Christopher Nolan: el cristiano que nunca te imaginaste - Spoiler Time
Forma parte del Especial Christopher Nolan

Christopher Nolan: el cristiano que nunca te imaginaste

Imagen principal de la nota
La religión cristiana siempre ha estado muy presente en la filmografía de Nolan.

Cuando pensamos en la filmografía de Christopher Nolan, el cristianismo no es la primera palabra que se nos viene a la mente. Sin embargo, es una religión que ha influenciado ampliamente el trabajo del director, aunque tal vez no lo veamos de forma tan explícita en la pantalla.

Nolan fue criado bajo el catolicismo, y el mismo ha explicado que sus referencias a esta religión en sus obras han sido sobre todo influencias culturales:

“La influencia del cristianismo en mis películas es sobre todo cultural, en términos de mi educación, fui criado como católico. Gran parte de los fragmentos culturales, gran parte de mi educación, el cristianismo y las ideas del cristianismo fluyeron por ahí”, dijo Nolan (vía).

Embed from Getty Images

Es precisamente en Tenet (2020) donde podemos notar más esta influencia. Pues el Protagonista (John David Washington) tiene un elemento espiritual al igual que el título de la película:

John David [Washington] y yo hablamos de que este personaje tenía un aspecto, no específico de la religión o el cristianismo, sino casi espiritual, es decir, que tenía fe, y el título de la película tiene ese aspecto”, explicó Nolan.

La palabra Tenet en sí es real y significa “uno de los principios en los que se basa una creencia o teoría”, de acuerdo con el diccionario de Cambridge. También es un palíndromo, es decir, que se lee igual al revés que al derecho, y forma parte del Cuadrado Sator, que está compuesto por cinco palabras latinas: SATOR, AREPO, TENET, OPERA, ROTAS y que en el cristianismo significa: “El Creador, autor de todas las cosas, mantiene con destreza sus propias obras”. La palabra Tenet es el centro del cuadrado y forma una cruz, uno de los principales símbolos del cristianismo.

Crédito: De M Disdero - Taken at Oppede, Luberon, France, CC BY-SA 3.0.

El Protagonista además es desinteresado, alguien dispuesto a sacrificarse por el prójimo, algo que Nolan buscaba junto con Washington para el personaje, pues generalmente es una característica que se omite en los protagonistas de otras películas del género:

“Buscábamos un aspecto desinteresado para el personaje que en anteriores ficciones de espionaje… tienes a estos protagonistas muy cínicos y endurecidos, lo que no concuerda con el concepto de alguien que, en términos narrativos, está dispuesto a dar su vida por el prójimo”, reveló Nolan.

Nolan agregó que ambos buscaban “cierto grado de espiritualidad para el personaje”, y que John David Washington lo encontró a través de una “generosidad de espíritu”.

Justamente, el sacrificio es algo que comparten la mayoría de los personajes de Nolan: El Protagonista en Tenet, Mr Dawson en Dunkerque y Bruce Wayne en La trilogía de The Dark Knight. Todos están dispuestos a sacrificarse por otros y/o tomar la culpabilidad de otros como lo hiciera Jesús, quien se sacrificó para salvarnos de nuestros pecados.

Crédito: Warner Bros. Entertainment Inc.

Pero Tenet no es la única película de Nolan que aborda distintos temas del cristianismo. Por ejemplo, en Interstellar, podemos encontrar una analogía entre el amor y Dios:

“El amor no es algo que hayamos inventado: es observable, poderoso. ¿Por qué no iba a significar algo?… Quizá signifique algo más, algo que aún no podemos comprender. Tal vez sea alguna evidencia, algún artefacto de dimensiones superiores que no podemos percibir… El amor es lo único que somos capaces de percibir que trasciende las dimensiones del tiempo y el espacio. Quizá deberíamos confiar en ello, aunque aún no podamos comprenderlo”, dice el personaje de Anne Hathaway, Amelia Brand, en la película.

Y de hecho gracias al soundtrack de Hans Zimmer y al uso del órgano se siente un sentimiento de religiosidad, algo que el mismo Nolan le pidió al compositor:

“También insistí mucho en la necesidad de un cierto sentimiento de religiosidad, aunque la película no sea religiosa. Pero el órgano, la arquitectura, las catedrales y todo lo demás, representan el intento de la humanidad de representar lo místico o lo metafísico, lo que está más allá de nosotros, más allá del ámbito de lo cotidiano…”, dijo Nolan (vía).

Crédito: Warner Bros. Pictures

En resumen, la religión cristiana siempre ha estado muy presente en la filmografía de Nolan por cómo fue criado, no porque lo haga de manera consciente. Sin embargo, gracias a ello, sus obras abordan el amor, la fe y la esperanza desde una perspectiva singular, al mismo tiempo que plantea preguntas teológicas y filosóficas como qué tanto la humanidad tiene libre albedrío.

Más sobre Christopher Nolan

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Serie - 14 episodios
Siempre el mismo dia
Netflix
Película - 1:45 horas
Ascenso
Amazon Prime Video
Película - 1:30 horas
Lover, Stalker, Killer
Netflix
Serie - 16 ep. de 26 min.
Dee y sus amigos en el País de Oz
Netflix