Juego de Tronos y la cultura tóxica de los fandoms - Spoiler Time
Forma parte del Especial Fandoms

Juego de Tronos y la cultura tóxica de los fandoms

Imagen principal de la nota
Si buscan un fandom tóxico, sigan al de GOT.

He estado en fandoms desde que tengo memoria y de una cosa estoy segura: si bien pueden unir a la gente, también pueden dividir. La toxicidad es algo de lo que ningún fandom se escapa. Lo he visto hasta en los fandoms más tranquilos e incipientes. De alguna manera, el odio encuentra la manera de entrar. Y creo que Juego de tronos es el ejemplo más popular.

Incluso no fue necesario haber estado tan adentro del fandom para haber experimentado en primera fila lo cruel que se podían poner las redes sociales durante la emisión de la exitosa serie de HBO, en especial, durante las últimas temporadas.

Crédito: HBO

Creo que el ejemplo más fuerte es lo que pasó (y sigue pasando) con los showrunners David Benioff y D. B. Weiss, quienes han sido criticados hasta el cansancio por el final de la serie. No me mal entiendan, yo también odié el final. Pero eso no justifica los mensajes de odio hacia ellos en redes sociales. Parece que dentro de los fandoms, los fans a veces olvidan que las personas que trabaja en estas series y películas también son humanos.

También creo que al creador de las novelas George R. R. Martin le ha llegado cierto “odio” o resentimiento, pues los fans le exigen a cada rato que termine las novelas. Puse entre comillas la palabra odio, porque más que odio, lo que he visto es memes de que el señor se va a morir y nunca va a terminar las novelas.

Crédito: HBO

Lo que sí vi recientemente es que el odio del fandom de Juego de Tronos se ha pasado al spin-off La Casa del Dragón, pues algunos acusan a la actriz Emily Carey de colgarse de la fama de su compañera Milly Alcock para seguir siendo relevante. Unos inclusive la llamaron “desempleada”. Lo cual me dejó impactada. Sé que la serie se presta para formar bandos entre los “verdes” y los “negros”, pero eso es en la ficción, no en la vida real.

Aunque no todo en el fandom de Juego de tronos es odio, los cientos de fanfics, fanarts, cosplays, fanvids y cuentas de fans lo demuestran. Creo que incluso fue increíble ver cómo todos se unieron para firmar la petición de Change.org de rehacer la octava temporada con guionistas “competentes”. Al día de hoy, la petición casi alcanza los 2 millones de firmas.

Crédito: HBO Max

Además, creo que no puedo dejar de lado el hecho de que este fandom era (y es) muy dedicado. Recuerdo que cada domingo, la serie y los nombres de los personajes eran tendencias en Twitter. El spoiler se subía a redes ni recién había terminado el episodio. Y era divertido ver cómo a la hora ya había teorías en los sitios web.

En resumen, Juego de Tronos es un ejemplo de un fandom tóxico, pero creo que todos lo son en algún punto. Solo queda en cada uno el aprender a depurar el contenido que queremos ver en redes sociales y comportarse como personas maduras y racionales al encontrarnos con gente que no opina igual que nosotros. Nadie tiene la verdad absoluta. Y luego, si odiamos el contenido que consumimos y no lo disfrutamos, entonces ¿para qué seguir consumiéndolo? Piénsenlo. Se los dejo de tarea.

Más sobre Fandoms

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Serie - 8 episodios
Sr. y Sra. Smith
Amazon Prime Video
Película - 1:32 horas
Orión y la oscuridad
Netflix
Serie - 8 episodios
Baby Bandito
Netflix
Película - 1:21 horas
The Unbreakable Tatiana Suarez
HBO Max
Serie - 6 episodios
Educando a través de la música
Disney Plus