Greyhound

Artículo

Tom Hanks nos entrega una entretenida lección de historia, heroísmo y valor, pero…

Hace 3 meses
Por

Tom Hanks es un gran fanático de la Segunda Guerra Mundial. A lo largo de varios años nos ha dado lecciones de historia a través de su compañía productora Playtone con joyas como las series Band of Brothers y The Pacific situadas en esa época y sí que se han vuelto clásicos de la TV. Este 2020, Hanks vuelve a tocar el tema, pero en esta ocasión el mismo Tom se encargó de adaptar  la novela de C.S. Forester titulada El buen pastor, de 1955.

Después de dos años de producción y bajo la dirección de Aaron Schneider (Get Low) Greyhound (así es el nombre de la película) estaba programada para estrenarse en cines en el verano. Sin embargo, los retrasos causados por la pandemia actual ocasionaron que fuera cancelado, por lo que Sony puso los derechos de la cinta a la venta y fueron adquiridos por Apple TV+  para estreno exclusivo en su plataforma.

https://www.youtube.com/watch?v=KLmSpzkN1tI

La trama de la cinta se centra en el personaje del Comandante Ernest Krause (Tom Hanks) a cargo del navío destructor de nombre clave Greyhound. Su labor es escoltar un convoy de barcos que partirán desde los puertos de Estados Unidos hasta su destino en Liverpool, Inglaterra. Mientras los aviones de la fuerza aérea patrullan la salida y la llegada de la flota, existe un punto ciego en medio del Atlántico en el que los aviones no pueden cuidar los barcos. Este espacio de varios días es la oportunidad ideal para que los submarinos nazis, conocidos como U-Boats, ataquen la flota que va cargada de suplementos para apoyar a los aliados en la guerra.

Así, acompañaremos al Greyhound en esos días dentro del punto ciego y veremos cómo es que Krause tiene que lidiar contra los submarinos nazis (quienes se llaman a sí mismos lobos), animar a  su tripulación y al mismo tiempo coordinar a los demás navíos para que lleguen a buen puerto. Krause guía el barco acompañado de su fiel amigo y segundo al mando Charlie Cole (Stephen Graham) y contará con la motivación de ver nuevamente a su prometida, Evelyn (Elizabeth Shue), quien la espera de regreso en los Estados Unidos.

Fuente: Sony Pictures
Fuente: Sony Pictures

El guion escrito en su totalidad por Hanks, se centra en las maniobras navales que hace el capitán del barco, y que en cierto sentido nos recuerda  a otras películas como Master and Commander, Capitán Phillips, etc. (incluso Battleship)  y sus esfuerzos por enfrentar a los submarinos enemigos armados con torpedos, metralletas, etc. y con la obvia habilidad de poder esconderse bajo el agua. A esto le sumamos la poca tecnología con la se que contaba en ese entonces y que hacía que la mayoría de las herramientas fueran analógicas, dificultando de sobremanera cada maniobra que hacían.

De esta forma, durante los 90 minutos del film (80 si se saltan los créditos) estamos arriba del barco viendo al capitán dar órdenes a la tripulación e idear la forma de salir avante en cada situación. Hanks con su guion y actuación logra darle autenticidad al personaje y sobre todo agregarle humanidad y espiritualidad, cosas que hacen por un momento que olvidemos que es su primera vez como capitán de un destructor.

Fuente: Sony Pictures

Por otro lado, la dirección de Schneider (quien regresa a dirigir después de casi 10 años) entrega  de manera efectiva momentos de acción y de suspenso que nos enseñan cómo era navegar un barco de esas dimensiones con la tecnología disponible en ese entonces. Además, el buen uso de los efectos especiales y de la edición rápida nos hace olvidar por un momento que la cinta fue grabada íntegramente en un estudio y que no se usó ni una gota de agua…

Fuente: Sony Pictures

Pero...

Podemos afirmar que la cinta cuenta con exactitud histórica y que la intención de Hanks de darnos una lección de la Segunda Guerra Mundial, que es uno de sus temas favoritos, se logra plenamente… Pero, aun así, a veces es difícil seguir la trama sin perderse entre tantos barcos y entre tanto mar.

La cinta se siente un poco repetitiva ya que todo ocurre en el mar abierto y la mayoría del tiempo estamos en la cabina de mando sufriendo con el capitán. Aunque podemos estar de acuerdo con Hanks en que mucho de lo impresionante de los efectos de la cinta se perderá al verla en la pantalla de nuestros hogares (si bien nos va) y no en la gran pantalla como estaba diseñada (gracias COVID :P), los duelos de estrategia naval son difíciles de seguir, y el director muchas veces tiene que recurrir al viejo truco de apoyarse demasiado en el score de Blake Neely (Batwoman, Riverdale) para darle toda la emoción a algunas escenas.

Fuente: Sony Pictures

En resumen

Greyhound es una cinta muy entretenida, centrada en la acción naval más pura. Recae totalmente en el personaje de Hanks y en los efectos especiales, sin embargo, Tom con su gran experiencia logra salvar el barco/película por completo. Gracias a la corta duración del film, se vuelve una lección de historia, de humanidad y de heroísmo que no aburre tanto y es excelente para ver en familia, eso sí, en la pantalla más grande que tengan en casa.

Más sobre
esta película

Greyhound

  • Géneros
  • Bélica
  • Actores
  • Tom Hanks
  • Elisabeth Shue
  • Stephen Graham
  • Año de inicio
  • 2020
Ver ficha de la película

Califica esta película

Greyhound (2020)

Continuar leyendo

Hoy