John Wick, el nuevo héroe del cine mudo - Spoiler Time
Forma parte del Especial John Wick

John Wick, el nuevo héroe del cine mudo

Imagen principal de la nota
La franquicia de John Wick toma prestada la estética antigua y la moderniza creando una hermosa mezcla de la vieja y la nueva escuela del cine.

“Queremos hacerles saber que nos estamos divirtiendo y que le robamos todo esto al cine mudo”. Chad Stahelski, el director de la saga de John Wick es concreto, ¿no?

Hagamos memoria. ¿Recuerdan a John Wick disparando desde un edificio? Ok, eso no es más que un mero homenaje a The General (1926) de Buster KeatonEn los primeros años de Hollywood, aquel cine mudo en el que Harold Lloyd, Charlie Chaplin y el propio Buster Keaton dominaron la pantalla grande, fueron de dependencia del movimiento a más no poder. Sus actuaciones inexpresiva y sus tremendamente excelentes acrobacias en los primeros años del cine son marcas imborrables. Cada movimiento tenía que ser coordinado; se debía contar una historia usando el cuerpo y la cara. Teatral por demás. Keanu Reeves podría formar parte del tridente que nombré arriba si solamente viéramos lo que hizo en la saga John Wick.

Reeves suele ser criticado por no poder transmitir un diálogo con su boca y por tener un rostro de piedra. Pero pocos se dieron cuenta que su forma de actuar se basa en el movimiento. Y entonces John Wick: a pesar del abuso físico constante y la pérdida de su mujer, Reeves nunca revela angustia ni por su voz ni por sus expresiones; el caos continua, sin freno. Su físico completo es lo que lo hace. Matar impulsado por esta inmensa puntería y adrenalina es verdaderamente el mecanismo de afrontar los pesares para John Wick.

El rostro inexpresivo de Keanu Reeves en medio de situaciones terriblemente peligrosas recuerda a Steamboat Bill Jr. (1928), una película en la que una casa entera cae encima de Buster Keaton solo para que su personaje sobreviva a través de una ventana: su rostro no refleja el peligro, permanece vacío y nunca cambia. John Wick maniobra a través de montones de enemigos más que capaces de lastimarlo, nunca se inmuta, su movimiento es constante. En medio de todo esto, todavía es capaz de pronunciar monosílabos como “sí” y “no”. A raíz de esto, la franquicia de John Wick provoca risas gracias al diálogo de Reeves. Pero no nos reímos de él, nos reímos con él. La saga iba a buscar la comedia siempre que fuera posible, más cuando se enarbola como homenaje al cine mudo.

Entre las secuencias de acción de John Wick, ninguna destaca más que la pelea en el salón de los espejos en John Wick 2 (2017). Esta excelente pieza de acción exquisitamente coreografiada utiliza su escenario como un homenaje a películas del pasado. Ok, muchos dirán que su influencia es Enter the Dragon (1973) de Bruce Lee, pero la pieza que pica en punta es The Circus (1928) de Charlie Chaplin. En The Circus, el personaje de Chaplin, tanto como John Wick, son sacados de su zona de confort por circunstancias atenuantes y ambos se ven obligados a adaptarse rápidamente a la situación actual. No es coincidencia entonces que ambas películas compartan una extensa escena en el espejo, un momento en el que ambos personajes quedan atrapados por su propio reflejo. Y las imágenes y el cuerpo dicen mucho más que las palabras: John Wick luchando por salir de los espejos significa la única manera de huir de sí mismo y de sus emociones; nunca se conecta con los espejos, pero pasa mucho tiempo disparándoles, lanzando gente a través de ellos; tiene miedo de su propio reflejo y miedo de enfrentarse a sí mismo del mismo modo que Chaplin tenía miedo de enfrentarse a sí mismo en The Circus

Video
https://www.youtube.com/watch?v=G09dfRrUxUM
Video
https://www.youtube.com/watch?v=ElZ9y6l9KhI

John Wick es una franquicia que toma prestada la estética y la moderniza creando una hermosa mezcla de la vieja y la nueva escuela del cine. ¿Quién hubiera pensado que una superproducción podría ser capaz de esto? La saga veces puede ser aceptada erróneamente como una pieza seria de cine de acción realista, pero claramente no quiere encasillarse de esa manera. Los ejemplos antes mencionados muestran que se trata de una serie de películas que quiere que el público note que se está divirtiendo con su historia y acción. Pareciera que Stahelski no quiere que sus películas existan simplemente como pertenecientes al género de acción “serio”: no quiere que el comportamiento inexpresivo fuera tomado como sublime ya que emplea estos extraños momentos de humor para ayudar a mantener la llama de la sorpresa prendida.

La frescura es todo.

Más sobre John Wick

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
Ultraman: El ascenso
Netflix
Serie -
De campamento con Snoopy
Apple TV Plus
Película -
Brujería
Amazon Prime Video
Película -
Power of the Dream
Amazon Prime Video