The Strain

Recap

The Blood Tax

Hace 4 años
Por

El segundo episodio de la cuarta temporada de The Strain llegó y nos trajo algunas respuestas acerca de esos personajes que habíamos extrañado en el estreno de la semana anterior. Finalmente logramos ver a Setrakian, Dutch y Gus, para lograr entender en dónde habían terminado una vez que Zach detonó la bomba nuclear y toda la civilización se fue al demonio.

Por el lado de Gus, nos enteramos que post Invierno Nuclear se ha dedicado al contrabando, aliándose con Creem, quien en tiempos pasados había encontrado el famoso Lumen y se lo había vendido a Setrakian, en una feroz subasta contra Eichorst.

Gus se encuentra con su primo Raúl, quien trabaja en una de las fábricas de The Partnership, elaborando las barritas nutricionales que les son entregadas a toda la población que vive dentro de los límites de este acuerdo, donando su sangre a cambio de bienes para sobrevivir. Gus sabe que dentro de la fábrica hay carnes, frutas y verduras, a pesar de que la gente común no tiene acceso a nada de eso, por eso le pide a su primo que lo ayude a robarla. 

Obviamente, el robo no sale del todo bien, ya que si bien pueden hacerse con las cosas que encuentran efectivamente dentro de la fábrica, son descubiertos por un agente de seguridad, quien hace sonar una alarma. Finalmente, logran escapar con la mercancía, pero el primo de Gus, Raúl, ya no podrá volver a su lugar de trabajo porque ha sido visto siendo parte del robo.

Inmediatamente, Gus lo incorpora a su grupo de contrabandistas, pero ésto le genera una tensión con Creem, quien no confía en Raúl

En un flashback, podemos apreciar que Dutch y el Profesor Setrakian andaban juntos, e incluso hacían intercambios de mercancía con Gus, quien se ocupaba de conseguir las medicinas para el viejo. Retornando de hacer sus negocios, Dutch y Setrakian ven cómo el edificio donde estaban alojándose es asediado por strigoi, que se llevan a la gente en camiones para forzarlos a formar parte de The Partnership. Dutch quiere escapar, pero dentro del departamento ha quedado el famoso libro, el Occido Lumen y Setrakian desea salvarlo. Como el profesor no se encuentra en un buen estado de salud, Dutch decide ir a buscar el libro mientras él intenta huir. Se enfrenta a los strigoi y logra poner el libro a salvo, pero finalmente es capturada. Una vez en el camión, descubre que también Setrakian fue capturado. 

Una vez que bajan del camión y se encuentran dentro de los límites de The Partnership, Setrakian se da cuenta cuán similar es todo lo que está sucediendo a los campos de concentración de la Segunda Guerra Mundial. Esto lo altera, por lo que los strigoi intentan calmarlo. Cuando Dutch quiere defenderlo, son separados. 

Dutch termina en un centro médico dedicado especialmente a mujeres fértiles con el grupo sanguíneo B+, el favorito de los strigoi. En ese centro se las insemina artificialmente para que den a luz bebés también con sangre B+. El centro está dirigido por el aliado de Eichorst, Mr. Desai y una enfermera rubia con cara de pocos amigos. 

Por supuesto, Dutch no ha dado su verdadero nombre. Se hace llamar “Miranda” y ya tiene un plan para escapar: ha llegado a un arreglo con un empleado de The Partnership para que la saque en uno de los camiones que traen las provisiones al centro. Sin embargo, este joven es un cobarde y parece a punto de echarse atrás. Dutch lo extorsiona diciéndole que si no la ayuda a escapar, le contará a todo el mundo que él se acostó con ella, aunque no sea cierto, lo cual sería muy mal visto porque estaría contaminando a una mujer B+.

Mientras Dutch intenta convencer a este personaje, una de las pacientes del centro expone a los gritos a sus compañeras que una de ellas ha desaparecido luego de que no pudiera quedar embarazada. La mentira oficial es que las mujeres infértiles son llevadas a otro centro médico, pero todas suponen que en realidad son eliminadas. La situación parece escalar, pero Dutch intercede y hace entrar en razón a sus compañeras acerca de que es mejor no enfrentarse con las autoridades del lugar, porque podrían correr la misma suerte que aquellas que desaparecen. Esta actitud de Dutch llama la atención del Mr. Desai, quien la llama a su oficina. Allí, le ofrece ser el vínculo entre él y las pacientes, a lo que, en una charla muy honesta entre ambos, Dutch se niega, alegando que ella no reproducirá las mentiras que él dice. 

Cuando sale de conversar con Desai, descubre que otra de sus compañeras es incapaz de quedar embarazada, por lo que sacrifica su plan de escape para darle la oportunidad a ella de salvarse. Sin embargo, tanto el encargado de transportarla como la nueva fugitiva entran en pánico y ponen en riesgo todo. Finalmente, son descubiertos por la enfermera ruda.

Por otro lado, Eph continúa con los rebeldes, asegurándose de que el herido esté bien. Cuando está dispuesto a irse, un rebelde entra al escondite y cuenta que fue perseguido por los strigoi, que habían atrapado y convertido a su compañero. Eph les explica que convirtieron a su compañero para poder acceder a sus recuerdos, que pasarán a formar parte de la memoria colectiva de los vampiros. Los escondites que los rebeldes poseen ya no son seguros y deben escapar. El doctor construye una bomba que asesina a los strigoi que los persiguen y mata a tiros a los monstruos sobrevivientes. Luego, conduce a los rebeldes a una escuela secundaria donde estarán a salvo.

La líder de los rebeldes se da cuenta de que Eph es en realidad un hábil luchador e intenta convencerlo de que se quede con ellos, pero Eph está realmente desmotivado después de lo que sucedió con su propio hijo. Además, cree que las formas de resistencia que plantean los rebeldes son estúpidas, ya que sólo ponen bombas al azar que no afectan seriamente el poder de los strigoi. Discutiendo con su líder, Eph sugiere que deberían envenenar el suministro de sangre que alimenta el edificio donde se alojan la mayor parte de los vampiros, para realmente producir un daño en la estructura de poder. Por supuesto, los rebeldes acceden inmediatamente a esa idea y Eph se encuentra nuevamente formando parte de una resistencia. 

El segundo episodio ha dejado en el tintero a dónde ha ido a parar Setrakian y cómo ha continuado la suerte de Fet, Quinlan y Charlotte en la búsqueda de una ojiva nuclear, quienes una vez que la encuentren deberán reencontrarse con el profesor y también con el libro para poner en práctica lo que sea que Setrakian tiene planeado.

Más sobre
esta serie

The Strain

  • Emisión
  • FX
  • Géneros
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Drama
  • Terror
  • Año de inicio
  • 2014
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

The Strain (2014)

Hoy