Notice: Uninitialized string offset: 0 in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Undefined variable: data_tipo in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 203

Swallow es un body horror que no aguantarás

Hace 4 meses
Por

El body horror es un subgénero totalmente desprovisto de características estéticas que puedan dar al espectador una apariencia que sea agradable a la vista. Grandes ejemplos de esto podrían ser La Mosca (1986) de David Cronemberg u Hostal (2005) de Eli Roth. Ambas películas no proporcionan al espectador el aliciente visual que no lo predisponga al impacto de ver laceraciones, cambios físicos radicales. Podemos decir, no en el sentido peyorativo de la palabra, que son más predecibles. 

Swallow (2019) de Carlo Mirabella tuvo un estreno muy limitado en la mayor parte del mundo, y aunque este drama es totalmente efectivo en todo sentido, no obtuvo la atención que debería.

Crédito: ADS Service

Hunter (Harley Bennett) es una ama de casa primeriza que queda embarazada y su esposo Richie Conrad (Austin Stowell) con sus padres no podrían estar más contentos de tener a un heredero de toda la fortuna familiar. Paralelamente, Hunter comienza una afición a tragar objetos no comestibles como canicas, tachuelas, pilas, etcétera, hasta que un día en los seguimientos de rutina ginecológicos, le descubren varios objetos alojados en el tracto intestinal.

Comencé escribiendo esta reseña haciendo ligeras referencias al body horror porque en los últimos años las mejores películas de terror han tenido que ver con los dramas familiares. Los guiones empiezan a tomar las situaciones habituales como base para el terror. En el caso de Hunter, en un punto mucho más psicológico, el horror proviene desde no ser aceptada en la familia de su esposo, esto también como resultado de ser una hija bastarda y sufrir rechazo por su padre y madre. Hunter comienza a canalizar toda esa ansiedad en desarrollar “pica”, un desorden mental que consiste en tragar objetos que no tienen ningún valor nutricional.

De esta manera, la angustia del espectador no proviene a causa de ver dedos cortados o laceraciones físicas, sino de consumir objetos inusuales. Lo que le da placer a Hunter resulta en ansiedad para el espectador. Esto de alguna manera provoca un sentimiento ambivalente en quien aprecia Swallow, porque aunque es repulsivo y raro comer objetos que pueden dañar tu cuerpo, logras tener una empatía y te preocupas por el bienestar del personaje.

Crédito: ADS Service

También me gusta la evolución del rasgo sanamente feminista que tiene Hunter. No en el sentido de “mi cuerpo, mi decisión” sino en cómo comienza de forma codependiente la relación con su esposo a ser totalmente libre de los prejuicios que tiene sobre ella misma que afectan su propia autoestima.  

Ahora bien, si la película no cae en los lugares habituales del subgénero del body horror es porque es más un drama psicológico que engulle al subgénero de forma sutil para que el espectador no salga corriendo. Aquí retomo sus elementos estéticos por ser sumamente impecable con su fotografía y diseño de arte. Nada da a notar el malestar psíquico que Hunter sufre más que con algunas posiciones de cámara que nos ponen en una ligera angustia y las manos sudorosas.

Crédito: ADS Service

Swallow pone al espectador en una situación incómoda; le hace sentir toda la ansiedad, peligro, adrenalina y suspenso que el mismo personaje tiene. Si bien la puesta en escena es excelente, aunque muy tradicional, la actuación de Haley Bennett atrapa casi de forma inmediata y sin duda los primeros y primerísimos planos son los que más nos intrigan por lo que comunican con la mirada y su incomodidad.

Swallow ya está disponible en Mubi.

https://www.youtube.com/watch?v=auVZKcxV7XQ&ab_channel=IFCFilms

Continuar leyendo

Hoy