#Sherlock Recap

The Lying Detective

Por fin el segundo capítulo de la 4ta entrega de Sherlock está aquí y nos dejó a todos los fans muy satisfechos a comparación del episodio anterior. No, no tenemos aún a nuestro amado Moriarty, pero sí a un villano que por su aspecto físico nos recuerda un poco a Donald Trump y que será todo un desafío para nuestro detective.

Los primeros minutos sirven para presentarnos el panorama después de la muerte de Mary, John asiste con una nueva terapeuta, no ha hablado con Sherlock en bastante tiempo y tiene visiones de su difunta esposa. ¡Esto nos rompe el corazón!

Después vemos al empresario Culverton Smith en una especie de reunión secreta con algunos socios donde les confiesa que va a cometer un crimen: matará a alguien, pero Smith inteligentemente les ha dado una medicina/suero para que olviden lo que les acaba de confesar.

Todos parecen olvidar menos la hija de Culverton que recurre a Sherlock para que la ayude a resolver el misterio, Holmes drogado parece que le cuesta reflexionar pero a pesar de eso decide ayudarla.

Nuestro detective descubre que Smith es un asesino en serie y es el peor de todos porque tiene dinero y poder para ocultarlo muy bien. Para esto busca de la ayuda de su querido Watson quien termina aceptando luego de una divertida secuencia en la que la señora Hudson se roba el protagonismo. ¿Quién no la ama?

Sin embargo, Holmes no resulta una persona muy confiable pues está demasiado drogado y Watson piensa que sólo es un truco para atraer su atención. El encuentro con Smith se da en un Hospital, Sherlock ya lo ha acusado públicamente de ser un asesino pero nadie parece creerlo.

En medio de una plática que parece ser la confesión de Smith frente a los niños del Hospital y el enfrentamiento de Sherlock jugando su carta más fuerte “la hija de Smithnuestro detective finalmente pierde la cabeza y para tranquilizarlo John lo golpea fuertemente.

Como siempre los últimos 20 minutos del episodio son de infarto. Sherlock es internado en el Hospital que maneja Smith y éste tiene una clara intención de matarlo y parece que nuestro detective está de acuerdo: ¡Se siente culpable por la muerte de Mary!

Mycroft trata de descubrir qué ha puesto en esa situación a su hermano. El mayor de los Holmes junto con Watson y la señora Hudson descubren el vídeo que Mary le había dejado revelando por fin el secreto de su contenido: Sherlock debe ser salvado primero por John para que después éste pueda salvar a su amigo.

Sherlock está a punto de morir en manos de Smith pero Watson llega para salvarlo. Holmes revela su plan elaborado y Smith termina confesando sus crímenes en la cárcel.

Cuando todo parece apuntar que se ha resuelto el caso y que por fin John y Sherlock vuelven a ser amigos nos encontramos con que la terapeuta de Watson no es una terapeuta sino la chica pelirroja que conoció Watson en el transporte, quién a su vez es ¡La hermana de Holmes: Eurus!

Risas, llanto y muchas dudas nos ha dejado este nuevo episodio que ha superado el primero de esta temporada, ha vuelto más complejo a cada personaje dejándonos ver pesquisas del pasado y nos prepara para un The final problem más oscuro. Sin duda The Lying Detective entrará en la lista de nuestros episodios favoritos de la serie.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate