¿Por qué ver la versión extendida de El Señor de los Anillos: el Retorno del Rey? - Spoiler Time

¿Por qué ver la versión extendida de El Señor de los Anillos: el Retorno del Rey?

Imagen principal de la nota
Luis Toriz reseña la re edición de El Retorno del Rey, disponible solamente en HBO Max.

Cuatro jóvenes hobbits se encuentran sentados, tomando cerveza y observando la vida pasar, suceder. Esa cotidianidad de los demás que ya no corren peligro, sucede sin mayor amenaza de extinguirse, sin percatarse: ninguno de ellos están en presencia de quienes se arriesgaron para que esa noche todos estuvieran viviendo sus vidas. Sin embargo, los cuatro amigos se sienten como cuatro veteranos de guerra que se acompañaron durante los peores años de su vida y, ahora, no necesitan nada que decirse, porque se lo han expresado todo. Una sonrisa significa honestidad, amistad y compañerismo para todo el resto de la existencia, y si en ese momento la vida de alguno de ellos se viera comprometida, cualquiera del resto de los tres se pondría en medio sin ni siquiera dudarlo.

The Lord of the Rings: The Return of the King (El Señor de los Anillos: el Retorno del Rey) (2003) de Peter Jackson fue un suceso cinematográfico sin precedentes. Estrenada en el año 2000, la trilogía de la Tierra Media que enmarca con guerras, destrucción, luchas y corrupción humana una historia de amistad, esperanza y hermandad se volvió un referente no solo dentro del mismo cine, también en las adaptaciones literarias a la pantalla grande.

Con una duración de poco más de 4 horas, te digo por qué no te puedes perder la versión extendida en HBO Max de esta joya del cine.

Crédito: HBO Max

1 Más amor, más sangre y más sueños

En la versión cinematográfica nos privaron de varias escenas que ahora que las vemos complementan perfectamente la visión de Peter Jackson para el relato. En esta nueva versión extendida se puede apreciar más violencia en las muertes, por ejemplo en la de Saruman a manos de Grima y su discurso sobre las ruinas del pueblo de Rohan. La escena explora un poco más la discusión entre Saruman y Gandalf, proporcionando mucho más énfasis en la perdición moral que Saruman ha sufrido por seguir Sauron. La escena es violentamente más explícita y sangrienta.

Ahora bien, en la versión que todos vimos en el 2003, Aragorn nunca dio esperanzas de nada a Eowyn; nos quedaba claro que el futuro Rey estaba un tanto resignado a que Arwen era una de los elfos y que su eternidad resultaba ser un gran impedimento y tampoco le pediría que renunciara a este atributo implícito de su raza. En la versión extendida, dentro de la propia resignación de Aragorn para estar sin el amor de su vida, comienza a cortejar y poner mas atención a Eowyn; es por eso que ella se nota mucho más interesada en la versión normal, porque él en realidad si había abierto una posibilidad de tener una relación con otra humana. Un poco antes del final, en ambas versiones, Aragorn le dice a Eowyn que no tiene nada que ofrecerle y ella termina desilusionada y destrozada, pero esta versión nos explica por qué tanta intensidad de parte de ella. Por su parte, Arwen comienza a tener visiones oníricas de su futuro con Aragorn, e incluso del hijo que, en caso de que estuvieran juntos, tendrían. Esto es lo que la empuja a renunciar a su eternidad, porque aunque ella perdería uno de sus atributos etéreos más importantes, la predestinación que supone tener un hijos con Aragorn debe cumplirse.

En la versión extendida el director dialoga más con un discurso interno del personaje de Arwen y el poder de las decisiones que ella está a punto de tomar, los mismos que cambiarían el destino de su gente, de los humanos y de toda la tierra media, pero que también su sacrificio valdría totalmente la pena.

Crédito: HBO Max

2 Las metáforas

Si la versión clásica Peter Jackson nos inundaba de simbolismos y metáforas, en esta extendida parece que nunca paran las sugerencias metafísicas, espirituales y bíblicas.

