This Is Us

4.4Artículo

La temporada final de This Is Us nos recuerda lo bello y lo duro que es vivir

Hace 3 meses
Por

Hace unas semanas atrás en una sesión con mi terapeuta le hablaba sobre el momento que más disfruto de ir a un funeral. Sé que suena muy extraño decir que algo se disfruta en ese momento de dolor, pero prometo tener una buena explicación.

Él se mostró interesado y me invitó a proseguir con mi tema. Le dije que hay un momento en cualquier funeral, después de tantas lágrimas y tanta tristeza, para la plática intrascendente, una que solo busca alejarnos de esa situación que todos hemos atravesado en algún momento de la vida. Tras esos segundos donde parecemos desconectarnos, surge una risa sincera que nos hace ver que el dolor pasará y las alegrías volverán; es como una reacción de nuestro cuerpo y nuestro ser para salir adelante.

Curiosamente este tema surgió en un momento donde yo llevaba tiempo sin ver This Is Us. Para ser más claro, desde la mitad de la quinta temporada que no estaba al día de una serie que había seguido religiosamente desde su estreno en NBC semana a semana, temporada a temporada. La razón aparente de haberla dejado se debió al calendario de esa temporada, afectada por la pandemia, que hacía que no tuviésemos episodio nuevo cada semana. Pero, ahora sin mentir, noté tiempo después que no me sentía preparado para seguir viendo una serie en la que anteriormente había llorado en casi cada episodio y que ahora se estaba dirigiendo hacia su final.

Tiempo después de esa plática con mi terapeuta, y de muchas otras que tuvimos, retomé la serie, la cual ya estaba en su sexta temporada y a punto de finalizar. Poco a poco logré terminar con la quinta temporada que había dejado a medias y seguí avanzando con la última entrega, misma que, como ya lo imaginaba desde hacía tiempo, iba a ser un viaje de emociones, tristes en su mayoría, para despedir esta emotiva historia familiar y honrar al personaje de Rebecca, la matriarca de los Pearson, quien estaba por llegar a la conclusión de su viaje en la vida de su familia.

Crédito: NBC

En esencia, la sexta y última temporada no presentó nada nuevo; la historia siguió mostrándonos los problemas de esta querida familia, tanto en su círculo como parientes, como los que a cada uno se les presenta en su vida personal, algo que la serie ha usado como narrativa desde su episodio piloto. Pero en estos últimos 18 episodios, Dan Fogelman, el creador de la serie, y todo su equipo llevan a los espectadores por un viaje de dolor, de hablar sobre la pérdida y mostrarnos que la vida está llena de esos momentos a los que no queremos enfrentarnos, pero que en algún momento llegarán. Como el mismo final de la serie, al cual nos negábamos que fuese posible.

Además le dieron mayor profundidad a esos personajes secundarios que siempre estuvieron presentes como Beth, la esposa de Randall, quien muestra cómo su sueño de bailar ballet se rompió y el cómo ha logrado ser la voz de la razón de su familia. Toby es otro de ellos; en su nueva etapa comienza a tener grandes problemas con Kate, mismos que los llevan al fin de su relación. Esta triste historia solo demuestra que una pareja puede terminar, pero el amor es para siempre y que puede evolucionar por un bien común.

Otro de ellos es Miguel, a quien muchos odiamos por haber traicionado la amistad de su difunto amigo Jack. Se nos mostró su historia personal desde su llegada a EE.UU. siendo un niño hasta su encuentro con Rebecca muchos años después de la muerte de Jack, siendo dos almas heridas que unieron sus caminos en un momento donde se necesitaban para llegar al final de sus días, siempre respetando la memoria de quien fue su esposo y su amigo, respectivamente.

Crédito: NBC

Todo esto pasa en medio de la historia en la que vemos cómo Rebecca se deteriora y cómo Kevin, Kate y Randall tienen que afrontar el destino final de su madre. En medio de esta situación, la serie nos lleva por flashbacks, sello de esta producción, en los que vemos a la familia años atrás, cómo cada situación los marcó para la actualidad y cómo sus padres, sin pensarlo, les dejaron lecciones para toda la vida. En estos últimos episodios refuerzan que en la vida los grandes momentos que dejan huella para siempre son aquellos que parecen insignificantes; es con quién compartes cada logro, el pequeño o el más grande, en esta vida.

Y el episodio final titulado “Us” vuelve al tema del que hablé en terapia: tras ver ese dolor al cual se enfrentan tras la muerte de Rebecca, hijos, nietos y demás, el capítulo que cierra esta historia nos demuestra que aún en medio del dolor hay un momento para volver a vivir, para volver a sonreír, para seguir avanzando, para seguir construyendo esos momentos por los que siempre te recordará la gente que te amó y amas en esta vida.

Así que aún con el dolor, y las muchas lágrimas que derramé en esta temporada final, sé que la vida continúa y This Is Us queda ahí para siempre como una serie que demuestra lo bello que es vivir.

https://www.youtube.com/watch?v=WSgEGuX_GNg

Más sobre
esta serie

This Is Us

4.4
  • Emisión
  • NBC
  • Géneros
  • Comedia
  • Drama
  • Romance
  • Actores
  • Milo Ventimiglia
  • Mandy Moore
  • Sterling K. Brown
  • Año de inicio
  • 2016
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

This Is Us (2016)

Hoy