#Taboo Recap

Episodio 8

Taboo llegó al final, y fue uno de esos finales que valen la pena, la historia cierra por todos lados, nada queda suelto, y Delaney lleva a cabo su venganza de forma explosiva, combinando toda su locura con las impecables estrategias que su mente es capaz de crear.
Al principio del episodio no parece que nada vaya a salir bien, James todavía esta preso en la torre de Londres, torturado, con ratas a su alrededor, mas muerto que vivo. Pero no se quiebra. Nunca se quiebra, la bronca, los fantasmas y las ganas de vengarse parecen sostenerlo y no es capaz de rendirse.
Cuando finalmente consigue la reunión con Strange le suelta en la cara todo lo que sabe sobre el, los testigos que tiene en su contra, y como puede hacerlo caer, aún estando preso.
Strange acepta pactar con Delaney, y mueve los hilos para conseguirle un barco, y así reemplazar el que le había volado en pedazos.
Una vez afuera, James comienza a mover todas las piezas y personajes que fue recolectando durante ocho capítulos y comienza la venganza.

Al salir de la cárcel y llegar a casa, James encuentra la carta que Zilpha le dejo antes de suicidarse. Por un momento parece que eso va a quebrarlo, pero sus ganas de ganar y las palabras de Lorna lo alientan a seguir con sus planes, mientras esa parte de el, siempre cercana a la locura y la muerte, sabe que el vinculo con su hermana va a continuar, por eso sigue escuchando su voz, y visitándola en sueños.
Mientras James estaba preso, el pequeño Robert – que aunque nadie lo confirma, sospechamos que finalmente es el hijo de James y Zilpha, y no su hermano – se encargó de repartir las cartas que Delaney dejo para cada uno de sus compañeros, donde a todos les otorga una misión.
Cada miembro del equipo cumple con su tarea y el plan se pone en marcha.

Lorna se reúne con la espía norteamericana, y obtiene el salvo conducto para llegar a America. Atticus libera a Lorna y a su compañera, y es el encargado de llevar a todo el grupo al muelle a esperar escondidos hasta que puedan escapar en el barco.
Finalmente James se encuentra con Dumbarton, y al descubrir que es un doble agente, vuelve a sacar su parte salvaje africana y no solo lo mata, también lo destripa y lo cuelga.
La última misión es llevada a cabo a distancia, cuando Strange creyéndose ya a salvo abre una carpeta de pólvora preparada por Cholmondeley, y muere en las oficinas de la compañía. Mientras Chichester recibe en otra carpeta toda la información legal que necesita para acusarlos de tráfico de esclavos.

En la escena final, Delaney llega al muelle y defendiendose a los tiros de la guardia real el grupo sube al barco, con apenas un par de heridos.
Con la bandera norteamerica flamenado se dirigen a las Azores, en busca de un hombre llamado Colonnade, dejando el camino abierto para una segunda temporada.

 

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate