El Exorcista: Creyentes tiene mucho cuerpo y sangre, pero nada de alma - Spoiler Time

El Exorcista: Creyentes tiene mucho cuerpo y sangre, pero nada de alma

Imagen principal de la nota
The Exorcist: Believer (El Exorcista: Creyentes) asustará a los espectadores ocasionales durante un buen rato.

The Exorcist de William Friedkin, que se estrenó en las pantallas de los cines hace 50 años, cambió para siempre el mundo del terror. La película de 1973 sacudió las mentes de la sociedad de aquella época y de las generaciones posteriores creando un mito alrededor de la cinta que permanece hasta nuestros días. A la original le siguieron un sinfín de secuelas y precuelas e incluso una serie de televisión, que si bien tomaban elementos de lo creado por William Peter Blatty, nunca lograron estar a la altura de la original. Ahora, de la mano de David Gordon Green y Blumhouse, quienes tienen experiencia por la exitosa trilogía de Halloween, llega The Exorcist: Believer (El Exorcista: Creyentes).

Este proyecto busca evitar las secuelas y convertirse en una continuación directa de la película de 1973. Es la primera una nueva trilogía que busca establecer sus bases en la religión moderna, explorando qué sucedería si el demonio llegara en la actualidad… Y esa es justamente parte de su falla.

La historia nos lleva a Haití atrás en el tiempo, 13 años antes, donde Victor Fielding (interpretado por Leslie Odom, Jr.) pierde a su esposa en un terremoto. A partir de ese día, él, en soledad, tiene que criar a su hija recién nacida, Angela, en Georgia, EE.UU., en un típico suburbio en el que, además de los desafíos de ser padre soltero, se suma la incipiente pubertad de la niña.

Angela (Lidya Jewett) comienza a sentir curiosidad por el pasado de su madre y un día, junto con su amiga Katherine (Olivia O’Neill), deciden escaparse después de clases para adentrarse en el bosque y realizar una sesión espiritista “para principiantes”. Sin embargo, desaparecen, lo que provoca una gran movilización en todo el pueblo. Finalmente, son encontradas a casi 50 kilómetros de distancia. Aunque no recuerdan nada, ya no son las mismas. Algo o alguien regresó con ellas, cosa que pone a la comunidad en serios problemas: cuestionarán su fe y se verán rodeados por un peligro mortal.

Scott Green escribió el guion junto con Peter Sattler con base en una historia de Scott Teems, Danny McBride y el propio Green. Comienzan ubicando la historia y creando el ambiente a través de la desaparición de las niñas. Este primer acto es efectivo y Green logra meter algo que sabe hacer muy bien: los jump scares. Green se luce mostrando que tiene una gran técnica para emular un poco lo que hizo Friedkin y añadirle su toque personal. El problema surge cuando aparecen las niñas y es el turno de presentar a la entidad que está dentro de ellas.

Durante el segundo acto, Green explora otros temas, como la religión (o más bien las religiones), la falta de fe y el fanatismo religioso, pero descuida la presentación del demonio. Al parecer, ve más horror en el mundo moderno que en la entidad recién llegada, lo que es uno de los puntos más débiles de la película. En la película de Friedkin, el demonio es el principal antagonista, lleva nombre (Pazuzu), tiene motivos e incluso diálogos con el exorcista en turno. En The Exorcist: Believer (El Exorcista: Creyentes) se le ignora por completo. Friedkin se encargó de dotar al demonio de personalidad, lo desarrolló a lo largo del filme, a pesar de ser un personaje invisible, y ese es su gran legado: creó todo un personaje off-camera.

En esta secuela, todos los conflictos de los personajes giran en torno a la fe, incluyendo a los vecinos Ann (Ann Dowd) y Stuart (Danny McCarthy), así como a los padres cristianos de Katherine (Jennifer Nettles y Norbert Leo Butz). Odom, Jr. es el único personaje que se salva de ser maniqueo en comparación con los demás. También regresa el personaje de Chris MacNeil (Ellen Burstyn) para participar en el exorcismo, lo cual parece más un gesto de fan service que una contribución sincera a la trama.

Más allá de todo esto, el gran descalabro ocurre en el último acto, cuando a los guionistas se les ocurre incluir a un cura católico, un pastor cristiano, una curandera haitiana y una monja rebelde para llevar a cabo el exorcismo final. Este giro es tan inverosímil como anticlimático y parece el comienzo de un chiste que no tiene un buen remate.

Aunque esto último trata de ser un sello distintivo de los creadores, como nos contaron en la trilogía de Halloween, que la comunidad se unía en un grito de violencia contra Michael Myers, aquí el pueblo es un puño apretado pero para salvar a las niñas. Si bien esto puede parecer una posición política (muy respetable, por cierto), la forma en que se aplica a la narrativa deja mucho que desear.

En el aspecto técnico, The Exorcist: Believer (El Exorcista: Creyentes) es un gran logro gracias a la acertada fotografía de Michael Simmonds (el fotógrafo principal de Green) y la música de Amman Abbasi y David Wingo. Estos últimos respetan el tema original de The Exorcist de Oldfield. También se destaca el montaje del experimentado editor especializado en terror Timothy Alverson, quien se rescata a través de algunas secuencias y los ya nombrados y muy bien utilizados jump scares.

The Exorcist: Believer (El Exorcista: Creyentes) intenta ser un homenaje a la obra de Friedkin pero centrando su trama en la crisis de fe. Sin embargo, la construcción de los personajes es deficiente y, por el contrario, se dedica a presentarlos uno tras otro, posiblemente como un guiño a las otras dos secuelas que se avecinan. Cuando llega el tercer acto, todo se resuelve de manera apresurada y caótica.

A pesar que se nota que los creadores son grandes estudiosos del cine de horror y que quieren dejar su marca de autor con algunas propuestas interesantes, en esta ocasión llenaron a esta secuela de sangre y cuerpo, pero se olvidaron de darle alma. The Exorcist: Believer (El Exorcista: Creyentes) asustará a los espectadores ocasionales durante un buen rato. Sin embargo, los puristas y los seguidores de la obra de Friedkin se sentirán un poco decepcionados.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=7uoQv9QaAzY

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Serie - 12 ep. de 23 min.
Ninja Kamui
HBO Max
Serie - 10 episodios
The New Look
Apple TV Plus
Película - 1:24 horas
Cinco citas a ciegas
Amazon Prime Video
Película - 1:45 horas
Los juegos del amor
Netflix
Película - 1:42 horas
A Soweto Love Story
Película - 1:06 horas
This Is Me…Now
Amazon Prime Video