The French Dispatch

Artículo

La Crónica Francesa es un homenaje a los periódicos de antaño que divierte y emociona, pero…

Hace 1 año
Por

Hoy llega la última entrega de Wes Anderson a todo el globo. Estamos hablando de The French Dispatch (La Crónica Francesa), una revista ficticia que se inspira en la verdadera historia del celebre magazine The New Yorker. A través de ella Anderson le rinde un homenaje al periodismo clásico, sus autores y su estética.

https://youtu.be/YFawVGHq-aE

Anderson sitúa esta revista imaginaria en un pequeño poblado de Francia llamado Ennui-sur-Blasé, donde el editor/fundador Harold Ross (Bill Murray) sigue con muy grandes esfuerzos publicando el magazine durante ya varios años, más por el amor al arte que por ser un negocio redituable. Para celebrar una ocasión especial se planea una edición retrospectiva de la misma, en la que se reimprimen 3 de los mejores escritos  en la historia de la publicación.

La primera historia se centra en la vida de Moses Rosenthaler (Benicio Del Toro), un artista visionario que vive tras las rejas por un crimen cometido en su juventud. Una de sus custodias, Simone (Lea Seydoux), se convierte en su musa inspirando y alentándolo  para que logre expresarse a través del arte de la pintura. Dentro de la prisión es descubierto por el dealer de arte Julian Cadazio (Adrien Brody), quien ve un gran potencial y logra hacerlo famoso. Ahora Moses tendrá que cargar con el peso de la fama y hacer, obligado, otra obra que lo consagre.

La segunda historia es un recuento que hace la periodista Lucinda Krementz (Frances McDormand) de las revueltas estudiantiles de 1968 en París, siguiendo a Zeffirelli (Timotheé Chálamet), uno de los líderes estudiantiles que encabeza las protestas. Lucinda deja a un lado su neutralidad periodística y comienza a asesorar a los jóvenes en su lucha.

La tercera y última historia cuenta el intento de Roebuck Wright (Jeffrey Wright) de escribir una nota acerca de un renombrado chef de nombre Nescaffier (Steve Park), quien trabaja como cocinero en la estación de policía local. Wright a través de una entrevista y gracias a su memoria privilegiada recita de memoria cada una de las palabras de su escrito.

Esta mezcla de historias, propias de una revista como la que homenajea Anderson, le permite intercalar diferentes estilos y técnicas. Pero lo que las entrelaza es la voz de los autores que las están escribiendo.

A través de estas voces de los diferentes narradores es como Anderson hace un homenaje a los autores de los artículos, que son también alter egos de autores reales como la misma Crónica Francesa lo es del New Yorker. Por ejemplo, Kremetz está inspirada en Mavis Gallant que en 1968 cubrió las protestas para el diario neoyorkino. Esta fijación por el detalle no solo está en los personajes y las historias, Anderson, muy fiel a su estilo logra crear cuadros llenos de color, simetría y sobre todo de abundante nostalgia. Los elementos comunes se vuelven parte fundamental de estos pequeños dioramas que en muchas ocasiones nos recuerda al trabajo de Joseph Cornell, y a las elaboradas portadas de antaño del New Yorker.

Para lograr ese efecto en el espectador Anderson juega con el formato 4:3, que a pesar de ser más estrecho, le da la oportunidad al director de jugar en diversos “pisos”. Basta ver la secuencia de apertura para entender el gran diseño de producción y de fotografía del cinematógrafo Robert D. Yeoman, veterano colaborador de Anderson; su trabajo no deja de sorprender a lo largo de los 108 minutos que dura la cinta.

El acompañamiento perfecto de las imágenes se logra con la genial música de Alexandre Desplat, quien transmite ese espíritu retro francés y acentuar los momentos de comedia, drama e incluso las persecuciones que  hay en la película.

Sin embargo, lo que sobresale y que distingue de otras historias del director es el genial guion ideado por Wes Anderson, Roman Coppola, Hugo Guinness y Jason Schwartzman, usuales colaboradores del director, que homenajean y honran el oficio del escritor y del poder de la palabra escrita. Aunque Wes Anderson ya lo había hecho en anteriores entregas homenajeando a J.D. Salinger en The Royal Tenenbaums, a Roald Dahl en Fantastic Mr. Fox y a Stefan Zweig en The Grand Budapest Hotel, en esta ocasión el recuerdo de varios autores es más explicito. Ahora más que nunca, Anderson utiliza todas las herramientas de la cinematografía para acercarse a la experiencia de la lectura.

Otro elemento que sorprende es la gran cantidad de actores y actrices que colaboran en esta ocasión, con una lista que incluye a consagrados como Cris Waltz, Willem Dafoe, Elizabeth Moss, Saorsie Ronan, Edward Norton, Anjelica Huston, Tilda Swinton, por mencionar algunos. La lista de rostros conocidos es impresionante. Los que sobresalen y cautivan son, como siempre, Bill Murray, Frances MacDormand, Benicio del Toro y Jeffrey Wright.

Pero...

Esta es la película más andersoniana que el director ha realizado, y tal vez para algunos espectadores, que no sean fans o no conozcan su obra anterior, será una cinta de repente aburrida y muy indulgente.

Es difícil definir lo que están a punto de ver. “Comedia que no da risa” es lo que hemos escuchado en algunas ocasiones cuando se habla de la obra del director y en esta ocasión se eleva a la N potencia para bien o para mal.

Si esperaban una comedia de chistes y de situaciones, esta cinta no es para ustedes.

En resumen

Podemos decir que ya empezó la temporada de películas que competirán por los premios en todas las categorías y esta es una fuerte candidata para llevarse varios. El que aseguramos es el de Mejor guion.

The French Dispatch (La Crónica Francesa) es la mejor película de Wes Anderson a la fecha. Está llena de los visuales típicos del director, con una historia llena de diferentes narrativas y narradores que le permiten utilizar diferentes estilos como 4:3, 16:9, blanco y negro, color, animación e incluso una mini obra de teatro, todo ello para rendir un homenaje a las viejas películas francesas, a los autores, caricaturistas y editores de periódicos y revistas, al poder  de la palabra impresa y a la capacidad de narrar historias, que como esta nos han hecho reír, pensar, soñar y llorar.

Más sobre
esta película

The French Dispatch

  • Géneros
  • Comedia
  • Drama
  • Romance
  • Actores
  • Timothée Chalamet
  • Saoirse Ronan
  • Kate Winslet
  • Benicio Del Toro
  • Willem Dafoe
  • Adrien Brody
  • Owen Wilson
  • Año de inicio
  • 2020
Ver ficha de la película

Califica esta película

The French Dispatch (2020)

Continuar leyendo

Hoy

Suscribirse