Un mundo de hombres: las mujeres de Succession - Spoiler Time
Forma parte del Especial Succession

Un mundo de hombres: las mujeres de Succession

Imagen principal de la nota
El final de Succession es un gran ejemplo del lugar que ese mundo híper masculino les depara a las mujeres.

No cabe ninguna duda: Succession es el nuevo clásico de HBO. La serie creada por Jesse Armstrong que presenta la lucha descarnada intrafamiliar por convertirse en los sucesores de un terrible magnate de los medios llegó a su fin el fin de semana pasado y, a partir de allí, se acomodó en la cima de las series que vivirán por siempre.

Y si bien Succession tiene muchas cosas para destacar (empezando por el guion, siguiendo con las actuaciones y llegando hasta la música), uno de sus mayores logros es la inclusión de personajes femeninos en un mundo completamente masculino: Shiv, Marcia, Gerri, Willa, son mujeres fuertes que aprenden a moverse en un mundo que lo único que quiere es expulsarlas.

Crédito: HBO

La trama de Succession es sencilla: un hombre multimillonario, dueño de un imperio de medios de comunicación, debe elegir a su sucesor. Tiene tres hijos, Connor, Kendall y Roman, y una hija, Shiv. Ellos parecen ser las opciones lógicas para convertirse en sus sucesores, aunque no todos por igual: mientras que Kendall y Roman intentan aferrarse a los despojos y las pistas que su padre implanta falsamente para verlos pelear por la corona, Connor se mantiene alejado. Es hijo de un matrimonio anterior y sabe que, en la mente de su padre, prácticamente no existe. Shiv, por otro lado, hace todo lo que puede para demostrar que está a la altura: ella también desea la corona pero sabe que corre con desventaja por una única razón: es mujer. Y en esa dinámica entre Shiv, sus ambiciones y un mundo que le exige el triple de lo que le exige a sus hermanos, podemos ver reflejada la forma en la que existen las mujeres dentro del mundo de Succession.

Sin embargo, esta dinámica no quiere decir que las mujeres de Succession no sean mujeres fuertes. Al contrario: en un mundo que les exige mucho más de lo que les exige a los hombres, las mujeres se han convertido en referentes de fortaleza, tenacidad e inteligencia. Shiv no es el único ejemplo, Succession tiene varios: Gerri, Willa, Marcia, Kerry, Karolina, Rava y muchas más.

Miremos el caso de Gerri, por ejemplo. Una mujer adulta, trabajando desde siempre a la sombra de Logan Roy y de sus compañeros, Frank y Karl, sumamente capaz para resolver toda clase de problemas, que ve su oportunidad de llegar a la cima en la insana obsesión que uno de los Roy, Roman, tiene con ella. A pesar de ser una mujer casada, que no se caracteriza por utilizar su sexualidad como arma, Gerri entra en el juego de Roman con la esperanza de que cuando él se alce con la corona, pueda sentarse a su lado.

Crédito: HBO

Las mujeres de Succession están todas acostumbradas a resignar partes de sí para triunfar, a comprometer algo de su integridad (física, moral, espiritual, etc.) para acceder a ese mundo dominado por hombres que, en la mayoría de los casos, tienen la mitad de la inteligencia que tienen ellas.

Así, Shiv se convierte en un animal de presa, despiadada incluso con sus hermanos, capaz de traicionarlos hasta el último minuto solo por la mera posibilidad de tener un poco más de poder que ellos. Gerri resiste los avances de Roman, Willa se sienta cómodamente en la jaula de cristal construida por Connor a pesar de que no lo ama solo porque él tiene el capital para abrirle las puertas en su profesión, Kerry se involucra románticamente con el temible Logan Roy para acceder a cierto status y la lista sigue y sigue.

Crédito: HBO

El único momento en el que las mujeres de Succession pueden ganar y disfrutar de cierta sororidad y paz es cuando los hombres desaparecen, como podemos ver en una de las escenas más poderosas de la última temporada, el funeral de Logan.

En la iglesia, las mujeres de Logan hacen un alto al fuego y deciden, juntas, esposas, ex esposas, amantes, ex amantes, sentarse como un grupo conformado para despedirse del gran patriarca. Las disputas de poder han quedado atrás, ya no hay nada por lo que pelear.

El final de Succession (en particular, el final de Shiv) es un gran ejemplo del lugar que ese mundo híper masculino les depara a las mujeres. Shiv, traicionera hasta el final, incapaz de compartir el poder con sus hermanos, termina convirtiéndose en lo que nunca quiso: una sombra detrás de su marido, una mujer embarazada que deberá conformarse con ser la figura decorativa de un hombre al que desprecia pero que supo jugar mejor que ella sus cartas y hacer valer su testosterona frente a otro magnate, tan machista como el anterior.

Más sobre Succession

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
Divorcio en negro, de Tyler Perry
Amazon Prime Video
Serie -
Gatitos explosivos
Netflix
Película -
Novata Espacial
Amazon Prime Video
Serie -
Sunny
Apple TV Plus