#TwinPeaks Recap

Parte 13

Sabemos que la dupla LynchFrost no son para nada partidarios del fan service y la explotación del personaje de Dougie Jones lo confirma una vez más. Increíblemente, Dougie ha logrado resolver varios hechos de corrupción que albergaba el entramado de Las Vegas, imprimiendo armonía a su alrededor. La creación de Bob para poder seguir haciendo el mal sobre la tierra terminó jugándole una mala pasada y podemos decir que ahora es un emisario de la Logia Blanca. En esta eterna lucha entre el bien y el mal, todo apunta a que el regreso del agente Dale Cooper estaría postergándose para el final.

Otro personaje cuyo retorno parece ser una gran incógnita es el del agente Phillip Jeffries. Dado que David Bowie había fallecido mientras todavía se estaba rodando la tercera temporada, no existe ninguna seguridad de que haya podido grabar alguna escena como si sucedió con Catherine Coulson. A pesar de ello, el nombre de Jeffries vuelve a tomar relieve en este capítulo cuando Bob se entera de que ha sido él quien planeó su asesinato a través de Ray. Pero ¿cuáles son las intenciones del agente desaparecido? ¿Se ha unido a los habitantes de la Logia Negra? ¿Conoceremos finalmente a la misteriosa Judy?

Repasemos los momentos más destacados del episodio 13.

Dougie Jones, un enviado por la paz

Mientras la mente del agente Cooper se encuentra perdida en algún lugar del espacio, Dougie Jones (Kyle MacLachlan) continúa desparramando felicidad a quienes se crucen por su camino. En una primera escena, vemos como los hermanos Mitchum (Robert Knepper y James Belushi), Dougie, Candie (Amy Shiels) y las otras chicas rubias aparecen en las oficinas de Lucky 7 haciendo el trencito de la alegría. Luego de pasar toda la noche festejando los 30 millones que la aseguradora les ha otorgado gracias al mensaje develado por los garabatos de Dougie, los Mitchum no pueden dejar de agradecer a Bushnell (Don Murray) y le hacen entrega de algunos regalos, entre ellos las llaves de su nuevo auto BMW. Por supuesto, su incipiente mejor amigo Dougie también ha salido beneficiado y Janey-E (Naomi Watts) recibe en la puerta de su casa un convertible y un sorprendente juego de gimnasia para el pequeño Sonny Jim (Pierce Gagnon). Ya vemos, todo es color de rosas para los habitantes del microcosmos de Dougie Jones. Menos para uno…

El plan que Duncan Todd había dejado en manos de Anthony Sinclair (Tom Sizemore) falló y ahora Anthony debe eliminar a Dougie por su propia cuenta. Desesperado, el agente de seguros recurre a su contacto en la policía, el detective Clark, para que le recomiende un veneno eficaz e indetectable. Al parecer, el gesto que Bushnell había hecho en el Departamento de Policía durante el episodio 9, y que algunos fans sugirieron que era similar al utilizado por la prima de Gordon en Fire Walk With Me para advertir que “la policía es hostil y esconde algo”, ha resultado bastante acertado.

Más tarde, Anthony invita a Dougie a tomar un café con la intención de envenenar su bebida, pero a último momento cree que Dougie lo ha visto y termina confesando toda la verdad ante Bushnell. El ex boxeador ya había sido alertado de la traición a través de los dibujos de Dougie y le pide a Anthony que testifique contra Todd y los oficiales involucrados.

El complot

Mister C llega a la guarida de su antiguo socio Ray (George Griffith) y advierte que éste no se encuentra solo. Junto a él aparece un grupo de matones liderados por Renzo (Derek Mears), un jefe descrito como invencible. El doppelganger de Cooper acepta un reto para que le entreguen a Ray en caso de lograr vencer a su jefe. La secuencia continúa con un homenaje a Fight Club con el toque de humor absurdo que le otorga el inofensivo combate de pulseo.

