fbpx

The 100

4.3Artículo

Cuando el girlpower es natural solamente en una serie adolescente

Hace 10 meses
Por

Cuando recorres el panorama televisivo en busca de personajes femeninos de múltiples capas y matizados, tu primera parada jamás sería The CW, un canal demasiado adolescente si se lo compara con sus competidores. Sin embargo, esta red está transmitiendo un programa de televisión con algunas de las mujeres más dinámicas del momento. Esto es The 100.

Fuente: The CW

The 100 está ambientada en un mundo post-apocalíptico, que inicialmente parecía concebido lanzando dardos a una pila de clichés distópicos y luego esperando que los espectadores estuvieran encantados con el elenco sexy para pasar el tiempo pensando en los agujeros de la trama. 

Este es el espectáculo, básicamente: La Tierra ha sido supuestamente destruida y toda la humanidad vive en una estación espacial que orbita a nuestro planeta, el cual está supuestamente (sí, lo repito) lleno de radiación. Desafortunadamente, esta nave espacial se está quedando sin aire, lo que hace que se envíen a 100 delincuentes juveniles a la superficie de La Tierra para ver si es habitable. En la superficie de La Tierra, finalmente habitable, se producen muchos altercados, algunos de ellos relacionados con la guerra, otros representando asesinatos leves, otros más atados al puro y vil amor. Sí: adolescencia pura.

Fuente: The CW

Pero (siempre el pero salvador) The 100 ha creado un interesante mundo de complejidades morales, donde la decisión “correcta” a menudo matará y la elección despiadada a veces puede salvar a la mayoría de las personas. ¿Acaso las personas que toman esas decisiones difíciles reflexionan sobre esas decisiones difíciles y se enfrentan a los conflictos de liderazgo? En general, en The 100 son los personajes femeninos los que toman las decisiones desde el principio, ni hablemos luego de las primeras dos temporadas. Es una hazaña extraordinariamente notable para cualquier programa de televisión, pero es especialmente impresionante en un programa dirigido a un público joven, un verdadero momento revolucionario si pensamos que este show es previo al movimiento #MeToo y aledaños ya que fue estrenado en 2014.

Fuente: The CW

Al inicio del programa piloto nos presentaron a Clarke Griffin, una rubia bonita que fue enviada a la cárcel luego de que su padre fuera expulsado de la nave por intentar hacer conocer la situación de escasez de aire. Clarke al principio parece ser un poco la moralista genial: es la que sigue las reglas; es la que mira el mapa cuando todos los demás disfrutan de su tiempo en el suelo; es la princesa, como le dicen los otros jóvenes, de manera peyorativa. En el transcurso de tan solo dos temporadas cortas, Clarke pasa de ser la moral misma a ser la líder indiscutible del grupo: planea y libra la guerra; es dura y vulnerable; es sexual e inteligente; es multifacética y multidimensional; pero lo más importante es que es una líder… Es una mujer joven, una líder respetada y esas dos cosas no son ni mucho menos remotas en el mundo de The 100.

Fuente: The CW

De hecho, The 100 está prácticamente lleno de personajes femeninos en roles de liderazgo. Creo que podría haber más mujeres líderes que hombres, un cambio de ritmo sorprendentemente agradable del status quo de la mayoría de la ficción. En casi todos los roles, desde mecánicos hasta guerreros, las mujeres están ahí, al frente de The 100. ¿Ejemplos? Ok: la madre de Clarke, Abby, asume el papel de Canciller; Raven es la genio tecnológica del grupo; los Grounders, las personas misteriosas que han sobrevivido en La Tierra, parecen tener una reserva interminable de gobernantes femeninas increíblemente rudas; Octavia se enamora de un Grounder y luego se convierte en una guerrera.

Fuente: The CW

Las mujeres pueblan algunos, si no todos, de los roles más importantes del universo que han creado The 100. Lo mejor de todo es que esto sucede sin que llame la atención, como algo natural… que lo es.

El show hace bien por estos personajes femeninos de muchas maneras. Una forma es creando romances que son solo un aspecto de las historias de estas mujeres, no su propósito narrativo completo. El ejemplo de Octavia es simple: su amor de Romeo y Julieta con un Grounder juega un papel muy importante en su desarrollo como guerrera y su aclimatación a la cultura Grounder. También tenemos el ejemplo de Clarke, quien tiene relaciones sexuales con Finn sin muchas de las limitaciones y el control de la sexualidad que suele ocurrir en programas dirigidos a un público más joven; más tarde, Clarke tiene una alianza amorosa con Lexa, la comandante femenina del ejército Grounder. ¿Lo interesante? Que la serie nunca se desvive para subrayar la bisexualidad de Clarke o para convertir su relación en un programa especial: Clarke amaba a Finn y Clarke se siente atraída por Lexa, y no es gran cosa. Hay un sedimento que se mueve por debajo, de manera abrupta, que deja de lado estas nimiedades, y eso es aplaudible: Clarke es seria, inteligente, despiadado y vulnerable; ella es una líder y podría decirse que es el personaje principal del espectáculo. Ah, y también es bisexual. ¿Se entiende?

Fuente: The CW / gihpy.com

En The 100 no se enfrentan personajes femeninos entre sí por el bien de la atención masculina. Cuando aparece la novia de Finn, Raven, en realidad nunca hay peleas de gatos ni rivalidades entre Clarke y Raven; hay algunos sentimientos de dolor y angustia adolescente, por supuesto, pero el espectáculo no pone a una chica en contra de la otra. Lo importante es sobrevivir. Y es lógico. El programa se da cuenta de que el romance es una parte de la vida y las relaciones son parte del programa, pero a menudo toman el segundo plano de los acontecimientos de la vida o la muerte del momento. Clarke no está sentada preocupada por un triángulo amoroso, le preocupa que todos sus amigos vayan a ser brutalmente asesinados a menos que se le ocurra un plan de batalla.

Fuente: The CW

En The 100, las mujeres son líderes indiscutibles en varias sociedades. Son guerreras junto a hombres gigantescos y carnosos, y a menudo son mucho más temerosos que sus homólogos masculinos. Experimentan un enorme crecimiento personal y arcos de caracteres que no son alimentados principalmente por sus vidas amorosas; se les permite estar asustadas y vulnerables y también ser fuertes y despiadadas; se les permite cometer errores y hacer cosas impensables. O sea: no siempre son agradables, no son las rubias con sonrisa de 1000 pesos.

Fuente: The CW

The 100 ha creado un mundo donde las mujeres pueden tener diferentes roles y ocupar diferentes funciones narrativas y también ser seres humanos tridimensionales. Sí: ¡como si fueran hombres!

😛

Una excelente serie para entender mucho de lo actual. Esperemos que más programas tomen el liderazgo de The 100 y nos proporcionen personajes femeninos a cargo, como corresponde, siendo totalmente natural, no forzado.

Más sobre
esta serie

The 100

4.3
  • Emisión
  • The CW
  • Géneros
  • Acción
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Drama
  • Año de inicio
  • 2014
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

The 100 (2014)

Continuar leyendo

Hoy