La adaptación televisiva de Siempre El Mismo Día sobresale con creces por su bella y trágica historia de amor - Spoiler Time

La adaptación televisiva de Siempre El Mismo Día sobresale con creces por su bella y trágica historia de amor

Imagen principal de la nota
Ambika Mod y Leo Woodall protagonizan esta película que solamente tiene un "pero" a debatir.

Hay pocas cosas en la vida que me parecen tan fascinantes como la memoria, y no estoy hablando particularmente de recordar si cuando salí de casa olvidé o no de cerrar con seguro la chapa o de si aun quedaba leche en el refrigerador. Me refiero más a esa parte de la memoria donde viven los recuerdos, esos pasajes de la vida que con el paso del tiempo podemos darnos cuenta el cómo formaron lo que somos hoy en día.

Es así que en distintas ocasiones del año me da por pensar, de manera genuina, que estaba haciendo yo uno, dos o más años atrás en la misma fecha donde me surge el pensamiento. Sí, como cuando Facebook te presenta esas publicaciones de tu yo del pasado, en la que muchas veces te das cuenta que esa versión ya poco tiene que ver con lo que eres ahora, pero insisto es una buena forma de notar como eso te ayudó a formar tu presente.

Crédito: Netflix

Por eso una historia como Siempre el mismo día tiene una atención particular de mi parte, ya que David Nicholls, el escritor de esta historia, nos lleva a través de un viaje de veinte años en la vida de Emma y Dexter, a quienes conocemos como dos jóvenes recién egresados de la universidad, los cuales se conocen entre sí el día de su graduación: un 15 de julio de 1988.

Flechados entre sí, de una forma particular, comienzan a platicar del como se ven en un futuro que para ese momento se ve tan lejano, tan incierto y a la vez tan fascinante, que cualquiera que haya pasado por ahí puede evocar esa sensación. Lo que resta de la historia es ir viendo su vida, año tras año, en esa misma fecha y notar los cambios a los cuales se han enfrentado, tanto para bien como para mal, darse cuenta cuántas personas entran en tu vida y salen durante el tiempo que nos toca vivir, y como solo unos cuantos se quedan ahí hasta el final.

Pero más allá de lo trágico que pueda plantearlo, Siempre el mismo día es la observación de la relación entre Emma y Dex, interpretados por Ambika Mod y Leo Woodall, quienes tienen una química particular en pantalla que refleja ese sentimiento de amor, miedo y rechazo que esta pareja de amigos vive a través de los años.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=h2u-U9FTD5Q

Tomando en cuenta el antecedente de que esta historia ya había sido llevada al cine una década atrás, debo reconocer que me costó trabajo conectar con la interpretación de Ambika como Emma, ya que la sentía dura y distante desde su primer encuentro con Dex, pero al paso de los episodios entendí que el acercamiento inicial fue clave para entender la madurez del personaje, su miedo al fracaso e incluso poner un alto a Dex, quien se muestra como un tipo desenfadado de cualquier preocupación.

Por otro lado la elección de Woodall como el coprotagonista masculino me pareció genial desde un principio, ya que logra transmitir la elegancia y el encanto de este personaje que es un conquistador natural. Su despreocupación y desfachatez es lo que hace que Emma se interese en él. Pero a su vez tenía miedo de cómo afrontaría Woodall la evolución de Dex dentro de la historia, temiendo que las características que lo llevaron a conquistar al personaje en sus primeras apariciones, no estuviese a la altura de lo que se necesitaba con el desarrollo de la trama, ya que Dex muestra un crecimiento y madurez como ninguno otro dentro de la historia.

Crédito: Netflix

Y no es para menos que los protagonistas estén tan bien en sus papeles, que en buena parte se debe el trabajo de casting, pero también en gran parte corresponde a la adaptación de la historia al lenguaje televisivo, donde a diferencia de la película, permite un mayor desarrollo de la trama y de los años que pasan en la vida de estos dos personajes. La serie les brinda un lenguaje narrativo fundamental para que cada personaje viva sus buenas y sus malas decisiones, haciéndolos más completos para una historia donde la evolución y el crecimiento se alimenta del paso de los años.

Si un pero le tengo que poner es que el giro de tuerca previo al final de la historia me pareció poco favorable, incluso no sabiendo lo que iba a suceder, creo que los guionistas lo manejaron con demasiada obviedad. Lo cual termina por afectar al público que leyó la novela o vio la adaptación previa, ya que es muy cantado lo que sucederá. No obstante se redimen con la parte final donde, vuelvo a insistir, se confirma a Leo Woodall como una elección de casting idónea ya que logra cargar el peso de la historia a través de Dex para darnos un cierre emotivo, lleno de dolor, pero a la vez esperanzador de que un mismo día no puede arruinarse para siempre.

Crédito: Netflix

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película - 1:38 horas
El Pájaro Loco se va de campamento
Netflix
Película - 1:38 horas
Pared con pared
Netflix
Serie - 10 episodios
Good Times
Netflix
Serie - 26 ep. de 12 min.
Dora: ¡Di hello a la aventura!
Paramount Plus
Serie - 4 episodios
Nuestro mundo lleno de vida
Netflix
Película - 1:39 horas
Don't Tell Mom the Babysitter's Dead
Max