El fenómeno taquillero de Top Gun: Maverick - Spoiler Time
Video
Tornados
Nube negra

El fenómeno taquillero de Top Gun: Maverick

Imagen principal de la nota
¿Por qué Tom Cruise y el cine de los 80s son una esperanza para el cine? Fer Castañeda analiza el fenómeno de #TopGunMaverick.

En marzo de 2020, cuando fue declarada oficialmente la pandemia por COVID-19, una de las industrias que más sufrió fue la del entretenimiento cinematográfico y televisón, aunque esta última pudo sobrevivir un poco más por la naturaleza de su distribución casera. Pero las proyecciones de cine comenzaron a vivir uno de los peores momentos de su existencia con complejos cerrados sin fecha probable de regreso. Los estrenos fueron aplazándose cada vez más y el futuro se veía cada vez más negro, incluso muchos analistas aseguraban que la forma de ver cine estaba a punto de morir, y la migración obvia eran las plataformas de streaming, lo único que quedaría para cualquiera.

Estas aseveraciones sin duda fueron un gran susto para los creadores de cine, que veían sus anhelos frustrados de poder seguir viendo sus piezas audiovisuales en una sala de cine. Pero así como ellos, las mismas compañías que llevaban años en el negocio se vieron amenazadas de perder los millones de dólares que reditúa una película exitosa. Con el paso de los meses, la emergencia sanitaria comenzó a dar signos de mejora y con ello, llegó una pequeña esperanza al cine, pero sus primeros intentos fueron un fracaso, basta con recordar que TENET, lo más nuevo de Christopher Nolan, no llegó a salvar este modelo de distribución como el célebre director lo señalaba con vehemencia. Su “fracaso” hizo que compañías decidieran por seguir apostando por estreno en plataformas o simultáneos para no seguir perdiendo más dinero.

La situación global, en todos aspectos, siguió mejorando, incluso los números de taquilla despuntaron más allá de las cifras que se manejaban en 2019. Pero nadie imaginaba que un serio competidor, conocido por todos, sería la verdadera esperanza de salvación de una industria y demostraría que el cine no está muerto, como tantas veces ha pregonado y luchado por ello. Treinta años después de Top Gun, Tom Cruise volvió a retomar la icónica película ochentera para contar una nueva historia ubicada en nuestro presente, y sin saberlo, al menos nosotros que somos simples espectadores, Top Gun: Maverick, se convertiría en un éxito de taquilla que logró romper cualquier paradigma, tal como esa escena inicial de la misma película.

Crédito: Paramount Pictures

¿Pero qué hizo que esta película rompiese récord de taquilla, convirtiéndose en una de las pocas producciones no respaldada por una franquicia al estilo Marvel o Star Wars en lograr una hazaña así? La respuesta es sencilla: su amor al cine. Una de las cosas que caracterizó el cine de los 80s, década en que surge la historia insignia, es que las películas estaban hechas para un público familiar, y por familiar no me refiero a que estas iban dirigidas solo al público infantil. Las historias contadas eran más universales y hacían conectar lo mismo a un joven de quince años, como una mamá joven en sus treinta, o un señor de sesenta. Esta forma de hacer cine fue la clave para que Top Gun: Maverick fuese un éxito de taquilla al poder reunir a todo tipo de público alrededor de un evento cinematográfico como este.

Todo esto sumado a que la secuela demostró ir más allá de una cinta que se centra en pilotos de la Fuerza Aérea de EE.UU., consiguió también ser un paralelo de la industria cinematográfica que existe en la actualidad. La sola figura de Cruise es la viva representación de la última gran ola de estrellas que ha tenido Hollywood, mientras que sus compañeros jóvenes dan vida a las estrellas en ascenso que deben aprender de esas viejas generaciones.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=zzBIzYmxatU

En paralelo, el guion presenta una historia donde las misiones de la Fuerza Aérea han comenzado a ser realizadas por drones, dejando a un lado la fuerza humana. Esta es simplemente una analogía de cómo el cine se ha transformado para dar paso a los VFX y dejar los efectos prácticos a un lado. De esta forma, Top Gun: Maverick se esfuerza en mostrar que el cine como se hacía antes no está muerto y que aún tiene mucho potencial para lograr romper la taquilla.

Afortunadamente, el cine demostró una vez más que está lejos de morir, así como nunca morirá la radio o la televisión, pero a la vez ha encontrado una esperanza de cómo conquistar nuevamente a un gran grueso del público experimentado una fórmula que nos dejó la añorada década de los 80. Por eso y más, esa década siempre será un referente en la cultura pop.

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
Divorcio en negro, de Tyler Perry
Amazon Prime Video
Serie -
Gatitos explosivos
Netflix
Película -
Novata Espacial
Amazon Prime Video
Serie -
Sunny
Apple TV Plus