Mars Attacks! siempre derrotará a Independence Day - Spoiler Time

Mars Attacks! siempre derrotará a Independence Day

Imagen principal de la nota
La lucha contra los marcianos nunca terminará.

En el imaginario social, ¿qué representan las películas de Tim Burton? Protagonistas demacrados, sonrisas que ocultan muerte, la atroz vida suburbana, adolescentes con los pies en la tierra que son discretos, adultos sosos, personajes que encuentran el amor en circunstancias muy extrañas. Pero también tuvimos a Mars Attacks! (1996), cinta en la que el director toma uno de sus temas habituales, el daño causado por la desconfianza, y lo convierte en una advertencia sobre la credulidad. Los humanos mueren en masa porque persisten en confiar en los marcianos cuando en realidad no deberían hacerlo.

Mars Attacks! se basó en una serie de tarjetas coleccionables que contenían arte sanguinario pero cautivador dibujado a lápiz por Bob Powell y pintado por Norm Saunders, publicadas por primera vez en 1962 por la empresa Topps. Woody Gelman, el director de arte, quería que cada tarjeta pudiera servir como póster de película o portada de una novela o una revista pulp. Como tal, las cartas parecen menos una historia que una secuencia de escenas.

Estas tarjetas no tenían personajes humanos con nombre ni mucho contenido en su trama, por lo que Tim Burton tomó una decisión acertada al usarlas como trampolín para contar su propia historia, una que, en su conjunto, parece una refutación de Independence Day (1996), película que se estrenó 5 meses antes con un presupuesto similar. Mientras Roland Emmerich, el director de Independence Day, utilizó la exageración a través del CGI para infundir asombro y terror en los corazones del público, Burton nos dejó entrar en la tontera y la nostalgia. Mientras que los humanos de Emmerich son patrióticos y tenaces, los de Burton son egoístas y provincianos. Mientras que Emmerich se apoyó en gran medida en Will Smith, Jeff Goldblum y Bill Pullman como héroes de acción, Burton convirtió a todos en actores principales en caricaturas. Mientras Independence Day se ve hoy día arrugada, Mars Attacks! se mantiene porque, cuando el CGI no funciona, su calidad anticuada se suma a la película.

Por extraño que parezca, para una película en la que al menos dos tercios de los personajes principales mueren, la visión de Burton de la ciencia ficción retro conserva su cualidad más importante: la esperanza, una más real que la de Independence Day. Por ingenuos que parezcan, los personajes nunca pierden la esperanza de derrotar o hacer las paces con los marcianos. La mitad de la comedia radica en que los humanos caen repetidamente en las trampas de los marcianos. Y esa credulidad es realmente encantadora. Los mundos de ciencia ficción suelen ser sombríos y crudos, y este tipo de optimismo llena mucho.

Burton olvidó de su propia filmografía lo que Emmerich nunca aprendió: todos los efectos sofisticados y la experimentación estética del mundo no pueden hacer una buena película si no sentimos un parentesco con sus personajes.

Y por eso y todo lo anterior que Mars Attacks! siempre derrotará a Independence Day.

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
¿Estoy bien?
Max
Serie -
Se presume inocente
Apple TV Plus
Película -
Brujería
Amazon Prime Video
Película -
Hazlo tú mismo, Donald
Disney Plus