White people problems: ¿por qué las series sobre la clase alta nos atrapan tanto? - Spoiler Time
Forma parte del Especial Succession

White people problems: ¿por qué las series sobre la clase alta nos atrapan tanto?

Imagen principal de la nota
La aspiración es todo. 

Con el final de Succession se hizo aún más notorio notable que en los últimos años ha habido una gran proliferación, y además un gran éxito, de aquellas producciones televisivas que se centran en algún aspecto de la vida de las personas de clases altas y poderosas. Un ejemplo claro de esta tendencia es The White Lotus (2021) que gran parte de su trama es puro white people problems, demostrando que el dinero no exime de las desgracias de la vida.

Pero momento, las cosas desde el principio, siempre. Hay que reconocer que este modelo de producciones audiovisuales no es para nada nuevo, y menos para nosotros, los hispanohablantes: a través de infinitas telenovelas hemos sido testigos de las diferencias sociales; ricos vs pobres pero que terminan unidos en historias de amor trágicas. Pero la diferencia clave es que en la actualidad el foco no está en los ricos per se, sino en los juegos de poder.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=CKyDlmdGc5k

Ahora, entrando en tema, afirmo que la fascinación por el mundo de las clases altas comenzó con el consumo de los reality shows de famosos y celebridades que exponían todo frente a una actualidad un poco más austera sobre lo que la gente adinerada muestra. Dentro de este fenómeno podemos suponer dos vertientes, una con respecto a una crítica con respecto a que la felicidad, en cierta forma, se puede comprar. ¿A qué me refiero? Que cuando no solo están cubiertas las necesidades básicas, sino que además hay de sobra, el dinero otorga mayor estabilidad mental y acceso a oportunidades. Series de TV de ficción como Nine Perfect Strangers (2021), cuya premisa es básicamente “personas con dinero que intentan comprar su tranquilidad”, lo reflejan. Lo interesante de la mencionada es que si bien intenta sumergirse en otros tópicos, en su mayor parte muestra a gente con dinero sufriendo.

Otro claro ejemplo es Big Little Lies (2017). Gran parte de su trama tiene que ver con mujeres bien posicionadas económicamente que sufren. La serie se destaca frente al resto porque profundiza en una problemática que es transversal a las clases económicas: la violencia de género. Esto hace que no pueda ser englobada en una simple serie que habla de problemas de personas blancas y ricas, cosa muy diferente a lo que ocurrió con The Undoing (2020) que intentó coquetear con una cuestión racial, pero terminó enfocándose en cómo una pareja exitosa y adinerada de Nueva York cambiaba ante un hecho delictivo. La trama giró en cómo esto podía afectar en su estatus social más que en otra cosa.

La lista sigue y sigue, y un recurso muy bien utilizado para retratar al estrato social alto, que tiene mucho éxito entre el público, es la sátira, interesante para hacer hincapié, con una crítica fina, ese costado crudo capaz de todo para no perder dinero y, consecuentemente, poder. La ya mencionada Succession es punta de lanza hoy día en este sentido, aunque no debemos olvidar a Billions (2016) y a Little Fires Everywhere (2020). La segunda tiene una particularidad: se sumerge en otros puntos de tensión como la importancia o el valor de lo que significa perder status.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=_raEUMLL-ZI

Entonces, a diferencia de las telenovelas, cuyo éxito radica en esos amores prohibidos (como canta Selena en su exitosa canción), ahora el éxito de las producciones audiovisuales que giran alrededor de personajes adinerados radica en ver que tener dinero no aleja al sufrimiento ni las desgracias generales y que la toxicidad está al orden del día. Más allá de eso, a esos universos los sentimos muy alejados y nos dan mucha curiosidad: la aspiración es todo. 

Más sobre Succession

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Serie -
Ni una más
Netflix
Serie - 42 min.
The Acolyte
Disney Plus
Serie -
Ren Faire
Max