#TheFlash Recap

O Come, All Ye Thankful

Día de Gracias es un día muy especial para la gente de los Estados Unidos. Hay muchas razones por las cuáles no deberíamos festejar este evento y por suerte se mencionaron en este capítulo. Obviamente, es importante que esto se hable, pero el vaso medio lleno de los americanos es la unión familiar y por eso festejan. En este episodio se habló mucho de lo que significa este evento y si bien, como dijo Wells, no hay muchas cosas para festejar, al final del día, el que estén juntos es algo digno de abrazos. Entonces, dicho esto, hablemos un poquito de los que nosotros estamos agradecidos mientras le escribo sobre lo que vimos en el episodio y les voy a ser muy honesto, son muchas.

Lo primero en mi listas de agradecimientos fue que Nora se de cuenta de la realidad. Siempre fue muy injusto con su madre y esta temporada nos está poniendo un espejo frente a nosotros. Todos somos o fuimos muy injustos con Iris como personaje, pero la realidad es que ella es parte de un equipo y todos en este grupo se equivocan. Lo importante de todo esto es que Nora tuvo que caer a la realidad, cuestionarla, entenderla y aceptarla. Ella se dio cuenta que su padre corre sin miedo a salvar a la gente siempre. No importa qué está sucediendo, él dejará todo para salvar al mundo y si debe morir en el intento, eso no lo detendrá. Entonces, Nora se dio cuenta que aunque quisiese, nunca podría salvar a su padre porque si el mundo está en peligro y él tiene que exigirse hasta desaparecer en la speed-force, él lo hará.

Durante este episodio se vio eso más de una vez y hasta murió. Pero luego del planteo de su hija, Barry dudó y mucha gente estuvo en peligro unos segundos. Esto le sirvió a Nora para darse cuenta que The Flash es necesario y que sin él, mucha gente estaría muerta y viendo esto, le dio permiso a su padre para ser. Hace muy poquito había pasado algo muy parecido con William en Arrow y los hijos necesitaban aceptar que sus padres son necesarios para el mundo. Que sin ellos, hay muchas chances de que el mundo se caiga en miles de pedazo, pero no les queda otra que aceptarlos. Iris y Felicity son las dos muy conscientes de los riegos que sus esposos corren todos los días y fueron las dos muy buenas explicándoles a sus niños que luchar contra eso es más difícil que saber que puede pasar y que no hay nada que puedan hacer para evitarlo, sólo acompañarlos para hacer intentar que eso no suceda.

En este capítulo tuvimos el regreso de Mark Mardon y aunque Liam McIntyre se merece mucho más tiempo en pantalla, siempre está bueno ver a Spartacus. Él no fue el meta con el que tuvimos que luchar, sino que con su hija. Lo que ella quería hacer era matarlo para vengarse porque los abandonó y la realidad es que fue uno de esos villanos reciclables que la trama necesitaba. Igual, fue bastante desaprovechado porque el chiste era “madre e hija separadas” pero justamente Iris y Nora están en su mejor momento. Aunque Iris creyó que estaba enojada con ella y quizás, por ahí podrían haber conectado sus problemas, la realidad es que fue un malentendido ya que Nora había entendido que su padre era la causa de sus propios conflictos. La realidad es que hubiese estado mejor usar este conflicto algunos episodios atrás cuando este era el mayor conflicto de la serie.

Para cerrar con este recap, debemos hablar de los flashbacks porque nos dieron backstory del villano de esta temporada y me gustaría titular esta sección como “un buen hombre va a la guerra”. Por lo que pudimos ver, Orlin era un hombre destruido que encontró en su sobrina, una razón para vivir. A él le costó mucho aceptar la responsabilidad, pero cuando vio cómo todo lo malo que él tenía, empezaba a reflejarse en la pequeña Grace, tuvo que cambiar. De a poquito la vida de ellos fue mejorando pero luego de un año entero de felicidad, el satélite cayó y todo lo que habían construído había desaparecido. Por esto, me parece que es entendible lo que hace Orlin y si bien está mal, podemos entenderlo porque vimos a muchas buenas personas pasándose al lado oscura para bloquear la tristeza que es vivir.

Quizás, hubiese estado bueno que Cicada mate sólo a “malos” y quizás crear con esta versión del personaje, algo parecido a lo que hace Punisher o Manchester Black, para no alejarnos tanto. El tema es que su enojo no divide entre buenos y malos, si tienes poderes, debes morir. El Team Flash ya sabe quién es y esto está bueno porque la semana que viene es el episodio 100 de la serie y por ende, es algo más que especial para los integrantes del Arrowverse, pero más que nada para los de The Flash. Entonces, supongo que la semana que viene tendremos un episodio sin máscaras, quizás, tratando de entender a Cicada y capáz, el último de alguno de nuestros personajes. Será difícil acercarse a él y si van a querer detenerlo con poderes, será imposible. Pero, detrás de la máscara hay un hombre desesperado y eso puede ser esperanzador.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.