¿Qué tan buena o mala es la idea de ver al Wolverine de Hugh Jackman en el MCU?

Hace 2 semanas
Por

El sueño de ver al Wolverine de Hugh Jackman en el Marvel Cinematic Universe ha quedado atrás. O al menos eso es lo que todos pensábamos hasta hace unos días, cuando que el actor incendió las redes sociales con una vieja foto al lado de Kevin Feige y una ilustración que mostraba las inconfundibles garras del personaje. Y entonces pasó lo que tenía que pasar: el internet se llenó de toda clase de teorías que vinculaban al actor con la franquicia.

Al final, ver a Hugh Jackman como parte del MCU sigue siendo el sueño de muchos aficionados al cine de superhéroes, pero  ¿qué tan buena o mala idea es que la posibilidad se concrete en este punto de la historia?

El factor Logan

El cine de superhéroes ha dado grandes interpretaciones, pero sólo unas cuantas leyendas, ninguna de las cuales ha tenido un recorrido completamente perfecto. El caso de Hugh Jackman no es la excepción, ya que su talento, compromiso y carisma siempre sobresalieron en una franquicia X-Men determinante en la evolución del cine de superhéroes, pero que siempre se vio opacada por sus altibajos.

Cuando el australiano anunció que Logan marcaría su última aparición como el mutante, la mayoría nos conformamos con una despedida meramente digna y que con un poco de suerte tuviera una calidad más cercana a la mostrada por Wolverine inmortal que a la vista en X-Men Orígenes: Wolverine. Eso sí, absolutamente nadie imaginaba la obra maestra que nos fue otorgada.

El adiós fue perfecto en todos los sentidos. Fue la primera cinta mutante que realmente plasmó la brutalidad y tragedia impresa del personaje; dio madurez y profundidad a un subgénero que ha sido etiquetado hasta el cansancio de infantil; hizo historia al ser la primera película de superhéroes nominada a una de las cinco categorías principales del Oscar; marcó un cierre tan heroico como definitivo del que parecía no haber vuelta atrás. Nadie, ni siquiera Christopher Reeve, máximo referente del cine de superhéroes, pudo presumir un adiós así de glorioso.

La hazaña podría venirse abajo si el personaje es incorporado al MCU. Esto porque narrativamente hablando implicaría que el personaje sigue vivo de algún modo, lo que haría que sus esfuerzos y su sacrificio final fueran en vano. O tal vez no…

Regreso triunfal

¿Es que ustedes nunca mueren?“, cuestiona un enfurecido Toad en la primera entrega de X-Men. La pregunta, que en su momento fungió como un simple guiño a los comics en los que la inmortalidad está convenientemente garantizada, ha cobrado fuerza con el desarrollo de las distintas adaptaciones. Los creativos han reiterado hasta el cansancio que las muertes en las películas son definitivas, pero cada vez nos queda más claro que los retornos nunca están descartados. Lo más curioso es que esto ni siquiera requiere resurrecciones, sino que todo se justifica con la presencia de recreaciones mentales o variantes temporales. Fórmulas impensables para la mayoría de las franquicias cinematográficas, pero que funcionan en éstas por ser exactamente las mismas usadas por los comics por generaciones.

El caso de Wolverine no sería la excepción. No solo porque sus impresos lo han involucrado en toda clase de arcos entrecruzados, sino porque James Mangold y Hugh Jackman nunca se pusieron de acuerdo en la temporalidad de Logan. El director explicó en su momento que la trama se desarrolla “en 2029, 5 años después de todo lo que se muestra en las películas X-Men“, mientras que el actor aseguró que “no solo es diferente en términos de línea de tiempo y tono, es un universo ligeramente diferente“.

A esto sumemos que Deadpool aprovechó sus propiedades metanarrativas para deambular libremente entre la realidad y la ficción, lo que le permitió cruzarse consigo mismo para ‘evitar’ la realización de Linterna Verde, pero también con el Wolverine de Orígenes para adelantarle que “eventualmente vas a colgar las garras, y eso entristecerá a mucha gente.  Pero un día, tu viejo amigo Wade te pedirá que vuelvas a montar. Y cuando lo haga, dile que sí”. El mercenario ya tuvo su primer encuentro dentro del MCU y tal vez no debamos descartar que el personaje de Jackman eventualmente acuda en su llamado.

Finalmente, parte de lo que hace increíble a los comics y sus adaptaciones es la certeza de que todo es posible. Esto incluye toda clase de superhéroes que de un modo u otro siempre descifran el modo de salvar el día, la que incluye batallas contra extraterrestres, misiones cósmicas y alteraciones temporales. En medio de este coctel fantástico, ¿es realmente descabellado pensar en el regreso de un personaje caído?

El adiós fue perfecto en todos los sentidos.

Aquellos familiarizados con la franquicia saben que la incorporación ni siquiera plantearía grandes desafíos narrativos ante la inminente apertura del multiverso, mientras que las mentes maestras de Marvel Studios se han ganado toda nuestra confianza tras construir una de las franquicias más ambiciosas de todos los tiempos. Ver al Wolverine de Hugh Jackman en el MCU es un sueño que parecía destinado a quedar inconcluso, pero que finalmente puede hacerse posible si el actor y Kevin Feige así lo deciden. Pase lo que pase, nos queda la certeza de que ambos harán lo que consideren mejor para el personaje y para sus incontables aficionados que hoy más que nunca se autodenominan “mutante y orgulloso”.

Continuar leyendo

Hoy