Arriba te comentaba el poder de las decisiones que Arwen estaba por tomar; estas estaban rotas y su simbolismo, junto con el liderazgo y la unidad de los hombres, estaban rotos. Se representaba por medio de la espada Narsil, que los elfos conservaban como un memorial de lo que logró Dúnedain Elendil al cortar la mano de Sauron y quitarle el Anillo de Poder. En la versión extendida, Peter Jackson liga estas decisiones con la propia restauración de la espada, que comienza a ser una propia metáfora de un destino que se encontraba perdido y también destrozado por una predisposición absurda a perder la esperanza, pero Arwen restaura, con su sacrificio, la predestinación del regreso de Aragorn como Rey de los hombres y la esperanza de vencer a la oscuridad.

Tolkien jugaba con alegorías bíblicas escondidas dentro de sus historias, las disfrazaba de fantasías con elfos, enanos, hobbits y criaturas fantásticas. Sin embargo, la lucha interminable entre Dios y El Diablo se encuentra representada no solamente por una sola figura, sino que va jugando y alegorizando para lograr un mayor significado y profundidad en sus personajes. Sus conceptos de la vida, la muerte, el destino, la maldad y el poder; se ven plasmados con personajes como Gollum, Sauron, Saruman, Sauron y Gandalf. Mientras tanto el sacrificio, la amistad y el amor se reflejan en personajes como Frodo, Arwen, Sam y Eowyn. Todo esto tiene mucho más énfasis en la versión extendida

3 Las interpretaciones

Repito: Tolkien era un alegorista, adornaba su verdad cristiana con personajes que pudieran vincularse con esta y de alguna manera crear un código de comunicación con quien pudiera leerlas de esa forma, pero también con quien solo quisiera verlo como un libro de aventuras heroicas con mensajes como la amistad, el amor, sacrificio y cómo estos siempre vencerían.

La historia de El Señor de los Anillos tuvo sus primeras lecturas en la sociedad secreta que crearon Tolkien y Lewis. Ambos compartían los avances literarios de sus obras: Tolkien con su Tierra Media y Lewis con Las cartas del Diablo a su sobrino para después dar creación a Las crónicas de Narnia. Ambos eran cristianos y dentro de sus historias existía una cierta ambigüedad al respecto, pero una claridad palpable para quien quisiera verlas del mismo modo que ellos las escribían.

En la última batalla en Mordor, Tolkien crea su más grande metáfora sobre la batalla del armagedón bíblico, que tiene su origen con la visión del apóstol Juan, justo antes de morir en la Isla de Padmos, una última batalla entre el bien y el mal que resultaría en un nuevo comienzo, que no significa el fin de todo, sino un reseteo a lo existente para construir algo totalmente nuevo sin la maldad que lo amenazaba constantemente.

En esta versión extendida, Peter Jackson da mayor protagonismo a un sentimentalismo que logra calmar la intensidad del relato y cerrar los círculos que sus personajes en pantalla representaban. El reencuentro de los hobbits, el regreso del verdadero Rey de los hombres y el reencuentro con su destino que lo representa Arwen y la despedida de Frodo, Bilbo y Gandalf, una sociedad tripartita, no casualmente como una representación de la trilogía bíblica (Dios, Jesús y Espíritu Santo). Los tres se marchan pero dejan un mundo nuevo en el que Sam puede ver crecer a sus hijos y la comarca sigue en su hermosa cotidianidad.

Crédito: HBO Max

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Serie - 8 episodios
El problema de los 3 cuerpos
Netflix
Serie - 10 ep. de 33 min.
X-Men '97
Disney Plus
Serie - 10 episodios
Palm Royale
Apple TV Plus
Película - 1:25 horas
Los Casagrande: La película
Netflix
Película - 1:57 horas
Shirley
Netflix
Serie - 5 episodios
Homicidio
Netflix