The Kominsky Method

4.4Artículo

El método para pensar qué parte del cuerpo te ha dejado de funcionar

Hace 3 años
Por

¿Cómo hacemos que una serie con Michael Douglas y Alan Arkin sea apacible y llevadera? Bueno, hacemos que la cree Chuck Lorre… El Método Kominsky revuelve sobre la relación de dos hombres del show business ya mayores, con sus achaques de salud, sus amores, sus relaciones laborales, sus quejas.

Los intentos que hace Sandy por conquistar a Lisa, todos salen mal...

Sandy Kominsky es un actor que ha quedado relegado a ser el coach de grandes estrellas y actualmente es profesor de teatro (misterio no develado). Su gran amigo es Norman Newlander, un importante representante. Con él se reúne a comer, charlar, etc. Están pasando por un momento quizá de extrañamiento, culpa de lo que será el verdadero desencadenante de la serie. Norman Newlander es el fundador de una agencia de representantes de artistas con más de 100 empleados. Es un hombre muy simple, al que -fuera de su trabajo- lo han sabido llevar, antes su abuela, luego su esposa Eileen. La influencia de su compañera de vida es enorme: es el gran amor de su vida y quien lo ayuda a ser más sociable; fue Sandy quien los presentó hace más de 45 años.

Nunca dejes de revisarte la próstata

El tema -y excusa para meternos en la vida de ambos- es que Eileen se está muriendo de cáncer. Kominsky evita visitarla (de ahí que, al comenzar el show, la relación con Norman no fuera tan fluida). Finalmente lo hace y ella le “solicita”, como última orden, que cuide de su gran amigoSu fallecimiento es brutal para su marido, Norman, pero la serie no se regodea en eso, sino en la lucha de Sandy por hacerle compañía y por intentar vivir su propia vida, mientras tanto. Phoebe (la impagable Lisa Edelstein), hija de Norman, aparece. Mujer de ya cuarenta y largos años, con 7 intentos de rehabilitación fallidos. Irrumpe en la casa del luctuoso Newlander, hasta que es echada de la misma e internada… nuevamente.

Estos hitos, en realidad, interrumpen la cotidianeidad de Kominsky, quien intenta: comenzar una relación con Lisa (Nancy Travis) y se ve impedido una y otra vez; mejorar su vida familiar con su hija Mindy (quien realmente maneja la escuela de actuación); su salud (problemas prostáticos, revisados por el urólogo Danny DeVito); un endeble estatus financiero.

Eileen, ya en su lecho, da las últimas órdenes

El show divaga, con mucha sobriedad, entre las comidas, las clases, los intentos amorosos, las visitas médicas, encarrilar a Norman y su hija y el resto de las cosas que hacen a la vida de Sandy. Es para recalcar que, la dupla entre los dos varones protagonistas, no es mucho más importante, en su profundidad, que la que hacen Lisa y Wendy. Mucho viaje en el Mercedes antiguo de Kominsky, mucho análisis de la vida. Norman en su seno privado también tiene lugar para la reflexión, ya que sigue viendo a Eileen y habla con ella. Son charlas muy cándidas y no habría por qué detenerlo (¿o sí?).

Wendy, demasiada paciencia

Después de todo, sean las visitas médicas, los almuerzos, las salidas, las internaciones, la soledad de los involucrados termina siendo la gran protagonista y no se la niega, sino que juega también su rol y actúa. Bueno, cada uno tiene su método…

Esperando estamos una segunda temporada y que la química entre todos siga siendo vistosa.

Phoebe vuelve para revolverle la vida a su padre, con cada cosa que hace

Más sobre
esta serie

The Kominsky Method

  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Comedia
  • Actores
  • Michael Douglas
  • Alan Arkin
  • Sarah Baker
  • Año de inicio
  • 2018
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

The Kominsky Method (2018)

Hoy