Una vez derrotado el líder, Mister C reduce a Ray de un tiro en la rodilla y comienza a interrogarlo sobre el intento de homicidio. El hombre confiesa haber sido contratado por Phillip Jeffries, a quien nunca conoció personalmente. Según Ray, el ex agente del FBI y otras personas estarían interesadas en algo que el espíritu maligno lleva adentro. En un momento, Ray toma de su bolsillo el anillo con el símbolo de La Cueva de la Lechuza y le revela a Bob que Jeffries le dijo que se lo pusiera después de matarlo

Mientras los otros hombres del lugar observan atónitos el interrogatorio en pantalla grande como si de una película se tratase, Mister C ordena a Ray ponerse el anillo. En medio de esa congregación, aparece Richard Horne (Eamon Farren), quien observa por primera vez la cara de quien podría ser su padre.

Por último y antes de ser asesinado, Ray le entrega al doppelganger un papel con las coordenadas, supuestamente las mismas que dirigen a Twin Peaks, y le informa que Jeffries se encuentra en un sitio llamado El Holandés, aunque no se trataría de un lugar real.

El cuerpo sin vida de Ray Monroe reposa en el Black Lodge y vemos como la mano de Mike deposita el anillo sobre la mesa.

La desdicha de los hombres de Twin Peaks

Uno de los últimos personajes de la serie original que restaba conocer su paradero, por fin se hace presente en este capítulo. Big Ed Hurley (Everett McGill) reaparece luego de 26 años en el Double RR de su antigua novia Norma (Peggy Lipton), con la que no le ha ido para nada bien. Al verlos cenando juntos imaginamos que tal vez era la única pareja de Twin Peaks que había logrado perdurar, pero lamentablemente Ed terminó corriendo con la misma suerte que Bobby (Dana Ashbrook). A pesar de existir un buen vínculo entre ambos personajes, lo cierto es que Norma se encuentra actualmente en una relación con Walter (Grant Goodeve), un hombre de negocios que la asesora en búsqueda de mayores ganancias para la cafetería.

La escena en el Double RR también reafirma, una vez más, la teoría de que la línea temporal de esta temporada se rige por su propia lógica. Al sentarse junto a Ed y Norma, Bobby dice que hoy han descubierto cosas que su padre había dejado. Obviamente no detalla de que se trata, pero injerimos que está hablando de los mensajes ocultos en la silla, algo que habíamos presenciado en el episodio 9.

Un callejón sin salida

Nuevamente vemos a Sarah Palmer (Grace Zabriskie) sentada frente al televisor tomando y fumando como una condenada. Esta escena, similar a la primera que vimos de ella capítulos atrás, posee un detalle especial. La TV proyecta un fragmento de una pelea de boxeo en blanco y negro que se repite una y otra vez mientras Sarah continúa perdida en su mundo. También se escucha un sonido eléctrico cada vez que el video vuelve a empezar.

No sabemos si realmente los habitantes del Black Lodge han ingresado otra vez a la casa de los Palmer, pero lo cierto es que desde la muerte de Leland la vida de Sarah ha quedado atrapada en un vacío infinito.

En otro lugar

La trama de Audrey Horne (Sherilyn Fenn) retoma donde había quedado en el capítulo pasado, discutiendo con su esposo Charlie (Clark Middleton) que se niega a confesar lo que sabe sobre la desaparición de Billy. Sin embargo, Audrey muestra indicios claros de que algo la está afectando psicológicamente, puesto que siente como si estuviera en otro lugar y fuera otra persona. Ni siquiera parece recordar donde se encuentra el Roadhouse. “Es como estar en el bosque encantado” expresa con angustia aquella mujer que solía salirse siempre con la suya.

La hipótesis que indica que Audrey estaría imaginándolo todo cobra más fuerza, aunque tampoco podemos descartar los daños irreversibles que el coma y la posible violación del doppelganger de Cooper podrían haberle hecho.

Just You And I

James Hurley (James Marshall) se presenta en el Roadhouse para cantar aquella canción que escuchamos durante la segunda temporada de la serie, cuando fuimos testigos del triángulo amoroso entre él, Donna y Maddie, la prima de Laura Palmer.  Acompañado de dos mujeres en los coros, James toca Just You And I y desde una de las mesas vemos como un nuevo personaje, interpretado por Jessica Szohr, se emociona.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.

Participa del debate