The Strain

Recap

Belly Of The Beast

Hace 4 años
Por

Aunque parezca mentira, ya estamos en la mitad de la última temporada de The Strain. La lucha contra los strigoi avanza lentamente, con cada uno de nuestros protagonistas peleando en su frente.

Por un lado, Eph sigue al lado de Max, en búsqueda de respuestas acerca de qué es New Horizons, el nuevo engaño de los vampiros. Así, llegan a un pueblo fantasma, que parece haber sido abandonado por su gente sin siquiera haberse resistido. En la puerta de una casa, encuentran un celular abandonado con los videos de una pequeña niña que se resistía a la idea de sus padres de mudarse a New Horizons. La pequeña mostraba en su vlog su escondite dentro de su casa, donde almacenaba comida para poder sobrevivir cuando todos se fueran.

Movidos por la curiosidad, Eph y Max ingresan a la casa, buscando a la niña. No la encuentran, pero deciden quedarse a pasar la noche allí. Se acuestan juntos en una cama y la tensión sexual es palpable, pero Eph arruina la situación argumentando que está intentando cambiar, a lo que Max responde haciéndose la desentendida.

Mientras disfrutan de su tiempo de descanso en ese hogar precioso y abandonado y comparten conversaciones en la cama, sienten un ruido en la planta baja. Eph y Max bajan, creyendo que se trata de vampiros. Sin embargo, se encuentran con una mujer armada y encapuchada que les pide que dejen las armas. 

Luego de unos momentos de tensión, la mujer se tranquiliza y deja de apuntarles con su rifle. Comienzan a conversar y la mujer les confiesa que ha sido infectada por los strigoi y que le queda poco tiempo antes de convertirse. Además, les cuenta que ella fue una de las que partió hacia New Horizons, pero que ni bien llegó al lobby de bienvenida, se dio cuenta de que algo andaba mal y huyó. Eph le pregunta si es capaz de guiarlos hacia New Horizons, porque necesitan ver a qué se están enfrentando, sin embargo la mujer no parece para nada convencida de volver allí. 

Por otro lado, Fet, Quinlan, Roman y Charlotte continúan en la búsqueda de la pieza faltante de su misil. En su misión los acompañan unos mercenarios a los que poco les interesa salvar a la humanidad, su única meta es enriquecerse. Además, estos mercenarios, no son exactamente fans de Quinlan, quien, como ya hemos visto en otros episodios, tampoco hace grandes esfuerzos por ser querido por los humanos. Sin embargo, entre los encantos de Fet y los de la lindísima Charlotte, parece que algo empieza a moverse dentro del Nacido.

En un flashback, comenzamos a conocer algo del pasado de Quinlan. En Londres, en 1888, vemos al Nacido encontrarse con una mujer, Louisa, interpretada por Hannah New, quien lo buscaba desesperadamente para que salvara a su hermano gemelo, fiel creyente de la leyenda de los strigoi, que se encontraba al borde de la muerte a causa de la sífilis. Quinlan en seguida le confirma que él no puede salvarlo, porque no tiene el poder de dar la vida eterna (a diferencia del Amo), pero ella le pide que se quede con ellos aunque sea para darle la tranquilidad de que sus creencias no estaban equivocadas.

Entre medio de la agonía del hermano y su muerte, Louisa maquilla a Quinlan para que pueda pasar por humano (del mismo modo que Eichorst lo hace, y como también lo hacía Kelly una vez convertida). Es la primera vez que tenemos una percepción de lo que podría haber sido el Nacido como un hombre. Ante el trato cálido de la bella mujer y la presencia de su pequeña hija (también hermosa y con la anomalía oftalmológica llamada heterocromía), vemos cómo Quinlan se va percibiendo a sí mismo de otra forma, mucho más humana, y experimenta, tal vez, algo similar al amor. 

Tal vez sea esa sensación recordada la que lo mueve a continuar colaborando con los humanos para salvar el mundo.

De vuelta en el presente, engañando a los mercenarios para que los acompañen en su misión, prometiéndoles riquezas que no existen, los convencen de perseguir un convoy de humanos y strigoi que tienen en su poder el fragmento que les falta para que el misil esté completamente funcional. El único problema es que este convoy cuenta con una nueva raza de vampiros mucho más peligrosos: los híbridos. De apariencia mucho más feroz y deforme que los vampiros a los que estamos acostumbrados, representan un gran riesgo.

Sin embargo, deciden atacarlos mientras estén en movimiento, para que sus líneas de defensa no sean tan perfectas. En una de las mejores escenas de acción de esta temporada, vemos a Quinlan luchar con un híbrido en el techo de un camión en movimiento. Mientras tanto, desde otros autos, el resto de sus compañeros ataca al convoy, logrando que se detenga y haciéndose, por fin, con la parte faltante del misil. Sin embargo, los mercenarios, al verse engañados, huyen y dejan a Fet, Roman, Charlotte y Quinlan solos.

Mientras tanto, luego de su intento de huida, Dutch se encuentra en una celda. De allí, la arrastran a una cena con el perverso Eichorst, de quien ya ha sido prisionera en temporadas pasadas. Muerta de miedo y asco, se da cuenta de que lo único que desea Eichorst de ella es que le diga dónde está Setrakian. Pero Dutch no lo sabe, porque fueron separados cuando los apresaron y desde ese momento no volvió a tener contacto con él. Amargamente feliz, le refriega a Eichorst que probablemente Setrakian ya debe haber sido asesinado por su matadero de humanos y que no podrá disfrutar de su victoria.

Desesperado, Eichorst la lleva junto al Sr. Desai y le pide que investigue a dónde había ido a parar Setrakian. En los documentos de Desai figura un anciano de características similares al Profesor en un experimento que se está llevando a cabo en el mismo laboratorio. Al enterarse, Eichorst corre a buscar al anciano para disfrutar de su triunfo frente a él y le ordena a Desai que lleve a Dutch para ser drenada. 

 

En una jaula, Dutch se reencuentra con una de sus compañeras y otras personas, que están siendo rapadas para ser llevadas al matadero. Desesperada, inicia una rebelión, enfrentándose a los guardias. El motín surte efecto y Dutch les da la llave para que huyan, mientras ella corre a buscar a Setrakian

Una vez allí, intenta liberar al viejo, pero es interceptada por Eichorst. Sin embargo, Dutch está preparada esta vez. En sus manos lleva un frasco con alcohol, un trapo y un taser. Antes de que Eichorst pueda atacarla, tira a sus pies su improvisada bomba molotov y lo prende fuego. Mientras los humanos colaboradores de The Partnership intentan apagar a Eichorst, ella huye con Setrakian en una camilla. 

En un nuevo flashback, vemos a Quinlan asistiendo al velatorio del hermano de Louisa, maquillado como un hombre. El cura que lleva a cabo la ceremonia se dirige luego a su parroquia, donde se encuentra con una enorme caja de tierra. Sin entender de qué se trata, es sorprendido por el Amo en su forma pasada, quien inmediatamente lo asesina. ¿Qué hace el Amo allí? ¿Qué relación han tenido en el pasado Quinlan y el Amo? Tal vez, con estos flashbacks, seamos capaces de entender mejor al Nacido y encontrar una nueva forma de salvar a la humanidad.

Más sobre
esta serie

The Strain

  • Emisión
  • FX
  • Géneros
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Drama
  • Terror
  • Año de inicio
  • 2014
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

The Strain (2014)

Hoy