Breaking Bad

Artículo

Biografía no autorizada de Walter White

Hace 2 años
Por

Único e irrepetible como la Pepsi Twist, Walter White marcó una época en la era moderna de la televisión siendo el protagonista de una de las series más populares de todos los tiempos y por eso es parte de nuestra colección NFT de Baby Villains.

Walter fue una creación de Vince Gilligan para Breaking Bad, el programa de AMC que debutó en 2008 y que finalizó en 2013 luego de cinco temporadas espectaculares. Más allá de que el responsable del show lo imaginó, quien le dio vida, lo moldeó y lo perfeccionó fue Bryan Cranston, quien hasta este papel era conocido por una comedia (Malcolm in the Middle).

Yendo a lo estrictamente ficcional, Walter Hartwell White nació el 7 de septiembre de 1958 en Albuquerque, Nuevo México, Estados Unidos. Estudió en el Instituto de Tecnología de California, donde se destacó por ser un brillante químico e incluso ganó un Premio Nobel participando en un proyecto de radiografía de protones. Tras finalizar su carrera, él y su amigo Elliott Schwartz fundaron la empresa Gray Matter Technologies, pero debido a diferencias con su socio, Walt la abandonó y le vendió todas sus acciones a Elliott por 5 mil dólares.​ La compañía luego se volvió multimillonaria gracias, en gran parte, al trabajo de investigación de Walter y su compañero se terminó casando con su ex novia y ayudante de laboratorio, Gretchen.

Así que sí, podríamos decir que Walter no es un visionario de los negocios, y desde que Gray Matter Technologies se volvió una empresa exitosa que comenzó a sentir un profundo resentimiento hacia Elliott y Gretchen por aprovecharse de su trabajo sin darle ningún tipo de crédito o recompensa económica.

via GIPHY

Nosotros conocemos a Walt mucho tiempo después de esto, cuando cumple 50 años,  y las cosas fueron de mal en peor desde entonces. Más allá de estar casado con Skyler y tener a un hijo adolescente (Walter White Jr.), tiene serios problemas con su vida personal y profesional: trabaja como profesor de química en una secundaria de Albuquerque, pero sus estudiantes no lo respetan y es tan mal pago que se ve obligado a tomar un segundo empleo en un lavadero de autos. Además, sus dos contactos más cercanos, Elliott y su cuñado Hank, son dos hombres con un buen pasar económico, lo cual hace que él se sienta inseguro y atormentado, más teniendo en cuenta que su mujer está embarazada.

Entonces, ¿por qué y cómo Walter se convierte en un villano? Bueno, eso justamente es lo más interesante y lo más complejo. Walt es diagnosticado con cáncer de pulmón y debe encontrar algún tipo de ingreso rápido para poder costear todos los gastos (si tuviesen un sistema de salud pública esto no pasaba), así que no se le ocurre mejor idea que comenzar a producir y vender droga, más específicamente metanfetamina, junto a un ex estudiante suyo que es un criminal menor.

No sé cuán bueno puede ser alguien que vende metanfetamina, pero el plan de Walter era bastante simple y no muy dañino: juntar la cantidad de plata necesaria para poder pagar su operación y ayudar a su familia en caso de que se muera. El problema es que se volvió bastante bueno en esto de cocinar cristales, MUY bueno, el mejor, y cuando vio la posibilidad de tener un éxito sin igual, sus ojos se convirtieron en dos signos de dólares gigantes.

El inconveniente con esto de vender droga es que más temprano que tarde te terminas topando con un criminal en serio, con armas, con tiroteos, con pandillas de delincuentes, pero sorprendentemente Walter comenzó a sentirse cómodo en este ambiente. No pasó mucho tiempo hasta que mató a alguien y fue en el medio de este espiral sin fin de crímenes que adoptó su apodo clandestino, su alter ego malvado, Heisenberg, que terminó siendo el equivalente a cuando el simbionte Venom tomó control de Peter Parker. No, no se peinó como emo ni comenzó a bailar en la calle, pero su personalidad cambió totalmente y sus límites morales comenzaron a moverse más y más.

via GIPHY

¿Por qué Heisenberg? Por Werner Heisenberg, el físico alemán responsable del Principio de Incertidumbre, una ley que explica que no se puede saber al mismo tiempo la posición y el movimiento de una partícula, ya que cuando la medimos se modifica su estado. Este principio también se basa en la propiedad cuántica por la que una partícula es a la vez una onda y un corpúsculo, es decir, algo dual.

En definitiva, el descubrimiento de nuestro amigo Werner está sumamente conectado a la personalidad de Walter, quien se convierte en un personaje que es una incertidumbre en sí mismo, imposible de saber donde está y qué está haciendo. Además, al mismo tiempo, es un hombre de familia y un sociópata violento dispuesto a todo.

Pasó la clase de físico química, pueden ir al recreo.

via GIPHY

Es así que Walter se va enfrentado a un jefe narco tras otro para que su imperio de metanfetamina azul siga intacto. No obstante, el costo para tanto éxito termina siendo su alma. Heisenberg se come a Walter White y cuando su negocio de la droga realmente peligra, él se desespera, comete errores imprudentes y pone en riesgo tanto a su familia como a su socio.

Walter se enamoró de sí mismo, de su capacidad para crear algo único, especial e irrepetible. No había podido hacerlo con Gray Matter Technologies, así que esta era su segunda oportunidad para destacarse, y después de tantos años de rencor no la iba a dejar pasar. Primero la excusa fue su enfermedad y después fue el bienestar de su familia, pero en sus últimos horas reconoce que jugar el papel de Heisenberg le gustaba.

Entonces, si Walter era un villano, ¿por qué es tan querido? Hay varias respuestas para esto, pero principalmente se debe a que su viaje es cautivador, la forma en la que va descifrando cómo resolver los problemas es fascinante, como se adapta a cualquier situación, como utiliza las fortalezas del resto en su contra y como maneja el juego de una forma total, como si fuese un titiritero. Claro, después se vuelve ebrio de poder y se descontrola porque la ley de la gravedad funciona para todos, pero esos años en la cima fueron maravillosos.

via GIPHY

Amamos a Walter porque es codicioso, manipulador, frío, arrogante e inescrupuloso como el peor de los villanos, pero también es frágil, valiente, inteligente, inseguro y leal a su familia como el mejor de nosotros. Por eso y mucho más, es que él forma parte de nuestra colección NFT de Baby Villains.

Merecido lugar, ¿no?

Más sobre
esta serie

Continuar leyendo

Hoy

Suscribirse