el NZT.

No se trata de quién va a controlar este mundo... se trata de quién va construir el siguiente.

— Senador Eddie Morra

Al salir del encuentro Rebecca lo estaba espiando a la salida y lo siguió hasta su casa, en la cual decide hacerse presente y amenazar a Brian con que cuente la verdad.

Más sobre
esta serie

Hoy