True Blood

4.4Artículo

Personajes que extrañamos #35: Jessica Hamby

Hace 5 meses
Por

True Blood ha sido una de esas series que nos han marcado a todos. Con siete temporadas al aire, contó una historia llena de fantasía donde vampiros se mezclaban con humanos, hombres lobo, hadas y muchas cosas más. Su final fue, sin duda, el final de una era.

Entre todos los vampiros maravillosos que nos ha entregado este show, hemos recordado ya alguna vez el que encanaba Alexander Skarsgaard, Eric Northman, como uno de los personajes que más extrañamos en la televisión. Sin embargo, no era el único que nos encantaba. También estaba ella: Jessica Hamby.

Producto de un castigo impuesto a Bill Compton por haber asesinado a uno de los de su especie, Jessica, una jovencita de 17 años, proveniente de una familia muy estricta y religiosa que no la dejaba hacer prácticamente nada y que solía sufrir los abusos de su padre, es secuestrada por los vampiros, por orden del Magistrado, y Bill se ve obligado a convertirla en uno de ellos. 

Bill, que resiente su condición, intenta zafarse de la responsabilidad, pero finalmente entiende que debe pagar sus deudas. Así, la jovencita de Louisiana termina convirtiéndose en la progenie de Bill.

Como vampiro, Jessica encontró todas las libertades que como humana no había podido experimentar. Eso, combinado con la energía característica de los neófitos, hizo que en sus primeros momentos como nueva especie fueran difíciles. De hecho, Bill se vio tentada a “darla en adopción” a la gente de Fangtasia, es decir, a Eric y a Pam. Pero incluso para el dúo de vampiros más sensuales de la televisión Jessica fue demasiado y, al poco tiempo, la devolvieron con Bill.

Con el tiempo, Jessica terminó convirtiéndose en un vampiro al estilo de Bill: perfil bajo, intentando alimentarse sólo con Tru Blood y buscando un trabajo como mesera en Merlotte’s.

Además, empezó a entablar relaciones con seres humanos, primero con Sookie, por su relación con Bill, pero luego conoció a Hoyt Fortenberry, con quien tuvo un romance que nos tocó a todos el corazón.

Jessica es muy poderosa, como todos los vampiros, gozando de velocidad y fuerza y de la capacidad de sanar. Esto finalmente termina convirtiéndose en un problema, ya que cuando fue convertida era todavía virgen, por lo que luego de su primera experiencia sexual (ya como vampiro), su himen se regeneró, tornándola en una virgen eterna, algo que la frustró durante algún tiempo. 

Además, ha demostrado la capacidad de hipnotizar a los humanos con mayor poder que muchos otros personajes de la serie. Incluso es capaz de hipnotizar a más de una persona a la vez, algo que ni siquiera el milenario Eric logra con facilidad.

Como toda novata, Jessica también comete errores. Intenta, como Bill, alimentarse exclusivamente con Tru Blood, pero a veces le es muy difícil calmar su hambre. Por esto, ha llegado a matar accidentalmente. Uno de los peores casos fue cuando devoró a una de las hijas de de Andy Bellefleur que, como Sookie, eran mitad hadas, manjar preferido de los vampiros. Y carga con esa culpa durante muchísimo tiempo. 

Jessica es tan consciente de sus falencias que hasta deja ir al amor de su vida, Hoyt, borrándole todo recuerdo de ella. Sin embargo, el amor es más fuerte y, cuando se reencuentran, se enamoran una vez más y terminan casándose. 

Definitivamente, Jessica fue uno de los personajes más entrañables dentro de True Blood y, tal vez, uno de los que experimentó mayor crecimiento. Por eso, hoy, a tantos años del final, seguimos extrañándola.

https://www.youtube.com/watch?v=As2lQDyOvIY

Más sobre
esta serie

True Blood

4.4
  • Emisión
  • HBO
  • Géneros
  • Ciencia Ficción y Fantasía
  • Drama
  • Terror
  • Año de inicio
  • 2008
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

True Blood (2008)

Hoy