#StarWars Artículo

10 razones que lograron una despedida perfecta

En mi opinión, las mejores series son las que saben cerrar los ciclos de una manera efectiva. Nada es más triste que cuando una serie con grandes primeras temporadas termina su ciclo con temporadas finales que son prácticamente basura y traicionan de manera aparatosa su propia historia.

Afortunadamente, este no es el caso de Star Wars: Rebels la cual acaba de terminar de manera espectacular lo que fueron 4 temporadas verdaderamente excepcionales.

Star Wars: Clone Wars y Star Wars: Rebels forman parte del canon oficial de la saga (incluso Clone Wars sobrevive el ajuste Disney al considerarse un canon) y todo depende de una solo persona: Dave Filoni, la verdadera mente maestra detrás de ambas series, capaz de construir arcos argumentales muy superiores a mucho de lo visto en el cine. Estas sagas se sienten vivas y vibrantes, aportando verdaderos momentos gloriosos para cualquier fan.

Star Wars: Rebels dura 4 temporadas y es verdaderamente un viaje en la fuerza. Podría decir que la primera temporada tiene un sabor muy infantil (Esos sables láser de helicóptero, WTF?), se nota el cambio de batuta a cargo de Disney. Sin embargo, Dave logró vender la idea correcta y la serie durante las demás temporadas se siente como una verdadera secuela de Clone Wars, donde podemos ver una multitud de guiños para los fans hardcore, de la fuente que vengan, incluidos los vídeo juegos de los 80s (¡Hasta el grandioso Tie Fighter de Lucas Arts!).

Podríamos destacar una multitud de momentos que hacen la serie un clásico total, una experiencia obligada para los fans y para cualquiera que goza de las historias bien contadas, pero los 11 elegidos son los siguientes:

1 De versión de niños a versión oscura con firma de autor

El mayor logro de Dave Filoni fue pasar de ser una serie de niños, hasta convertirse en la historia que él quería contar. Star Wars: Rebels se fue volviendo muchos más oscura, divertida, pero sobre todo muy seria, con un gran respeto a la saga. ¡Incluso lograron incluir personajes inesperados de Clone Wars! Es decir, la serie comienza ligera y después se vuelva una verdadera antología de proporciones cósmicas.

2 Vínculos profundos con los protagonistas y crecimiento estético de los personajes

Los personajes llevan la serie. Como en el punto anterior, al principio eran unidimensionales, pero les fueron dando mucha más profundidad. No solo cambiaban estéticamente, sino que crecían de manera importante. Amé la dinámica de familia/equipo, (Chopper es muy divertido y, además, los sonidos los hace Dave) y al final es imposible que no te encariñes con ellos. Incluso durante las 4 temporadas, logramos cerrar sus ciclos argumentales, lo cual demuestra claramente que el creador tenía la historia bien diseñada desde el día uno. Me atrevo a decir que estos personajes me gustan mucho más que los de la nueva saga, así de sencillo.

3 Gran Almirante Thrawn

Una las decisiones más celebradas de Rebels fue incluir a uno de los pocos personajes que sobrevivieron la purga del canon de Disney. Por supuesto, nos referimos a Thrawn, quien no solo es el único gran almirante “alien”, sino además es un estratega supremo. Algunos se quejan de que aquí no es tan inteligente, pero, en mi opinión, su caracterización es prácticamente perfecta. Sumado su inconcluso final, que lo coloca fuera de la jugada en El retorno del Jedi, es un gran personaje sin lugar a dudas.

4 Los Tie Defenders

Este es un punto personal: uno de los juegos más influyentes en mi vida fue Tie Fighter (Lucas Arts) y no pudo ser más épico verlos en pantalla. Además, demuestra la seriedad del creador para hacerle un guiño de ojo a uno de los mejores momentos del universo alterno.

5 El regreso de Darth Maul y su respectiva saga

El background de Maul es trágico. En Clone Wars nos enteramos de su historia completa y aquí lo volvemos a ver. Es algo loco, muy triste, pero igualmente salvaje: un personaje destruido por la violencia y consumido por ella y por la traición. Gran interacción de un personaje que creció mucho más allá del “bully silencioso” de Lord Sidius, y siempre con una clara estrategia de venganza contra un sistema que lo traicionó.

