#SharkTankMx Recap

Episodio 6

Otro viernes más frente al televisor, y una semana más que vemos a nuevos emprendedores defendiendo sus compañías y buscando un verdadero inversor.

Así, Shark Tank México nos presentó esta semana a cuatro interesantes proyectos que formaron parte de este sexto capítulo de la segunda temporada.

1 Mexiquilla

Nancy Medrano y Pedro Torres son dos jóvenes empresarios del Estado de México, y fueron los primeros en presentarse en esta jorneada.

Ambos presentaron Mexiquilla, una mantequilla artesanal natural. Nancy explicó que ella fue la que creó la formula con la ayuda de su familia, y Pedro se sumó al proyecto para venderlo ya que consideró su enorme potencial al tratarse de un producto 100% natural, orgánico y muy delicioso.

Así, pidieron 1.2 millones de pesos por el 25% de participación en Mexiquilla.

Lo notable de este producto es que presentaron la mantequilla en un empaque en barra (como los pegamentos de papel) y esto les encantó a los sharks ya que es un método fácil, cómodo y práctico para disfrutar este producto.

Arturo Elías Ayub quedó fascinado con la mantequilla, por lo que propuso asociarse por los 1.2 millones de pesos pero por el 45% de Mexiquilla. Además, reinvirtiendo las utilidades en la misma empresa.

Patricia Armendáriz, Rodrigo Herrera y Jorge Vergara quedaron fuera del trato. El tío Carlos Bremer también quedó fuera, sin antes mencionar que Arturo sería un gran socio.

Sin pensarlo, Nancy y Pedro cerraron el deal con Arturo, y Mexiquilla se quedó con un gran nuevo socio.

2 Interius

Manuel Montes de Oca y Victor Lozano son unos estudiantes que crearon un producto que busca mejorar la seguridad de los mexicanos.

Interius es un sistema de seguridad donde, a través de una aplicación móvil se puede identificar a las visitas, pre-autorizarlas y confirmar el acceso de cualquier visitante de una colonia cerrada y comunicar así esta información en las casetas de vigilancia. Además, ofrecen un botón de pánico para comunicar cualquier tipo de urgencia a las mismas casetas.

La primera pregunta fue: ¿Y si no tienes caseta?

Los emprendedores respondieron que es su plan llevar este producto a todos, pero no es una realidad inmediata. Posteriormente, le pidieron a los tiburones 1.5 millones de pesos por el 30% de participación. 

Los sharks consideraron que el fin es abarcar a más casas y más usuarios, y que esta propuesta era muy limitada, hasta elitista, ya que sólo abarcaba a los barrios cerrados (que ya tienen mucha seguridad).

Así, cada uno de los tiburones fueron quedando fuera del trato. Para los inversionistas les faltó un buen estudio de mercado, y los emprendedores apreciaron los consejos de los sharks. Sin un trato concretado, se retiraron sin no antes expresar la admiración que sienten por estos grandes empresarios.

3 Fertiorin

Víctor Reynoso es un joven destacado en el área química. Con varios premios ganados, incluido el primer lugar y medalla de oro en la feria de ciencias de Canadá, Víctor es una promesa para el futuro de México.

Se presentó al tanque acompañado de su madre, Isela Martínez, que al igual que su marido es química de profesión. Esto dice mucho del por qué el jovencito de tan sólo 16 años tiene tanto talento en este rubro. Juntos, presentaron a Fertiolin.

Este producto es un fertilizante sólido que tiene como ingrediente base la orina humana (¡sí, el pis!). El mismo fue creado por Víctor, quien recurrió a la inversión de los sharks no sólo para ser un exitoso director de una empresa, sino para costear sus estudios universitarios.

Fertiolin ofreció entonces a los tiburones 850 mil pesos por el 35% de participación. Después de explicar las funciones del fertilizante, Víctor se dispuso a presentar su producto a los inversores y no sólo lo expuso en palabras, sino que se dispuso a elaborar el producto en el set.

Una vez que realizó la mezcla de químicos frente a los empresarios, los sharks quedaron más que sorprendidos con la enorme capacidad y talento de este joven emprendedor.

El tema es el siguiente: Fertiolin no salió a la venta, ni está aprobado y tampoco tiene permisos. Arturo Elías dijo que no podría vincularse con un proyecto por estos puntos, pero se moría porque Víctor sea su socio. Es ahí donde los mismos sharks empezaron a pensar en un plan para tener un vínculo con el prometedor científico.

El tío Carlos Bremer salió al rescate con una sugerencia para Arturo: Una beca. Arturo aceptó sin dudar y Carlos también prometió colaborar con sus estudios.

Rodrigo también elogió a Víctor, y junto con Jorge le ofrecieron a Víctor 850 mil pesos por el 35% de participación a cambio de un intercambio de futuros desarrollos. Así, el jovencito no dejaría sus estudios y cuando tenga nuevos proyectos y con toda la experiencia académica, su primera experiencia laboral sería con nada más y nada menos que Rodrigo Herrera y Jorge Vergara como socios. Impresionante. 

Merecidísimo trato para Víctor, y la apuesta de los tiburones fue por la persona y no por la empresa.

4 GasZen

Tres socios cerraron este episodio.

Jennifer Reyna se presentó con Salvador Mora y Javier Dávila. Juntos presentaron a GasZen, una plataforma que a través de un dispositivo que pones en el tanque estacionario de la azotea de cualquier departamento, condominio o casa y se conecta a una aplicación. Así, y a través de la misma, el usuario puede conocer todas las estadísticas de consumo, además de calificar a las empresas de gas y comparar opciones.

Esta start-up de alta tecnología pidió 2 millones de pesos por el 5% de la empresa. Sí, ya lo sé, una valuación altísima. Jennifer explicó que el dinero se invertiría para bajar los costos de producción, sin contar el hecho de tener a los sharks como aliados.

Después de explicar como se instala el dispositivo para medir el gas y de dar a conocer sus costos de producción (46 U$S) y de venta final (76 U$S) empezó la verdadera negociación: Arturo ofreció los 2 millones de pesos, pero por el 20% de participación. A Rodrigo también le gustó el proyecto, y sugirió unirse a Arturo con ese 20% a 1 millón de pesos y 10%  por inversor. Además, prometieron diluir la inversión.

Al tío Carlos también le gustó GasZen y ofreció los 2 millones de pesos por el 15% de participación.

Pero claro, tuvimos contraoferta: 2.5 millones de pesos por el 20% de participación. Los tres tiburones se unirían al trato pero no por ese medio millón de pesos extra. Es decir, 2 millones de pesos por el 20% de GasZen, y lo más importante: Tres poderosos socios.

Jennifer aceptó, y GasZen cerró el trato con Arturo, Rodrigo y Carlos. Una genial negociación de un proyecto con mucho futuro.

Es increíble como vemos proyectos cada vez mejor elaborados y con emprendedores cada vez más preparados dentro del tanque.

Esta segunda temporada de Shark Tank México nos demuestra que en este país las ideas y el impulso empresarial, sobran.

¡Hasta la semana que viene! 🙂

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate