Notice: Uninitialized string offset: 0 in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Trying to get property 'name' of non-object in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 190 Notice: Undefined variable: data_tipo in /var/www/html/wp-content/themes/its-spoiler-time-2019/header.php on line 203

Good Night Mommy es una remake que no sorprende pero tampoco decepciona

Hace 5 meses
Por

Veronica Franz y Severin Fiala son un par de directores y guionistas que vienen del más estricto cine de autor europeo. Trabajaron con Ulrich Seidl en los guiones de la trilogía Paraíso en el 2012 y 2013, películas con una humanidad y profundidad apabullantes que daban notas de una genialidad emocional y guionística poco usual, incluso en el cine de autor. 

Good Night Mommy (Buenas noches, mamá) (2014) representó para esta pareja direccional un salto al reconocimiento mediático y a la vista de los fanáticos del cine de terror. La implementación atípica del factor psicológico con los giros como distracción, hicieron de esta película una de las grandes sorpresas de ese año. Incluso me puedo aventurar a decir que esta historia, tal cual está escrita, la dirigiría Alfred Hitchcock y tendríamos el mismo resultado. Ya se hablaba en años posteriores de un posible remake. Sin embargo con el tiempo se esfumó la posibilidad… hasta hoy. 

Para los que nunca han visto o han sabido de esta historia, trata de esto: un par de niños, Elias y Lukas, regresan a vivir con su mamá, una actriz y modelo famosa que recién sale de una operación estética. Al llegar, los niños se sorprenden al no poder verle la cara y notar que se comporta de manera extraña. Para ellos esta mujer no era su madre…

Muchas veces pasa que hacer un remake de una historia tan emblemática puede ser un arma de dos filos: puede ser una genialidad que no invade la original de su origen o la barbaridad de la copia total sin ofrecer nada nuevo más que un cast medianamente escogido y efectivo. Tenemos varios casos de éxito y muchos de fracasos. Un ejemplo es Let the right one in (2008) de Tomas Alfredson con su remake a mano de Matt Reeves (Batman) en el 2010. Ambas películas son sumamente efectivas y ofrecen cosas distintas pero en esencia es lo mismo. Este es un caso de éxito… pero no es lo común. De la mano de enfrente tenemos Psicosis (1961) de Alfred Hitchcock y su remake de Gus van Sant a finales de los años noventa. Ya ni vale la pena recordarlo porque caeríamos en un despropósito crítico que no es tema de esta reseña.

El remake de Good Night Mommy podría haberse salvado por tener a Naomi Watts como principal, porque ella lo hace impresionante y terrorífico… en pocas palabras es la razón principal por la que esta película se mantiene a flote. Sin embargo, creo que para los que no han visto la original del 2014, esta película les puede gustar y sorprender; no será lo mismo para esos que vimos en cines su original, aunque pueden encontrar elementos interesantes, más que nada estéticos, que mejoran mucho a la historia, pero no le llega a los talones más que en el planteamiento del personaje de la madre que, sin miramientos, acá alcanza notas más terroríficas, sugerentes al mismo tiempo que muy interesantes.

Hasta el día de hoy no entiendo el afán del cine norteamericano de rehacer historias que ya existen. Es como si el pasado no existiera si no pasa por sus filtros hollywoodenses llenos de clichés y versiones desgastadas que nada tienen que ofrecer en la actualidad y que encuentran en estas historias la genialidad que les hace falta.

Ya puedes verla en Prime Video.

https://www.youtube.com/watch?v=3lKm2Vct3x4&ab_channel=PrimeVideo

Continuar leyendo

Hoy

Suscribirse