The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring

4.3Artículo

¿Por qué debes ver en cine la mejor trilogía de la historia 20 años después de su estreno?

Hace 1 mes
Por

Era el año 2001 y las salas de cine para ese entonces aguardaban a las filas interminables que esperaban comprar un boleto para The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring (El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo), proyecto cinematográfico que desde su tráiler se mostraba ambicioso y emocionante, que fue dividido en tres partes incluso cuando fue filmada de manera continua.

Hoy, en este nuevo y extraño año de 2021, y desde el pasado jueves 8 de Abril, el público mexicano disfruta una vez más de la trilogía de The Lord of the Rings (El Señor de los Anillos) en pantalla grande, pero esta vez en su versión restaurada en formato 4K.

Pero, ¿esto se debe solamente al aniversario o hay algo más detrás que debemos destacar?

https://www.youtube.com/watch?v=4ySvb8hfX8E&ab_channel=Cin%C3%A9polis

Esta saga estaba basada en la también trilogía de 1954 escrita por J.R.R Tolkien, quien junto a C.S Lewis (Las Crónicas de Narnia) formaron un club de escritores en un pub irlandés al que nombraron El rincón de los escritores. Esta sociedad literaria acordó escribir historias para sus hijos y a su vez para sus nietos.

Tolkien, con un antecedente bélico y heridas de guerra, entendía perfectamente lo que significaba la hermandad de una comunidad de guerreros luchando por un objetivo en común. También comprendía que la guerra era ambas cosas: necesaria y sangrienta, como innecesaria y monstruosa. Así comprendía el sacrificio que habitaba en la voluntad propia del ser, del amor fraternal que a veces demuestra prístino y luminoso, pero después se tornaba turbio y dañino, era la naturaleza humana en su más grande esplendor.

Tolkien ya escribía de manera casi profética cómo la corrupción del hombre era la que siempre arruinaba los planes de salvación y redención propios. La traición y la ambición por el poder se reflejaba en el ligero delineado de un coro de personajes divididos entre elfos, enanos, hobbits y humanos. Sin embargo, también se ve reflejada la fortaleza y resiliencia en el personaje de Frodo, sus características de inocencia y amistad lo hacían idóneo para una misión como la que resolvió.

Peter Jackson hizo cambios importantes a la novela de Tolkien. Él mismo ha dicho que necesitaba centrar toda la historia en médula del conflicto y esto yacía en Frodo, aunque tenemos múltiples personajes que dialogan con las características humanas y que sirven como espejos dentro de la historia, es este hobbit quien resume la verdadera belleza que Tolkien pensaba que todos podemos tener. Frodo integra la valentía, la amistad, el amor, la honestidad, todo en un solo personaje que no solamente tiene estos colores, sino también cuenta con claroscuros que lo hacen real, más no débil, falible y no derrotado. En este personaje radican muchas de las metáforas que el escritor quería mostrar a sus hijos y nietos, dotándolo de valores fáciles de digerir y entender, pero al mismo tiempo deseables y alcanzables.

También la dualidad humana se encuentra representada más claramente en Gollum, un personaje que resulta extrañamente carismático porque encontramos en él ligeras similitudes con nuestra forma dividida de comportarnos como raza humana. Gollum vivía en una dicotomía de personalidad: uno era bueno y leal mientras que el otro vivía en la avaricia y la traición. Y también Peter Jackson le quiso dar auge a Gollum por representar la amargura, la soledad y el dolor que se puede albergar en un solo corazón. Un personaje detestable pero al mismo tiempo entrañable que sirve de reflejo a Frodo en caso de no destruir el Anillo.

Peter Jackson, en las tres entregas, resalta el liderazgo como una cualidad inherente en un equipo, pero que siempre debe de ir acompañada de una amistad y empatía por los demás. En el Retorno del Rey, Aragorn entiende que debe de tomar su lugar como Rey, heredero del trono y, aunque ha vivido en el exilio durante tanto tiempo, nunca nadie puede escapar al propósito para el cual fue hecho. Este personaje está presente toda la trilogía y es impresionante cómo demuestra que para llegar a ser la eminencia ante los demás debe aprender a servirlos. Esto se ve plasmado cuando Aragorn, al formarse la Comunidad del Anillo, se pone al servicio de Frodo con un objetivo en común. Aún siendo un Rey decidió ayudar y apoyar a uno mucho más pequeño que él.

The Lord of the Rings (El Señor de los Anillos) es de esas sagas que nos marcaron y por supuesto que no tiene ningún pero y es necesario volver a vivirla en una pantalla grande cada aniversario. Hoy, 20 años después, la obra de Peter Jackson en el cine se puede valorar mucho más para darnos cuenta que lo que hizo fue una oda épica a la amistad, la fraternidad, la unión y, sobre todo, a esas cualidades que el ser humano tiene pero que se ven eclipsadas por un lado oscuro que es difícil de vencer, pero siempre habrá amigos a nuestro lado que nos ayudarán a vencer esas duras batallas de la vida.

The Lord of the Rings (El Señor de los Anillos) sigue vigente en su vigésimo aniversario y se vuelve a vivir una emoción por ver toda esa grandilocuencia visual, auditiva en una pantalla grande.

Gracias cine por tanto, perdón por tan poco.

Más sobre
esta película

The Lord of the Rings: The Fellowship of the Ring

4.3
  • Géneros
  • Acción
  • Aventura
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Drama
  • Actores
  • Elijah Wood
  • Ian McKellen
  • Orlando Bloom
  • Año de inicio
  • 2001
Ver ficha de la película

Continuar leyendo

Hoy