Little Fires Everywhere

Artículo

Entrevista exclusiva con Kerry Washington y Reese Whiterspoon, dos mujeres en llamas

Hace 3 años
Por

Little Fires Everywhere, la miniserie de 8 episodios protagonizada por Reese Whiterspoon y Kerry Washington, estrenó en la plataforma de Amazon Prime Video en Latinoamérica hace unas semanas. La historia, basada en la novela homónima de Celeste Ng, se centra en dos madres con perspectivas y experiencias de vida completamente diferentes. Cuando sus caminos se cruzan, sus mundos comienzan a arder.

La serie presenta un relato intrigante, cautivador y muy entretenido, lleno de drama, momentos de tensión y grandiosas actuaciones. Pero más allá de todo esto, Little Fires Everywhere explora temas sumamente importantes, sensibles, profundos y polémicos sobre los cuales necesitamos realizar cambios urgentemente. El show no pretende dar una solución a estas problemáticas, pero se atreve a explorarlas y retratarlas presentando diferentes perspectivas y realidades para generar una conversación y reflexión entre los espectadores, más allá de la pantalla chica.

https://www.youtube.com/watch?v=l0zUbXzAhLI

Tuvimos la oportunidad de platicar con las protagonistas sobre su involucramiento en la serie, tanto como actrices y como productoras, desde la importancia de atreverse a retratar temas incómodos y de presentar distintos puntos de vista, hasta el reto de cargar con una producción tan grande como lo es Little Fires Everywhere.

Fuente: Amazon Prime Video

Spoiler Time: La serie no tiene miedo de hacer varias declaraciones sobre la maternidad, el racismo y las expectativas que tenemos sobre las mujeres. ¿Son temas que buscan retratar y representar a la hora de producir un show o de elegir un papel? ¿Buscan que su trabajo haga una declaración más allá de sólo ser un programa de televisión?

Reese Whiterspoon: Sí, estoy en un momento de mi vida en el que… Recuerdo que cuando era una actriz más joven no sabía qué tipo de historias quería contar, estaba un poco perdida. Pero ahora tengo muy claro el déficit que hay de narrativas para las mujeres, para todas las mujeres. Estamos recuperando el tiempo perdido, cientos de años de historias perdidas, porque no éramos nosotras quienes las contábamos. Yo definitivamente siento una gran responsabilidad de causar un impacto con mi trabajo.

Kerry Washington: Creo que hay una extraña realidad de ser una mujer en este negocio, y particularmente una mujer de color. Como lo dijo Reese, durante mucho tiempo nuestros héroes sólo miraban hacia un lado y ahora, cuando te centras en una mujer y en la historia de una mujer eso se convierte en un acto político. Estás haciendo una declaración por el simple hecho de poner a una mujer en el centro de nuestras propias vidas y lidiando con todo como seres humanos tridimensionales. Por el mundo en el que vivimos, es difícil para nosotras ser a la vez protagonistas y productoras sin estar haciendo una declaración.

ST: Después de trabajar juntas como protagonistas y productoras, ¿qué aprendieron la una de la otra?

RW: Yo conocí a mi pareja perfecta. Nadie trabaja más duro que Kerry. Nadie se preocupa más que ella.

KW: Claro que sí. Tú.

RW: Bueno, de ambos lados fue igual. Fueron muchas horas de trabajo, muchas ideas, charlas motivadoras. Nos pusimos una meta de excelencia que siempre queríamos alcanzar, pero al mismo tiempo nos divertíamos y la pasábamos bien. Nos encantaba estar juntas en el set. Aprendí que amo a esta mujer y quiero trabajar con ella una y otra vez.

KW: Lo mismo de mi lado. También aprendí que gran parte del potencial de Reese proviene de su autenticidad. Todos los días irradiaba luz y alegría, pero también siempre se manejaba con honestidad, y eso se agradece. El poder de decir la verdad. Cuando le preguntas cómo está, genuinamente te va a decir cómo se siente, y eso me encanta, que no pretende.

Fuente: Amazon Prime Video

ST: ¿La maternidad fue un tema clave por el cual decidieron participar en este show?

RW: Oh, sí. La idea de explorar la maternidad a través de los ojos de varios personajes que son madres: una madre inmigrante china, una madre afroamericana, una mujer que no puede concebir y decide adoptar y una madre blanca privilegiada que no se da cuenta de sus privilegios. Se plantean muchas perspectivas sobre ser madre. Hay tanto que explorar y el libro en el que se basa la serie está hermosamente escrito. Eso fue lo que me atrajo al proyecto. Y también las ganas que tenía de trabajar con Kerry en algo profundo y con un gran significado. Eso definitivamente me cautivó.

KW: Así es. Creo que es algo muy poderoso, poder explorar la maternidad a través de diferentes perspectivas y quitarnos de una vez por todas, la idea de que hay una sola manera de ser una buena madre. Uno puede llegar a la maternidad desde muchos caminos diferentes y expresarla de muchas maneras.

ST: Sobre la maternidad tóxica que se plantea en la serie, un tema que es muy importante de retratar y explorar. ¿Por qué creen que tenemos tantos problemas para hablar de ello?

RW: Creo que no habíamos tenido una oportunidad. Los creadores de historias no habían tenido auténticamente la oportunidad de hablar sobre la maternidad, de la misma manera que las mujeres creadoras como Kerry y yo. Y esto abre la puerta para generar más oportunidades de hablar del tema y explorarlo. Hay tantos tipos de mamás. Tantas madres distintas que vemos todos los días, con algunas estamos de acuerdo y de otras no nos gusta la forma que tienen de educar a sus hijos. Nosotras queríamos mostrar todo un espectro de comportamientos femeninos y no sólo tropos de madres perfectas o madres “correctas”. Es un acto de valentía mostrar los distintos tipos de madres que ponen su negatividad y malas ideas en las mentes de sus hijos. Algo real que sucede en el mundo.

KW: Y también explorar cómo ese comportamiento proviene de algún lado. Reconocer que hay mamás como Elena y Mia en la serie que son muy controladoras, y su forma de percibir la realidad se la imponen a sus hijos. A través de ocho episodios podemos entender por qué Elena y Mia actúan de cierta manera, por qué son como son. Sus maternidad tóxica proviene de algún lado, de su propio dolor. Creo que es una exploración muy importante.

Fuente: Amazon Prime Video

ST: Además de protagonizar, ustedes dos produjeron el show con sus respectivas compañías, Hello Sunshine y Simpson Street. ¿Cuáles fueron los retos a los que se enfrentaron como productoras de la serie?

RW: Fue una producción enorme. Muchas personas involucradas, muchos personajes y un gran elenco. Había un responsabilidad enorme y por eso me sentí muy afortunada de poder dividirla y compartirla con Kerry. Es una responsabilidad tremenda para el estudio [ABC Signature Studios], el canal, que uses el dinero responsablemente, que seas puntual, que estés dentro del presupuesto. Todo eso nos lo tomamos muy en serio y pasamos mucho tiempo tomando decisiones e improvisando cuando era necesario.

KW: Es un desafío emocionante estar al mando de una producción de este tamaño. Pero también puede provocar que pases varios días sin dormir bien. Nosotras somos el tipo de productoras que queremos asegurarnos de que la producción refleje nuestra visión y nuestros valores de principio a fin. Desde el casting, hasta los pósters y los anuncios, estamos involucradas en cada paso del camino. Es mucho trabajo. Es muy gratificante y una oportunidad fantástica y privilegiada, pero es mucho trabajo.

Más sobre
esta serie

Hoy

Suscribirse