No solo de pizza vive el hombre: historia y características principales del spaghetti western - Spoiler Time
Forma parte del Especial Spaghetti Western

No solo de pizza vive el hombre: historia y características principales del spaghetti western

Imagen principal de la nota
La influencia del spaghetti western para construir muchas de las historias en el cine que consumimos actualmente es patente.

El western fue, es y será uno de los géneros clave dentro de la industria cinematográfica, principalmente si a las décadas de 1930 y 1940 nos referimos. Ejemplo de esto es el hecho de haber popularizado el llamado plano americano (para que se hagan una idea, es aquel plano que muestra tres cuartos del personaje). ¿Su función? Mostrar cómo los protagonistas desenfundaban las armas para disparar… Aunque muchos teóricos del cine sostienen que era para ahorrar los costos en las botas de caña y espuelas, objetos clave en los vaqueros…

Sea como fuere, el western tiene mucho más por exponer, como el nacimiento de un subgénero que dio muchísimo de que hablar. El spaghetti western fue clave dentro de la industria y ha inspirado a grandes directores de la actualidad como John Woo, Johnnie To, Takashi Miike, Quentin Tarantino y Robert Rodriguez, entre otros.

El spaghetti western, hoy considerado muy importante para historia de la industria cinematográfica cine, no fue muy bien recibido en un comienzo. Nació siendo llamado western europeo, realizándose con un menor presupuesto al que se destinaba para las producciones western de Hollywood. Incluso muchas producciones estadounidenses eran rodadas en Italia por los bajos costos y doblaban al inglés para los actores italianos.

A partir de la década de 1960 se comenzó a acuñar el término spaghetti western de forma despectiva por parte de la crítica, todo porque la mayoría de las producciones se realizaban en Italia, aunque también hubo un desarrollo importante en España, trabajos que fueron bautizados como chorizo westerns.

Pero momento, algo o alguien, mejor dicho, sucedió de golpe: Clint Eastwood. El icono del cine comenzó a su magnífica carrera en los spaghetti westerns, y a partir de ahí no hubo marcha atrás. Su figura, catapultada por la genialidad del director Sergio Leone, causó el éxito a nivel mundial.

Por un puñado de dólares (1964), producción italo-hispano-germana, empezó todo. Se puede decir que Leone fue el precursor y es innegable su influencia, sobre todo por la que se considera la película clave dentro de este subgénero: El bueno, el feo y el malo (1966). Pero Leone no fue el único director que se destacó, otros fueron clave: Sergio Corbucci, quien dirigió otros éxitos como Django (1966) y después con El gran silencio (1968); Sergio Sollima con obras como El halcón y la presa (1966) y Cara a cara (1967).

Es de suponer que el spaghetti western y el western comparten ciertas característica, pero la realidad es que el primero siempre presentó una visión mucho más cruda del Lejano Oeste, además de centrarse en la representación del antihéroe, a diferencia de la visión del western Hollywood, un entretenimiento familiar como lo que se veía en las producciones de John Wayne. Paso a explicar. Al ser una visión mucho más cruda de la vida misma, la violencia en el spaghetti western es mucho más excesiva. La simbología también era muy distinta. Por ejemplo, en los westerns estadounidenses los héroes y villanos se distinguían por los colores de su sombrero. En cambio, en los spaghetti westerns no había tal distinción, al contrario, podríamos hasta decir que la figura del antihéroe como protagonista comenzó en esta época. Los protagonistas tenían un estilo mucho más descuidado que los héroes de los westerns tradicionales; es lógica en la construcción que realizaban de los antihéroes.

Otra característica fundamental de los spaghetti westerns es que la figura de los nativos americanos no era la de los villanos de la historia, esto muy pocas veces ocurría. Por último, en su mayoría se nos presentaban historias sobre cazarrecompensas, venganza y además se postulaban ciertos posicionamientos políticos. Y es que, al final de cuentas, a diferencia de lo que sucedía en Hollywood, en los spaghetti westerns las historias de liberación sobre grupos oprimidos por los poderosos de la época era moneda corriente.

Si bien en la actualidad el spaghetti western no es de los géneros más explotados, si fue clave en muchos de los grandes directores de la actualidad como mencionamos al comienzo del artículo. Su influencia en cómo construir muchas de las historias en el cine que consumimos actualmente es patente. Hay que celebrarlo.

🙂

Más sobre Spaghetti Western

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Película -
Ultraman: El ascenso
Netflix
Serie -
De campamento con Snoopy
Apple TV Plus
Película -
Brujería
Amazon Prime Video
Película -
Power of the Dream
Amazon Prime Video