Mad Men

Artículo

¿Cómo debió terminar el mundo de Don Draper?

Hace 6 años
Por

Muchos consideraron al final de Mad Men como poesía pura, pero para los fans hardcore fue algo muy digno que en definitiva podría haber acabado MUCHO mejor. Sí, el final pudo haber sido sublime rayando en perfecto.

Aunque pareciera imposible hacerlo mejor, aquí hay algunas sugerencias de finales sublimes para nuestros personajes favoritos de parte de una fan adicta a la serie.

1 Betty muere en brazos de Don

Don siempre la dejó sola, y eso que ella fue la mujer que tuvo todo lo bueno: la casa perfecta, los hijos perfectos, un físico espectacular (porque incluso en su etapa de gordita lucía perfecta). Betty tuvo todo MENOS A DON, porque él nunca estuvo realmente ahí, su mente siempre estaba en otro lado. Y aunque sí la quería, realmente nunca la amó, o no supo cómo hacerlo como ella deseaba. Entonces hubiera sido genial que en vez de hacerle una llamada para decirle como siempre literal o entre líneas I do worry about you, Birdie (como cuando se enteró que ella tenia cáncer) que hubiera ido a verla y que de verdad se hubiera hecho presente por lo menos en esa última etapa  de su vida.

Curiosamente el único hombre que pudo ver lo sola que Betty estaba fue el amigo de su hijita, que ya mayor no se quedó con las ganas de darle un besito de admiración a la rubia perfecta. Betty Draper merecía  mucho más amor de Don y merecía morir en sus brazos o por lo menos cerca de él.

2 Roger se hace más humano

Una de las últimas imágenes que tuvimos del personaje de Roger Sterling fue la de él disfrutando de la vida como siempre: comiendo en un restaurante lujoso, disfrutando su langosta y su vino caro. Hubiera sido genial que por una vez en la vida lo hubiéramos visto haciendo algo más humano, quizá jugando con el hijo que tuvo con Joan, limpiado su oficina o haciéndose un café sin depender de una mujer como siempre; o quizá sufriendo las consecuencias de su vida de caros excesos, como castigo de alguna justicia divina: hay gente que nunca cambia pero Roger quizás si hubiera cambiado algo hubiera tenido un final en la serie mucho más memorable.

Hubiera sido maravilloso ver al personaje en un momento simple, menos Roger. Sterling siempre tuvo a su cargo el peso del glamour masculino de la serie, más que Don, y muy pocas veces lo vimos perder el estilo.

3 Sally Draper termina siendo una niña de su edad

Algo que los fans amamos en verdad fue el humor negro y adulto de Sally Drapper. Ella, a diferencia del hermanito que sólo existía. Siempre estaba ahí lista y acechando cada acción de sus padres, observándolos, y haciéndolos escuchar sus opiniones cuando eran ilógicos en su forma de actuar. Muchas veces ella fue más madura que Betty y Don, y a pesar de su corta edad, siempre entendió que ambos estaban mal espiritualmente y que el único modo de recordarles que ella existía era no siendo tan perfecta como ellos dos…

Hubiera sido lindo verla como una jovencita normal cuidada por lo menos por uno de sus padres, pero hasta el final ella fue siempre la de mayor lógica; incluso a ella le tocó decirle a Don que Betty estaba muriendo, una realidad que su madre se negaba a aceptar. Y quizá en ese universo de la serie que ya no vimos ella fue quien se hizo cargo de su hermano y fue quien hizo que Don volviera a trabajar después de su escapada a Hippieland.

Ojalá que algún adulto consciente de que Sally era a final de cuentas casi una niña la haya llevado a la feria algún día, que haya escapado de la presión de ser perfecta como sus padres y que haya dejado los Lucky Strikes

4 Joan y Peggy

El final de Mad Men fue injusto con la pelirroja ya que a final de cuentas se quedó sola y a pesar de que ella siempre fue lo suficientemente hábil para destacar en un mundo de hombres, hubiera sido algo justo verla protegida y querida por alguien que soportara la sombra de una mujer tan fuerte y sensual; amada de verdad con todo y su nueva posición económica, su hijo y sus ambiciones. 

