Candela González vuela en la gran pantalla española bajo el ala de Mario Casas - Spoiler Time

Candela González vuela en la gran pantalla española bajo el ala de Mario Casas

Imagen principal de la nota
Una promesa nace.

¿Cómo encontrar lo que te gusta? Probando. Quien no arriesga, no gana. Candela González lo sabe. La malagueña es un ejemplo de abrir la mente y no limitar sus horizontes. Así que: ¡olé! Hoy celebra su primer protagónico en la gran pantalla de los cines españoles, de la mano del actor Mario Casas (Tengo ganas de ti), quien también debuta como director en la cinta Mi soledad tiene alas. Y, es que Candela tiene mucho arte, pero más allá, mucho ángel.

“Llegué por casualidad. Nunca me había planteado ser actriz, pues me dedicaba a la producción y tenía un colectivo de música. Me convenció una amiga, con quien me encontré de fiesta. Era ayudante de casting y me dijo que, por favor, me presentara, que no lo dejara pasar. La verdad, en un principio, no quería, pero lo intenté. Estaba escéptica, pensando en que no me darían el papel. De hecho, pensaba, si es que no, ¡que me quiten lo bailado! Y, aquí estoy. ¡Llegué viva!”, ríe. “Llamé a mi madre y me eché a llorar”, recuerda, en entrevista con Spoiler Time.

Menos dosis de meritocracia

Mi soledad tiene alas sigue a Dan (Óscar Casas, Instinto), un joven grafitero, y a sus amigos, Vio (Candela González) y Reno (Farid Bechara). El trío de colegas viven en un barrio humilde de extrarradio en Barcelona y se dedican a asaltar joyerías para ganarse el pan de cada día. En una ocasión sale todo mal y huyen a Madrid, en un viaje de introspección, durante el cual logran replantearse la vida para salir adelante de otra forma. Encuentran en el arte una vía de expresión que arroja un rayo de esperanza. La película de Casas pone sobre la mesa la marginación social, con el fin de rebajar el discurso meritocrático y positividad tóxica, donde las oportunidades son iguales para todos.

“Me daba mucho miedo no exteriorizar ni representar lo que sentía Vio. Me gustó mucho ver a una joven luchadora, guerrera y que se deja la piel para conseguir que su vida sea un poco mejor. Me recordó a mi madre. Ella siempre ha sido una inspiración, pues es una mujer fuerte, luchadora y que tomó decisiones complicadas como mudarse de su ciudad para luchar por la felicidad de sus hijos. Por esto, la historia de Vio me hizo conectar con ella y, además, yo también trato de encontrar mi lugar. No es fácil”, cuenta, en un tono reflexivo.

El juego, el mejor as bajo la manga

Una de las grandes lecciones que le deja Mi soledad tiene alas es trabajar con un grande como Mario Casas y de este se lleva la generosidad. “Estuvo presente durante todos los castings. Cuando estaba perdida, me miraba a los ojos y me acompañaba, sobre todo en las improvisaciones. Es muy generoso y me parece admirable el haber apostado por actores nuevos. También me quedo con la horizontalidad y confianza- palabra que Mario siempre tenía en la boca- a la hora de trabajar. Ha habido sinceridad y mucho amor. Cuando las cosas se hacen bajo esta base siempre se le da vida a algo. Por eso, la película es muy viva”, comenta.

Otro aspecto que a Candela le quedó tatuado en la piel es el juego. “En francés actuar es ‘jouer’ y en inglés ‘play’. Mario siempre nos decía que jugásemos y, es verdad. Actuar tiene una parte de juego muy bonita y conectar con ello, sorprendiéndote de las cosas, creyéndolo, resulta fascinante y muy bonito”.

Agarrar la sartén por el mango

La joven andaluza cree haber encontrado su vocación como actriz, aunque se siente reticente porque es complicado abrirse camino, tener certezas y siempre está el temor de que no le den otro papel. A ello, se suma la factura que trae el precio de la fama, donde la intimidad se desdibuja bajo los reflectores y, en numerosas ocasiones, la realidad es distorsionada por los medios y redes sociales. Por eso, se apoya mucho de sus senseis, los hermanos Casas– con mucho callo en el medio- y, a su vez, mantiene las referencias con el mundo real como su familia, amigos y hobbies.

De hecho, Mario siempre le aconseja rodearse de gente a quien admire en todos los ámbitos. Siguiendo este consejo, por su cabeza rondan nombres como la actriz y directora Itsaso Arana (Las chicas están bien) y el cineasta Rodrigo Cortés (Luces rojas).

Mientras, Candela sabe que esta probadita en la actuación no es suficiente. Y, aunque le deja un buen sabor de boca, quiere seguir poniéndole más sazón, de ser posible con los ingredientes y recomendaciones de los grandes maestros que le permitan tener el toque necesario para agarrar la sartén por el mango.

Video
"Mi soledad tiene alas" aterrizó en los cines españoles de la mano de Warner Bros. Pictures
https://www.youtube.com/watch?v=qRSUUcxXRdE

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
Divorcio en negro, de Tyler Perry
Amazon Prime Video
Serie -
Gatitos explosivos
Netflix
Película -
Novata Espacial
Amazon Prime Video
Serie -
Sunny
Apple TV Plus