6 El regreso de Asoka

Uno de los personajes favoritos de Star Wars animado es, por mucho, Asoka, quien al final de Clone Wars decide renunciar a ser Jedi y abandona la tutela de Anakin. Aquí la volvemos a ver, lo cual, sin lugar a dudas, fue un gran momento. No solo es un personaje más maduro, sino que además podemos observar que sigue la escuela neutral entre Jedi y Sith, algo muy visto en varios vídeo juegos de la saga (Star Wars: Galaxies). En lo personal, espero pacientemente que decidan hacer una película de Asoka en solitario, seguramente sería un hit.

7 La batalla epica de Asoka vs Vader

Un momento estelar de la serie fue cuando se encontraron de nuevo Asoka y Anakin, quien, ya convertido en Vader demuestra que no tiene mucho amor por su ex-aprendiz. La batalla que sostienen es estelar en todos los sentidos: esa escena de Vader arribando en su tie fighter es poco menos que legendaria. Además, podemos disfrutar cómo Vader duda levemente, para después dejarse llevar totalmente al odio. No hay forma alguna de que no les pueda recomendar esta escena, que sin lugar a dudas es uno de los momentos más esperados del canon oficial.

Como cereza encima del pastel, en esta batalla, uno de los personajes principales queda ciego, mostrando que la serie no tiene empacho en cambiar a sus personajes de fondo.

8 La batalla final de Obi-Wan vs Darth Maul

Por arriba de la batalla de Vader y Asoka, tenemos una de las escenas más poéticas y bien ejecutadas de toda la saga, donde en pleno desierto de Tattoine se da lugar el duelo final entra Obi-Wan y Darth Maul. Los dos más cansados, más viejos (amamos el look de Obi-Wan muy pre-episodio 4) y más sabios en su propia manera.

La batalla dura poco, pero no por eso es mala, de hecho, podemos ver cómo los personajes usan las mismas poses de batalla de episodio 3, pero en el último momento le sale muy caro a Darth Maul, ya que nuestro venerable Jedi cambia la posición y hace un counter contra la misma maniobra que en su momento mató a su maestro.

Al final Darth muere tranquilo en los brazos de Obi-Wan, su gran rival, quien le indica que es correcto: Él está cuidando al elegido.

Conmovedor final para un personaje complejo y profundamente emocional. 

9 La batalla final de Lhotal

Aunque la batalla final del ultimo capítulo está coreografiada como el cierre del Retorno del Jedi, es ahí donde acaba la comparación. La verdad es que se siente muy fresca y bien armada, le rinde respeto a la saga sin robarle nada, y se coloca como una gran batalla llena de matices y con grandes escenas, acompañada del cierre del ciclo de toda las saga Rebels. Se ve la mano de Dave Filoni, que demuestra con maestría el amor a su bebé, incluso subiendo la barra para historias posteriores.

Quisiera agregar que la batalla final la podemos ubicar prácticamente en los últimos 5 capítulos de la temporada, donde también ocurre la muerte de uno de los personajes más entrañables de la serie.  Además, amamos ver a Lord Palpatine mostrando una imagen de cómo lo ve el resto de la galaxia en apariciones públicas, algo que muchos fans pedían, dándonos un detalle adicional que le agrega un gran valor.

10 Final post Retorno del Jedi

El cierre de la serie es perfecto: no solo volvemos a ver a Asoka (ahora como una maestra Jedi en todos los sentidos), sino que nos adelantamos en el tiempo a un momento posterior al Regreso del Jedi, donde podemos disfrutar de un pequeño epílogo de cada personaje. Esto nos deja claro el inicio de una nueva saga donde Sabine Wren buscará a Ezra en compañía de Asoka. Lo más interesante es ver que iniciará una especie de entrenamiento Jedi, lo cual, al ser canon, pone por lo menos a varios Jedi en la época actual de la saga. Debo agregar que son Jedis mucho, pero mucho más interesantes que Rey.

El final se siente orgánico, serio y respetuoso con toda la saga, demostrando un gran amor y atención total a los detalles.

En resumen, Star Wars: Rebels concluye con una nota muy alta, demostrando que las series animadas (sí, Disney incluido) pueden ser profundas e intensas. Además, demuestra que urge una especie de premio para el mejor contenido de series de animación.

Por otro lado, para los fans es una verdadera delicia, dando muchas escenas que ahora son canon y poniendo en la mesa una saga que está a la altura de lo mejor de la saga cinematográfica.

Muchas gracias Star Wars: Rebels, te vamos extrañar. Te vas como una gran celebración Ewok que difícilmente vamos a poder olvidar.

¿Quieres comentar algo? Te esperamos en el área de debate aquí debajo. Si no te quieres perder nada de lo nuevo dale me gusta a nuestro perfil de Facebook y si quieres debatir en vivo las series con nosotros síguenos en Twitter.