#ThisIsUs Recap

The Car

Después de un episodio de tantas lágrimas, ahora –al menos a mí parecer– tuvimos un respiro y pudimos despedirnos de Jack tranquilamente. Este episodio fue un road trip para recordar por qué el patriarca de la familia Pearson era un hombre como ninguno otro. Esta vez no saltamos al presente, todo se desarrolló una semana después de la muerte de Jack y de ahí fuimos saltando al pasado, como ya es costumbre, para ubicar un momento de la vida de cada uno de los Pearson y su relación con él, y el hilo conductor fue su icónica camioneta.

Rebecca ahora toma el control de la camioneta, y por ende de sus hijos, a quienes debe apresurar para llegar al panteón para estar a tiempo para el servicio funerario en memoria de su esposo. Con ello recordará como fue que Jack logró obtener la camioneta que los llevó a tantos lugares y les dio muchos recuerdos, tanto bueno como malos. Como la vez que Jack le pidió a Rebecca que cuando él muriera lo dejara libre, y ella busca cumplirlo.

Randall no puede dejar de pensar en el gran hombre que fue su padre. En las pequeñas enseñanzas que le dio y en cómo se siente obligado a convertirse en esa figura que necesita su familia, y que en el futuro vemos adopta para la familia que forma. Pero esa actitud incomoda a Kevin, quién siempre ha sentido cierto rencor hacia su hermano –ya sabemos por qué– y que suma ese odio, justo en un momento tan duro, al ver que no es él quien porta el reloj de su padre.

Este confrontamiento hace que Rebecca siente el verdadero problema que se le viene encima, sin Jack no sabe que será de ella al guiar a sus hijos. Y como si fuese un ángel enviado por su esposo, el Dr. Katowski llega a la recepción para dar el pésame y hasta un consejo a una mujer que piensa no tener la fortaleza que tenía su marido. El doctor le hace ver que Jack tenía muchos miedos como cualquier padre primerizo, pero que supo canalizar ello para salir adelante con su familia.

Ese consejo le da una nueva esperanza a Becc quien toma a sus hijos para cumplir con el último deseo de Jack. En ese viaje, Kate recuerda como su padre siempre le apoyo en su amor por la música a pesar de tener gustos tan diferentes. Ella amaba a Alanis Morissette y él a Bruce Springsteen.

Ya en la noche, la familia Pearson llega a visitar el árbol favorito de Jack donde esparcen una parte de las cenizas de él, dejándolo libre como quería. Y como él les tenía una última sorpresa, los Pearson deciden seguir adelante con los planes y toman camino hacia el concierto de Bruce Springsteen, como él lo hubiese querido. De esta forma cada uno confrontará sus miedos, empezando por Rebecca y su temor por enfrentarse sola y su primer reto es pasar ese puente sin tener a Jack a su lado.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.