#TheOriginals Recap

One Wrong Turn on Bourbon

Cuando comenzó el capítulo y vimos la cara de terror de la pequeña Hope, sumada a la de vergüenza de Klaus entendimos todo. Entendimos que la relación iba bastante bien a pesar de la distancia y entendimos el por qué de la destrucción de la misma. Klaus ama a su hija y una de las cosas a las cuales siempre le tuvo miedo es a que esa niña en vez de ver a su padre vea al monstruo al cual todo el mundo se imagina cuando escucha el nombre de Niklaus Mickaelson. Ese día llegó y los ojos de terror de su hija cuando lo encontró en una situación bastante embarazosa, hicieron que Nik decida desaparecer porque sabía que esa niña estaría mejor sin él.

El problema es que esa niña creció, que Hope es digna de su padre y eso será la perdición de todos. Durante todo el episodio nos preguntábamos dónde estaba Hayley y aunque ella parecía que tenía muchas ganas de ver a Klaus, nunca se me pasó por la cabeza que haya secuestrado a su madre para llamar la atención de él pero lo hizo. Ella necesitaba entender que mientras más cerca se encontraban, mayor serían los problemas pero también necesitaba que su padre le diga que la ame y que le explique por qué se fue, así que en este episodio hicieron todo eso, pero además, agregaron muchas muertes y el comienzo de una guerra.

 

Por lo que pudimos notar Marcel estuvo fuera de New Orleans por mucho tiempo Joshua tomó el control de los vampiros. Él, ahora que regresó cree que todo volverá a sus pies y si bien el episodio terminó bastante bien, con los vampiros, lobos y brujas en “paz”, la muerte del joven híbrido volverá a abrir muchas heridas. Hay un grupo de vampiros que no quiere que Marcel esté a cargo, no sólo porque es superior al resto, sino que también tiene una debilidad por los Mickelson que siempre compromete el bien común de la raza. Así que no me extrañaría que hasta Joshua se ponga en contra del régimen de Marcellus, ya que él fue el rey hasta hace unas horas y nunca se le había muerto alguien.

De fondo en el episodio tuvimos a Freya teniendo que poner otra vez a su familia antes que a ella y se separó de su novia para poder concentrarse en salvar a New Orleans. Sacando que todo este ida y vuelta ya me tiene un poquito cansado, me gusta mucho lo que hicieron con ella y Vincent. Ellos juntos son los que realmente mantenieron la paz en la ciudad y los que ahora tendrán que hacer lo imposible para que todo siga igual. Él acaba de descubrir que Hope está yendo en el camino de la destrucción y que necesita encaminarla si es que quiere que el Barrio Frances viva para contarlo. Quizás toma la decisión de empezar a educarla en la magia, pero se nota que Hope está bastante bien en el tema, así que habrá que esperar para ver a qué considera “ponerla en el rumbo correcto”

Mientras que todo esto pasaba la veíamos a Hope siendo una adolescente a la cual le intimida un poco un chico lindo. A pesar de esto, logró decirle a él que ella es la heredera del apellido Mickelson y que es la única persona en el mundo que además de ser un híbrido es una bruja, así que imagino que el que estará un poco intimidado será él. Cuando se estaban yendo de regreso a la escuela, Henry apareció muerto, así que eso hará que se quede un ratito más en New Orleans porque ella es la principal culpable. Y para ponerle la frutilla al postre, también es la responsable de que su madre esté desaparecida, entonces, parece que Hope es realmente una fuente inagotable de problemas.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.