#SharkTankMx Recap

Episodio 10

Y así, sin pensarlo, llegamos a los 10 episodios de esta segunda temporada de Shark Tank México. 

Hoy fueron cuatro proyectos los que se presentaron ante estos poderosos inversionistas. Los tiburones ya no tienen piedad ante las ideas flojas y sin pasión, y buscan emprendedores capaces, apasionados y decididos.

¡Así que vamos con el resumen de esta semana! 😀

1 Ocean Cloud

Eduardo Joloy fue el primero en ingresar al tanque para presentar a Ocean Cloud, un software de gestión para barcos.

Así, con esta herramienta se maneja a la tripulación, el mantenimiento y la bitácora de todo lo que sucede con el barco de manera diaria. Ocean Cloud tiene un manejo online, y el cliente puede ver toda la información en tiempo real a través de la nube.

Así, Eduardo pidió 1 millón de pesos por el 15% de participación.

Después de comentar la importancia de esta herramienta al ser práctica y ágil, llegó la hora de escuchar a los sharks. Patricia Armendáriz hizo la primera oferta: el millón de pesos, pero por el 25% de la compañía.

Rodrigo Herrera, por su parte, ofreció 2 millones de pesos pero pidió el 50% de la compañía más una acción, y ofreció un equipo para poder desarrollar el proyecto. Arturo Elías Ayub y Jorge Vergara quedaron fuera, pero Carlos Bremer también ofertó: el millón de pesos por el 20% de participación.

El emprendedor comentó que no llegó al programa por el dinero, sino que por los socios y sugirió que Rodrigo se una al trato de Carlos y no al revés, ya que no estaba dispuesto a perder el 50% de su empresa. Rodrigo entonces ofreció el millón de pesos por el 30% de Ocean Cloud en conjunto con Carlos (15% por socio). Eduardo contraofertó: un millón de pesos pero por el 25%.

Los sharks aceptaron… ¡Y se cerró el trato! 🙂

2 Check Eat

Y ahora llegó el turno de Marisela Reza y Fabián Rosales, quienes llegaron desde Puebla para presentar a Check Eat.

Check Eat es una plataforma de atención al cliente a los comensales de los restaurantes, donde a través de una aplicación pueden pedir la cuenta, facturar el consumo, hacer un pedido a domicilio, reservaciones y todo a través de una aplicación.

Marisela y Fabián pidieron a los tiburones 850 mil pesos por el 15% de la compañía.

Aunque ya existe mucha competencia, ellos buscan con esta herramienta tener varias aplicaciones en una y así diferenciarse. Para Arturo, no hay una ‘masa crítica’ y sobresalir en este negocio sería difícil y quedó fuera. Patricia también quedó afuera por la falta de expertise y Jorge también se retiró del trato.

Cuando pensaba que nadie le entraría al trato, Rodrigo hizo una oferta muy osada: Los 850 mil pesos, con una disolución conjunta del 30% y otorgar un 70% a otro socio que aportaría publicidad. El resto de los inversionistas no pudieron creer esta propuesta, ya que les pareció exagerada y trataban de comprender la visión de Rodrigo. El tío Carlos quedó fuera, y la oferta de Rodrigo fue la única en este pitch.

Check Eat contraofertó y pidieron los 850 mil pesos pero otorgando el 50% al socio futuro. Rodrigo les sugirió ir con el 70% pero poder renegociar y ver un número que para ambas partes sea el mejor, y lo mejor, si no les parece, pueden retirarse de la alianza con el shark.

Marisela y Fabián aceptaron, y se cerró el segundo deal de la noche.

3 Ted Care

Ulises Carreto, Jessica Hernández y Omar Barrón son tres jóvenes mexicanos que buscaron dar tranquilidad a los nuevos padres con su producto.

Ted Care busca evitar accidentes y cuidar la salud de los bebés con un sistema de monitoreo de sus signos vitales. Esto a través de una banda que controla el ritmo cardíaco, la respiración y la temperatura, enviando los datos a una base y posteriormente a una aplicación para que los padres puedan checar a sus hijos desde cualquier parte y a cualquier hora.

La aplicación tiene tres colores, dependiendo la gravedad del bebé y así poder diferenciar las urgencias. El problema es que Ted Care todavía no salió a la venta y necesita ser perfeccionado.

Los tres emprendedores pidieron entonces 1.3 millones de pesos por el 10% del negocio, para así poder concluir con el desarrollo del mismo. Arturo arrojó la bomba: “Estás valuando una idea que ya existe en 13 millones de pesos. Explícanos por qué”, comentó incrédulo.

Los emprendedores comentaron que una vez que salga a la venta, los números encajarían, pero a Rodrigo le preocupaba otro aspecto. Para él, el aviso sería demasiado tarde ya que una vez que la aplicación marque el color rojo (es decir, el estado más grave), ya sería demasiado tarde. Buen punto, por lo que quedó fuera.

Para Patricia, el proyecto está incompleto y se retiró de la negociación. Carlos dijo que no hay un plan de negocios y quedó fuera al igual que Arturo, que dijo que por muchas razones no se uniría a este deal. Por último, Jorge también se bajó del trato.

Para los tiburones, a los emprendedores le faltó pasión… y no tuvimos trato.

4 Remedios Mágicos

El pitch que cerró este episodio fue de unos productos que buscan retomar el optimismo nato de los mexicanos.

Guadalupe Gómez es la fundadora de Remedios Mágicos y junto con Benjamín Rodríguez, presentó, como ella misma lo mencionó “una botica de ideas y regalos que transmite mensajes positivos a través de la risa y así conectar a la gente con sus emociones, por medio de productos chidos, divertidos e ingeniosos, para gente extraordinaria”.

Para Guadalupe, la esencia de su empresa es el ingenio mexicano y buena vibra. Así, presentaron buenos números de venta, pero además buscan llevar la filosofía de la buena vibra a más lugares.

Remedios Mágicos pidió entonces 2 millones de pesos por el 15% de la empresa. Presumieron la valuación al manifestar que además de las ventas, hay un estimativo de diez mil nuevos clientes. Después de presumir los canales de ingreso monetario de la compañía, llegaron las ofertas.

Arturo lanzó la primera oferta con mucho entusiasmo: los 2 millones de pesos, pero por el 40% de participación. Pero segundos después se lamentaría al ver que Jorge decidió aceptar la propuesta monetaria de Remedios Mágicos por el mismo precio y porcentaje planteado por los emprendedores.

El tío Carlos ofreció los 2 millones de pesos pero por el 20%. Patricia y Rodrigo quedaron fuera, por lo que Guadalupe y Benjamín decidieron contraofertar y por primera vez se llevaron a un shark a la plática privada entre emprendedores. Rodrigo los acompañó en la negociación, aunque Arturo se quejó un poco de esto.

Remedios Mágicos finalmente renegoció una unión entre Arturo, Jorge y Carlos; sugiriendo a los tres tiburones con el 30% (10% por socio) por 2 millones de pesos. El Tío Carlos se retiró del trato para darle una oportunidad de cierre a Arturo, quien se veía muy entusiasmado con este emprendimiento. Así, Bremer sugirió que Arturo y Jorge cierren un trato de 3 millones de pesos, por el 30% de la empresa (15% por socio).

Arturo seguía sin convencerse, pero no se quería bajar del trato. Guadalupe entonces pidió 2.5 millones de pesos por el 30% de Remedios Mágicos en conjunto con Jorge.

Ambos aceptaron y después de una gran negociación, el episodio se cerró con una gran alianza entre dos buenos emprendedores y dos buenísimos sharks.

¡Otro gran capítulo que llegó a su fin!

Además vamos viendo que semana tras semana las negociaciones son cada vez más emocionantes, atrevidas y bien planeadas. Eso quiere decir que los emprendedores aprenden a negociar, y todos vamos aprendiendo más de los mismos tiburones.

Hasta la semana que viene 🙂

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate