Heartstopper

Artículo

Heartstopper es la serie que toda persona LGBTQ+ necesitaba en su adolescencia

Hace 7 meses
Por

Cuando terminé de ver Heartstopper, la nueva serie de Netflix basada en la novela gráfica homónima de Alice Oseman, no había dimensionado la importancia de este proyecto LGBTQ+ para las nuevas generaciones. Hace unos ayeres, tener una serie con personajes queer como protagonistas era algo casi imposible. Menos aún, que fuera enfocada al público adolescente.

https://youtu.be/YtJ9uwqY1M4

Recuerdo que la primera película LGBTQ+ que vi en mi vida fue Secreto en la montaña (2005), en ese momento, aún no me identificaba como bisexual, sin embargo, dentro de mí ya se había sembrado esa semilla de que una persona queer no podía ser feliz. El ser queer era castigado con la soltería o, muchas veces, con la muerte. Suena duro incluso escribirlo. Pero eso es lo que teníamos como representación LGBTQ+ en los medios.

Claro, en la pantalla chica había contenido para nosotros como Queer as Folk (2000) o The L Word (2004), pero ¿algo dirigido para adolescentes? No lo creo. Quizás lo más cercano a ello que se me ocurre sea Física o química (2008). Sin embargo, la pareja gay de esta serie española termina mal. Por eso, tras ver Heartstopper, me di cuenta que, como muchos, crecí sin tener una buena representación LGBTQ+ en los medios. Lo cual me hubiera ayudado a entender desde mucho antes que no estaba sola, que no era la única que se sentía así, que estaba bien y era normal ser como yo era.

Crédito: Netflix

Pero he de decir que mí situación fue diferente, yo no enfrenté homofobia en la adolescencia, pues, como diría mi querido bisexual Nick Nelson (Kit Connor) de Heartstopper, mi “crisis gay con todas las letras” llegó a principios de mis veintes, ya estando en la universidad y en una época más abierta de mente. Sin embargo, estoy consciente de que muchas otras personas queer de mi generación sí tuvieron que enfrentarse a eso. Fueron obligados a ocultarse y a fingir para no ser agredidos y rechazados no solo por la sociedad heteronormativa, sino también por su familia, y los privaron de vivir un romance adolescente como cualquier otra persona. 

Lo anterior, los ha dejado con sentimientos encontrados. Están felices, al igual que yo, de que las nuevas generaciones de queers tengan una hermosa serie en la que pueden verse reflejados, porque eso, como sociedad, nos dice que estamos avanzando. Y al mismo tiempo, se sienten melancólicos y frustrados, por todo lo que pudo ser y no fue.

Crédito: Netflix

Por otra parte, aunque recientemente hubo romances queer adolescentes (muy buenos) en la pantalla chica y grande como con la tercera temporada de SKAM (2016), la película Love, Simon (2018), su spin-off televisivo Love, Victor (2020), y Young Royals (2021), pienso que Heartstopper sobresale por tres grandes factores: 1) es un romance acorde a la edad de los protagonistas donde no se necesita ser explícitos para demostrar que se atraen/aman, 2) su sufrimiento no está en primer plano, pues a pesar de vivir momentos difíciles o angustiantes a causa de su orientación o identidad sexual como el acoso que sufre Charlie Spring (Joe Locke) por ser gay, Elle (Yasmin Finney) por ser trans y Tara Jones (Corinna Brown) por ser lesbiana, logran superarlos y encontrar la felicidad y 3) no están solos, tienen una red de apoyo que incluye a otras personas queers como ellos, maestros y, sobre todo, familiares.

Asimismo, el ver el viaje de autodescubrimiento de Nick Nelson, me parece hermoso y muy necesario para toda la comunidad LGBTQ+, más para los hombres bisexuales. Charlie no presiona a Nick para que salga del clóset ni lo invalida cuando le dice que es bisexual, al contrario, lo apoya en todo momento. Me encanta que su bisexualidad sea tratada con respeto y seriedad, y se dejen de lado todos los estereotipos que la sociedad heteronormativa tiene sobre esta orientación sexual. Simplemente creo que es increíble ver cómo con quienes se abre, lo aceptan, incluyendo su madre, interpretada por la gran Olivia Colman. Lloré mucho cuando Nick salió del clóset ante ella y, en vez de rechazarlo, le pidió disculpas por si alguna vez le dio la impresión que no podía contarle algo como eso. ¡Todos necesitamos una madre así!

Crédito: Netflix

En resumen, podría seguir alabando Heartstopper por la gran actuación de todo su elenco, por su maravillosa representación de la comunidad LGBTQ+, por su gran desarrollo de personajes, por la amistad y apoyo que existe entre ellos, por abordar la homofobia y la transfobia sin dejar de ser un rayo de esperanza y demostrar que los personajes queer sí pueden tener finales felices, pero me llevaría más de 1000 palabras. Así que solo me resta decirles que la vean las veces que sean necesarias para conseguir una segunda temporada y poder así seguir explorando la hermosa y sana relación de Nick y Charlie. ¡Porque este es el tipo de historias que merecen ser contadas y celebradas!

Más sobre
esta serie

Heartstopper

  • Emisión
  • Netflix
  • Géneros
  • Drama
  • Romance
  • Año de inicio
  • 2022
Ver ficha de la serie

Califica esta serie

Heartstopper (2022)

Continuar leyendo

Hoy