Respecto a Peggy, ella sí logró encontrar el amor con su gran amigo Stan, un amor aparentemente verdadero con aires de conformismo. Sí, esa relación, a pesar de parecer idílica, se sintió forzada… como que a los productores les ganó la presión por no dejar a Peggy que siempre fue un personaje romántico sin un final ídem.

Quizá hubiera sido mejor que Peggy se quedara con su otro gran amor: la publicidad, y que hubiera sido Joan la que tuviera el final romántico y esperanzador. Ambos personajes merecían algo MUCHO mejor.

5 La agencia de publicidad

La agencia pasó a ser un personaje: sufrimos cuando se disolvió la primera vez, cuando se mudaron, y nos emocionamos mucho cuando la abrieron de nuevo en un lugar lleno de luz y muy espacioso. Los fans ya conocíamos de memoria todos los despachos de los personajes, los pasillos, la sala de juntas, etc.

Hubiera sido increíble ver la agencia instalada a todo lujo en un rascacielos, ocupando quiza medio edificio y con derroche de glamour después de haber logrado el súper éxito con el comercial de Coca Cola; nos hubiera dejado tranquilos saber que el legado de nuestros Mad Men estaba más que consolidado y que por fin la agencia era un lugar seguro para todo aquél genio de la publicidad que fuera contratado para laborar en ella. Hubiera sido genial un último paneo por la agencia ya exitosa nivel VIP luciendo mejor que nunca, con oficinas llenas de glamour, cuadros caros ,sofás enormes, escritorios de caoba y carritos de ruedas con MUCHO alcohol.

6 Don Draper nunca vuelve a la publicidad

Con la sonrisa de Don Draper en la clase de meditación al aire libre se nos dio a entender a los espectadores que él fue el creador de uno de los comerciales más icónicos de Coca Cola pero ¿qué tal si él nunca lo hizo? ¿Que tal que Don sólo tuvo esa epifanía resultado del encuentro consigo mismo y lo que creímos ver como resultado de lo que el vivió en el lugar de retiro sólo fue una coincidencia con uno de los momento publicitarios más exitosos de la época y en realidad ese  momento fue producto de la mente creativa de alguien más mientras que Don simplemente se retiró? Quizás nunca volvió a hacer nada, regresó por sus cosas y partió a otro estado con rumbo desconocido, después de todo de acuerdo a lo que vimos en la serie estaba HARTO de mentir, y su trabajo para crear a Don Draper y poder destacar en  la publicidad era una de las mentiras más grandes creadas por él.

https://youtu.be/VDJIFu_WSaE

Quizá por afecto al personaje o por sentimentalismo todos quisimos creer que Don Draper hizo ese comercial de Coca Cola, pero en realidad él ya estaba fuera del negocio, y fuera de la vida de Don Draper, y por fin había aceptado que él era Dick Whitman, el huérfano hijo de una prostituta siempre ansioso de encontrar a alguien que lo amara por ser él y no Don Draper.

Si nos hubieran mostrado que Don por fin aceptó quién era hubiera sido brutal, y hubiera dado mucho más material para pensar y de que hablar a todos  los fans de la serie que sufrimos con él cada que alguien podía revelar su secreto. Hubiera sido un final perfecto que él mismo dejara de mentirse y aceptara que tenía miedo de ser Don: después de todo, esa escena donde escucha el monólogo de Leonard, el hombre triste de la sesión grupal, quizás le hizo ver que todas las personas mienten acerca de lo que son; quizá por eso lo abrazó y lloró con él y quizás eso lo liberó de la presión de ser el siempre genial e impoluto Don Draper, y ese de verdad hubiera sido un final PERFECTO.

Más sobre
esta serie

Hoy