#SharkTankMx Recap

Episodio 18

Amiguitos, llegamos al penúltimo episodio de esta segunda temporada Shark Tank México por Canal Sony.

Fue una temporada llena de presentaciones y emprendedores buscando una buena inversión para sus proyectos, pero algo que noté en estos últimos episodios de esta S2, es que los tiburones buscan invertir en proyectos que tengan estos puntos: Innovación, buenos valores, ventas, alcance y por supuesto, rentabilidad. Si cualquier presentación no inspira ninguno de estos adjetivos, los tiburones les darán la espalda.

Este episodio nos demostró que tener ganas e impulso no es suficiente para salir con vida del tanque, también es importante estar preparados y presentar un proyecto sólido. Es por ello que este capítulo nos presentó a cinco pitchs de los cuales sólo uno logró cerrar un trato.

El capítulo arrancó con el caso de éxito de Think & Paint y del presente de la empresa tapatía con su nuevo socio, Jorge Vergara. 

1 Florístika

Elizabeth Ladrón es una experta florista que presentó su marca, Florístika.

Es una empresa de línea de productos florales pensados para ocasiones especiales como ramos y accesorios para quinceañeras y novias. Los arreglos son de buen gusto, y hasta este momento los sharks estaban disfrutando el pitch, pero necesitaban un diferenciador.

Florístika pidió 1.5 millones de pesos, por el 20% del negocio.

Arturo Elías Ayub fue el primero en cuestionar una valuación altísima, y Elizabeth la justificó con sus conocimientos y experiencia en el rubro. Pero eso no es suficiente, porque Rodrigo Herrera le cuestionó el hecho de que las posibilidades de crecer son difíciles si no hay un extra que destaque a Florístika de la enorme competencia.

La emprendedora insistió que lo que ella ofrece es una experiencia de marca y busca identificarse a través de la misma, pero esto finalmente no es un valor agregado.

A eso hay que sumarle el elevado costo final de sus productos. Un ramo simple (aunque se ve muy bonito) tiene un valor en el mercado de 1.800 pesos.

Ningún tiburón quedó convencido con la propuesta de Florístika, y Elizabeth se fue del tanque sin un socio.

2 Buz Game

Buz Game es el proyecto de tres emprendedores: José Antonio Muñoz, Tomás Colás y Esaú Hurtado. Juntos presentaron su empresa, un arcade móvil que va hasta la casa de cualquier niño u adolescente festejado como un complemento a una fiesta de cumpleaños u ocasión especial.

Este concepto es a través de una unidad completamente equipada con consolas de videojuegos, simuladores y algunos valores agregados como la creación de un comic personalizado por artistas mexicanos. Así, el festejado tiene su propio comic donde él es un superhéroe y promociona valores positivos.

Buz Game lanzó su oferta: 1.5 millones de pesos, por el 33% de participación. Justificaron su valuación con el hecho de que es un buen modelo de negocios, pero los sharks quedaron sorprendidos con el alto precio del servicio: 6.000 pesos por 3 horas de uso del arcade móvil.

Patricia Armendáriz, sin decir mucho, quedó fuera. Para Rodrigo, esto no es sano y no saca a los niños del encierro alrededor de la tecnología, y por este mismo motivo también quedó fuera el tío Carlos Bremer. Arturo y Jorge Vergara, se retiraron del trato por la alta valuación.

Así, el segundo pitch de la jornada tampoco pudo conseguir un inversor. Una verdadera pena.

3 Entelequia

Desde el primer momento en que Elizabeth Nava se presentó al tanque, fue inevitable notar su carisma a la hora de dirigirse a los sharks. Firme, segura y con mucha personalidad presentó este proyecto ecológico junto con sus socios, Sergio Galindo y Francisco García. 

Entelequia busca sustituir los vasos, platos y utensilios de plástico y policarbonato por materia prima ecológica y biodegradable. Se pueden congelar y son aptos para microondas y hornos gratinadores, es libre de toxinas y es 100% natural.

