El neorrealismo italiano: la respuesta del cine a la caída del fascismo - Spoiler Time
Video
Tornados
Nube negra
Forma parte del Especial Fascismo

El neorrealismo italiano: la respuesta del cine a la caída del fascismo

Imagen principal de la nota
Porque al fascismo se lo combate con arte: el neorrealismo italiano.

El cine es una gran herramienta cultural para promover no solo ciertos valores e ideologías, sino también para demostrar una visión mucho más crítica a aspectos sociales, culturales, etc. del momento en que son desarrollados. Un ejemplo de esto es el neorrealismo italiano.

Durante la década de 1920, y hasta le de 1940 aproximadamente, Italia se vio sumergida bajo el régimen fascista liderado por Mussolini. La Italia fascista se caracterizó, entre varias cosas, a darle un mayor crecimiento al cine. Mussolini desde su gobierno fomento la producción de cine principalmente para normalizar lo que estaba sucediendo en Italia en esos momentos y para lograr una mayor legitimidad de su propio régimen. La propaganda a través del cine fue uno de los pilares de este periodo. Frente a esto poco a poco comienza a gestarse el neorrealismo italiano durante el periodo de posguerra de la Segunda Guerra Mundial y la caída del fascismo en Italia a partir de 1945.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=ISuPMiZocaM

El germen de este movimiento cinematográfico está ligado a varias cuestiones. La principal fue que muchos de los directores italianos que nacieron durante la década de 1920 crecieron intentando evitar ese cine patriótico y propagandista de la Italia fascista para sumergirse más en el cine de Estados Unidos, sumado al hecho de alejarse por completo de la visión más vinculada a lo que planteaba el cine fascista al momento de contar historias en el cine. Resultado: nuevos directores que traían historias con una mirada mucho más crítica sobre la sociedad italiana. Gran parte de las películas de esta corriente se profundizaban en las consecuencias de la guerra, las cuales fueron devastadores para el país, tanto desde un costado social como uno económico.

Básicamente esta corriente retoma la forma de relato de las producciones de Hollywood pero corriéndose del concepto de happy ending, ya que la mayoría de sus trabajos tenían una gran crudeza con respecto a las historias que contaban.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=OozC_4pAaq8

Rossellini, Visconti, De Sica, Giuseppe De Santis y Alberto Lattuada: estos directores no solo querían alejarse del cine fascista o de las comedias de teléfono blanco y, como dijimos antes, de los finales felices que pesaban fuerte dentro de la industria de Hollywood: ellos no solamente profundizaron en aspectos de la vida común de la mayoría de la sociedad, sino que se acercaron al pueblo más damnificado de todas las maneras posibles, a diferencia del cine fascista que era protagonizado por las clases altas. Esto llegó al punto de no contratar actores y actrices sino de utilizar a las personas comunes y corrientes. Es más, en algunos casos hasta ni siquiera utilizaban guiones y en otros las tramas estaban adaptados a las historias de vida de esas personas para poder lograr lo que los directores buscaban que era justamente mostrar los sentimientos más verdaderos posibles.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=H2P4xo9kmPM

Una de las películas emblemáticas de esta corriente es Roma, ciudad abierta (1945) que se centra en mostrar la invasión Nazi a Italia. Para otros la primera película de está corriente es la de Luchino Visconti, Ossessione (1943), una adaptación de la la novela de James M. Cain, El cartero siempre llama dos veces. Otros títulos que se destacan son La tierra tiembla (1948), Paisà (1946), Alemania, año cero (1948), El limpiabotas (1946) y Ladrón de bicicletas (1948).

Más allá de su importancia cultural global, el cine neorrealista italiano no fue tan popular entre el público pero sí entre los críticos. A la hora de consumir cine, los espectadores preferían películas de Hollywood porque después de lo atravesado por el fascismo y las guerras las historias que se alejen de la cruda realidad eran necesarias para distender. Es por esto que en 1949 se impulsó la Ley Andreotti impulsada por Giulio Andreotti, político y periodista italiano quien llegó a ser siete veces Primer Ministro de Italia. Esta ley venía a limitar las exhibiciones de las películas extranjeras dentro de Italia, haciendo que prolifere el cine de producción propia mediante préstamos que el gobierno realizaba a las productoras italianas. Pero no todo era tan bueno como se lee ya que para eso debían pasar por un control de las autoridades. Si bien no era una censura estricta, no dejaban de tener que pasar por un control cada película que se rodaba. Esto trajo una nueva era dentro del cine del neorrealismo italiano hacia una forma más híbrida con los géneros de los cuales intentaba distanciarse haciendo que se aleje al momento de auge de fines de los años cuarenta.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=SBsElr6eytA

A pesar de todo lo que atravesó, el neorrealismo italiano se convirtió en una de las corrientes del cine más importantes, principalmente por poner el ojo crítico frente al fascismo y revolucionar el cine en su momento.

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
Novata Espacial
Amazon Prime Video
Serie -
Sunny
Apple TV Plus
Serie -
El receptor
Netflix
Película -
El pasajero
Paramount Plus