La nueva tendencia de sexualizar todo en series y películas no suma nada - Spoiler Time
Forma parte del Especial Sexo

La nueva tendencia de sexualizar todo en series y películas no suma nada

Imagen principal de la nota
La exposición continua del sexo en los medios puede influir en la percepción y comportamiento de la audiencia, tanto para bien como para mal.

Si bien hubo que sortear varios obstáculos y debates que ruborizaban a los más pacatos para que el sexo llegue a la industria audiovisual, hace un tiempo que estamos viendo como absolutamente todo se sexualidad innecesariamente en series y películas.

Sí, por supuesto que hay películas eróticas, pornográficas e incluso otros géneros que necesitan sus personajes o escenas sexuales, pero en algunos casos la hipersexualización puede contribuir a la objetificación de personas y promover estereotipos dañinos. Sin embargo, la percepción de si es un problema o no puede variar según la perspectiva individual, puesto que también en el medio se encuentra la posible censura de la expresión artística.

Cuando hablamos de sexualización en series y películas, nos referimos a la representación excesiva o innecesaria de contenido sexual en los medios de entretenimiento. Esto puede manifestarse de diversas formas, como la objetificación de personajes, la exposición excesiva de cuerpos, la promoción de estereotipos de género, y la hipersexualización de situaciones o relaciones.

En cuanto a la objetificación, nos referimos a los casos donde a las personas (mayormente a las mujeres) se las reduce a a objetos sexuales, centrándose en su apariencia física en lugar de su personalidad o desarrollo de personaje. Su único objetivo en la trama es estar ahí y ser linda o generar atracción de otro personaje.

¿Por qué esto puede ser negativo? Pues la exposición continua del sexo en los medios puede influir en la percepción y comportamiento de la audiencia, especialmente de los jóvenes. Más adelante vamos a entrar en ejemplos más específicos para ver cómo esto se lleva a cabo en algunas series o películas a través de ciertos creadores. Por otro lado, la sexualización excesiva puede perpetuar estereotipos dañinos sobre los roles de género, como la idea de que las mujeres deben ser sexualmente atractivas y disponibles en todo momento. Otro ejemplo pueden ser los estereotipos de cuerpos, aquellos que están aceptados socialmente y los que son criticados. Por último, en el medio de la sexualizacion innecesaria también podemos encontrar la normalización de comportamientos no saludables a través de la representación excesiva de relaciones sexuales casuales o comportamientos irresponsables (o tóxicos) puede normalizarlos y no reflejar la realidad de las relaciones humanas.

Yendo a los ejemplos más específicos, uno de los más recientes que podemos encontrar es la Liga de la Justicia de Joss Whedon donde, a través de los planos del director y la representación del personaje de Wonder Woman, podemos ver cómo se utilizó a la heroína como un objeto de sexualizacion, algo que no había ocurrido para nada en su película en solitario que se estrenó un par de años antes.

Algo similar podemos apuntar en Transformers: Revenge of the Fallen. La película recibió críticas por la forma en que se retrataba a la protagonista femenina, Mikaela Banes (interpretada por Megan Fox), a menudo enfocándose en su apariencia física. Entendemos que a veces algunos personajes son eróticos y otros por naturaleza son atractivos, pero algunas escenas de la cinta son graciosas en cuanto a lo mucho que se esfuerzan para sexualizar al personaje.

Otro de los ejemplos que podemos darles en el cine es Spring Breakers, la película de 2012 dirigida por Harmony Korine presentó a un grupo de jóvenes que se involucraban en actividades ilegales durante las vacaciones de primavera y fue criticada por su sexualización innecesaria de los personajes femeninos. En este género de películas para adolescentes también es un peligro cuando se trata con personajes que claramente son menores, a pesar de que la trama no revela realmente su edad.

Por el lado de la televisión el caso más obvio es el de Game of Thrones, que tuvo una representación gráfica y frecuente de la sexualidad y la violencia. La sexualización de algunos personajes era innecesaria y constante, y tampoco podemos olvidar la gran cantidad de escenas de violación que tiene la serie, lo cual provocó una ola de críticas a medida que se hacía cada vez más popular.

Euphoria es otro proyecto que ha sido objeto de controversia debido a sus escenas de sexo explícitas y su representación de temas como las relaciones sexuales y las drogas entre adolescentes. También podemos salir de HBO y encontrarnos con Élite y Sex Education, las series de Netflix que utilizan los mismos recursos en sus tramas.

Más recientemente podemos mencionar a The Idol, la fallida serie de The Weeknd dirigida por Sam Levinson que fue masivamente criticada por su uso innecesario de escenas sexuales y un lenguaje explícito que no aportaba nada a la historia. De hecho, no fue sorpresa cuando HBO decidió cortar un episodio de su temporada y luego no renovó el show para una segunda temporada.

La sexualización en las series y películas puede abordarse de diversas formas, pero a esta altura hemos visto tanto contenido que cualquier espectador puede detectar cuando los creadores están usando a personajes como objetos o incluyen una escena sexual que no tiene lugar en la trama, lo cual nada tiene que ver con su intención artística.

La sexualización en proyectos audiovisuales es un tema recurrente, más que nada en la actualidad donde los límites se van corriendo cada vez más e incluso los vídeos musicales pueden ser sumamente explícitos. Los debates sobre la ética y la intención artística van a seguir existiendo en cuanto a estos tópicos, lo cual es necesario para delimitar hasta donde pueden llegar los creadores.

Más sobre Sexo

Últimos estrenos
JustWatch
Película - 1:33 horas
Telma: La Unicornio
Netflix
Serie - 8 episodios
El extraño retorno de Diana Salazar
Amazon Prime Video
Serie - 6 episodios
The Big Cigar: La gran fuga
Apple TV Plus
Serie - 3 episodios
99
Amazon Prime Video