La oferta de estos emprendedores fue de 8 millones de pesos, por el 8% de participación en Entelequia. Auch. Esa valuación sí que dolió.

Después de que Elizabeth explique la materia prima de sus envases desechables, compararon precios con la competencia. Sí, Entelequia es el producto más caro del mercado, pero los costos pueden bajar en un 25% si la empresa tiene su propia fábrica y es ahí donde entendemos porque necesitaban tanto dinero.

Arturo no quedó convencido al decir que son distribuidores y con una valuación alta más allá del dinero que necesitan, y quedó fuera. Patricia siente que los costos no cuadran y también se retiró del trato, al igual que Rodrigo al decir que no es el adecuado para ayudarlos con este proyecto.

Jorge, por su parte, si quedó fascinado con Entelequia pero no puede aceptar asociarse con esa valuación tan alta. Y ahí llegó el Tío Carlos al rescate: ofertó 2 millones pesos y un préstamo de 6 millones de pesos, por el 8% de la compañía, y llamó a Jorge a unirse a este trato.

Vergara aceptó unirse al trato, pero por el 10% de participación (5% para cada inversor). Los emprendedores aceptaron, y se retiraron con dos nuevos socios, un poco de capital y un gran préstamo.

4 Inseparable

Nuevamente tres socios llegaron a dar a conocer su proyecto. Rodrigo García se presentó con Priscila Huertas y Jesús Romero a presentar a Inseparable. Este es un proyecto que busca “acercar” a los usuarios con un ser querido ya fallecido, y así generar sentimientos únicos de emoción.

A través de una plataforma web, el usuario elige a las 7 personas más importantes de vida y se generan videos secretos que la empresa se encargará de entregar al destinatario correspondiente. Hay entregas programadas en vida y entregas póstumas.

Inseparable busca ser la primera red emocional a nivel mundial. Por ello pidieron 900 mil pesos, por el 22% de participación y así ayudar al desarrollo del sitio, que se encuentra en versión Beta.

La idea es extraña, ya que hay muchas maneras de hacer llegar un mensaje o video póstumo sin tener que pagar por el mismo. Y para empeorarlo, como está en su versión de prueba, el proyecto no presenta ventas.

Carlos fue el primero en retirarse del trato, y poco después sin dar explicaciones se bajaron Patricia y Jorge. Arturo ya había mencionado que no le gusta lidiar con la muerte, y se fue. Rodrigo les dijo que los recuerdos en vida son los mejores, y fue el último en quedar fuera.

Fue un “Adiós” para Inseparable.

5 Hand School

Alejandro Sánchez y Marco Félix fue la dupla que cerró este decimonoveno episodio.

Según comentan sus creadores, Hand School nace para comunicar las actividades de una escuela y el progreso de los alumnos a través de un canal directo y en tiempo real. La aplicación se puede personalizar con el logo e identificación de cualquier escuela.

Hand School tiene varias secciones en la app como las calificaciones, pagos, calendario de eventos y todo tipo de notificaciones. La renta por el servicio es mensual, y los pagos corren por parte de la escuela asociada más que por parte de los padres de familia.

¿Y qué creen? Otra valuación alta: Alejandro y Marco pidieron 3 millones de pesos, por un porcentaje del 15% del proyecto.

En cuanto a las ventas, los emprendedores comentaron que tienen más de 20 escuelas que ya pagaron por la aplicación y el cobro es de entre 8 a 15 pesos por alumno.

Arturo fue el primero en decir que la idea es vieja y Rodrigo coincidió, agregando que no hay nada nuevo en esta propuesta y ambos fueron los primeros en dar el paso al costado. Carlos insistió con la valuación alta y se retiró del trato, mientras que Patricia dijo que los números no cuadran y también quedó fuera. Por último, Jorge tampoco aprobó esta presentación.

Alejandro y Marco no lograron atrapar a ningún tiburón, pero planean seguir adelante con la app.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate