#TheGoodFight Recap

Inauguration

Esta nueva serie de abogados, es un spin off de The good wife, donde la protagonista es Diane Lockhart (Christine Baranski), abogada y uno de los personajes femeninos mas fuertes de la serie.
La historia se sitúa un año despúes de finalizada The good wife, Diane se encuentra ya cerca de los sesenta años hace mucho que trabaja duro pero nunca penso en retirarse, hasta que una noche sola en casa ve el discurso de asunción de Trump, y algo en su cabeza le dice: “esto ya es demasiado”.
Diane encuentra una casa soñada en Francia y decide comprarla para pasar allí el resto de sus días, descansar, recordar buenos tiempos y tal vez hasta escribir sus memorias.
Mientras Diane planificando su retiro, y en el bufete preparan la despedida, su ahijada Maia Rindell (Rose Leslie, lejos de Jon Snow y la cueva) acaba de recibirse de abogada, y para comenzar su carrera su madrina le consigue un puesto en la firma, donde trata de pasar desapercibida, y no parecer una acomodada.

Los planes de ambas parecen perfectos: una llega, la otra se va, pero lo bueno no dura mucho…
El padre de Maia, amigo de Diane de toda la vida y también su asesor financiero, es acusado de cometer una estafa estilo Madoff, y todo se viene abajo para las dos.
El dinero de Diane desaparece, junto con sus planes de retiro.
Para Maia las cosas también se complican, el apellido le juega en contra, todo el mundo la cree complice del desfalco, y es continuamente atacada por telefono, mail y hasta en vivo.
En uno de esos ataques es cuando aparece la tercer protagonista de este trío de abogadas: Lucca Quinn (Cush Jumbo), quien la ayuda mientras llora sola en un baño, y le da un par de consejos que aprendió de alguien a quien no nombra, pero claramente se refiere a Alicia Florick (Juliana Margulies) en The good wife.

Diane sabe que no puede retirarse, y trata de mantener la frente en alto y volver a la firma pero otro ocupó su lugar y nadie parece querer hacerle un nuevo espacio.
Al quedarse sin opciones se va, tratando de mantener su dignidad, pero quebrada y al borde de la desesperación. Maia se va con ella, ya que no tardan en despedirla luego del escandalo de su padre.
La ayuda aparece donde menos la esperan: ambas estaban trabajando en un caso de abuso policial, defendiendo al estado, y la firma de Adrian Boseman (Delroy Lindo) era la que defendia a la victima.
Conociendo a Diane desde hace años Adrian le ofrece unirse a su bufete, y ella acepta, con la condición de que Maia la acompañe.
La firma es lo opuesto al lugar donde estaban, las dos abogadas blancas representan la minoría en ese lugar, donde no hay lujos ni apellidos ilustres, pero si buenos abogados, y el tipo de casos que llevan le darían la oportunidad a Diane de retomar los ideales de juventud que dejó a cambio de dinero.
Después de tantas vueltas las tres abogadas, tan diferentes entre ellas, terminan trabajando juntas.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate